Regional

Oferta educativa en Guanacaste todavía se concentra en carreras tradicionales

This post is also available in: English

Si usted está leyendo este artículo y está por elegir una carrera universitaria en Guanacaste, muy probablemente tiene turismo, administración, educación o derecho en su lista de opciones.

Es comprensible. Según el IV informe del Estado de la Educación, que este año trae un capítulo especial para la región Chorotega, las mencionadas arriba son las carreras que ofrecen la mayoría de las universidades de Guanacaste, tanto públicas como privadas.

Nos acostumbramos a verlas como las carreras a las que deben aspirar los guanacastecos si quieren tener un trabajo fijo, pero ¿cuán estratégico es esto si pensamos en el futuro de la región? No tanto.

En algún momento, estas carreras respondieron a las exigencias del mercado laboral y a las características propias de la provincia, como la gran cantidad de turistas que la visitan cada año, pero hoy ya son insuficientes para potenciar un cambio en el modelo de desarrollo de Guanacaste.

No es que el turismo se vaya a acabar, pero aumentar el talento en tecnología y en innovación podría traer mejores réditos en el combate a la pobreza de la provincia, que alcanza cifras más altas que el promedio del país (un 23,6% frente a un 20,5% según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC))

“El empleo sigue siendo escaso y de baja calidad, los niveles de pobreza continúan y la gente sigue migrando a San José, lo que evidencia que lo que estamos ofreciendo en la zona, en su conjunto, no es lo adecuado”, argumenta el rector de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), Luis Guillermo Carpio.

“No es hablar solo de turismo, sino de turismo tecnológico, o de solo administrar una finca, sino de cómo la tecnifico”, dice el director de la universidad Invenio, Henry Segura.

Algunos guanacastecos ya comenzaron a romper el molde sin saberlo.

Tracy Villafuerte, de 30 años, recuerda que al salir del colegio iba a estudiar turismo. Tenía un nivel de inglés muy bueno y sabía que con el manejo de un segundo idioma y estudiando esa carrera, que era “el boom”, podía encontrar trabajo más fácil.

Pero algo pasó: como era buena en mate, sus profesores le sugirieron estudiar informática, una cosa totalmente desconocida para ella. Investigó al respecto y descubrió que el tema de la tecnología podía convertirse en su pasión, entonces entró a la carrera de Informática Empresarial en la sede de Liberia de la Universidad de Costa Rica.

Hoy se dedica a realizar pruebas de software en la empresa de ingeniería Avantica, instalada en Liberia desde hace cinco años.

No tan mal, pero…

Las universidades muestran esfuerzos incipientes para aportar a esa transformación en la provincia, señala el informe del Estado de la Educación. Las ingenierías y hasta las ciencias ambientales aparecen en los planes de estudio de las carreras universitarias.

No es que Guanacaste lo venga haciendo tan mal. De hecho, según el informe, la región Chorotega es, entre las regiones periféricas, la de mayor cobertura y oferta académica.

Cuatro de las cinco universidades públicas existentes a nivel nacional tienen presencia en la provincia: UNA, UNED, UCR y UTN.  También están presentes ocho instituciones universitarias y parauniversitarias privadas.

Según el informe, la tarea más importante de la provincia está en contribuir al surgimiento de nuevas carreras en áreas estratégicas de producción, que a su vez incrementen las oportunidades económicas para la población local. Los líderes de varias universidades coinciden.

El director del campus de la universidad empresarial Invenio, Henry Segura, fundada en Cañas en 2013, cree que la provincia aún debe proyectarse en el largo plazo.

“La oferta académica actual de la provincia no da para una transformación productiva. Hay que entender que la decisión que tomamos hoy en educación tiene efecto a 10 años plazo”, sostiene Segura.

De hecho, su universidad es la propuesta más fresca que tiene la provincia, pues ofrece programas de operaciones y mantenimiento de sistemas de energías renovables e Ingeniería Mecatrónica.

Para llegar a determinar qué carreras debían ofrecer, Invenio desarrolló, en colaboración con Cinde y Procomer, un análisis de las necesidades de la zona.

De acuerdo con el informe, más allá de Invenio, solo la UCR hace este tipo de análisis a profundidad para definir sus carreras. Allí es donde hay más trabajo por hacer.

Carpio, el rector de la UNED, está de acuerdo con que la oferta académica en Guanacaste debe ser sometida a revisión y replantearse, de ser necesario.

“La provincia apostó en algún momento todo al turismo y con la crisis (2008-2009) quedó demostrado que era un error”, dijo. Educar más a la población en emprededurismo debería ser un paso a seguir, agregó.

El informe también destaca la generación de una oferta académica exclusiva para la provincia como un punto alto.

Como ejemplos resaltan la carrera de Ingeniería Hidrológica que abrió la UNA en 2016 y la licenciatura en Ingeniería Agronómica con énfasis en riego y drenaje (con diplomado en producción agropecuaria bajo riego) de la UTN.

Más inversión, más trabajo

¿De qué sirve una abundante oferta de carreras universitarias y educar en nuevos campos si esa mano de obra calificada termina desplazándose, mayoritariamente, hacia la región Central?

Ahí entran al escenario otros actores como el Gobierno y las empresas.

Guanacaste es señalada como una provincia con un alto potencial para la generación de empleo y con altas capacidades de desarrollo, solo que la inyección de inversión no llega a la velocidad que se necesita.

Lea: Guanacaste comienza a explotar su sexappeal tecnológico

Aunque las zonas francas atraen buena parte de la inversión a Costa Rica, Guanacaste está prácticamente fuera del modelo, con solo un 1% de participación.

“Puede existir un plan país que diga qué se quiere para Guana, pero no se ejecuta. Tiene que existir un mayor consenso a nivel de la provincia donde se involucren municipalidades, sector productivo y educativo. Hay que plasmar ese plan estratégico”, dijo el directivo de Invenio.

En definitiva, el desafío de asegurar la pertinencia de la oferta académica para las necesidades locales y la demanda del mercado laboral requiere mayor comunicación y coordinación entre las instituciones de educación superior y las entidades y empresas que desempeñan un papel protagónico en la región Chorotega.

La provincia saca la tarea, pero no con la mejor calificación.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios