Vida y salud

10 consejos simples para mejorar la salud digestiva

This post is also available in: English

En el cuerpo humano, el sistema digestivo conforma una red extraordinaria de órganos y procesos que trabajan juntos para convertir los alimentos en nutrientes y energía. Cuando su sistema digestivo no funciona de forma óptima la absorción de nutrientes puede verse comprometida, provocando una serie de síntomas que incluyen reflujo ácido e indigestión, teniendo además un impacto directo sobre su estado general de salud, incluyendo el sistema inmunológico y nervioso. Para mejorar su bienestar físico, mental y emocional, es fundamental comenzar por conectarse con su sistema digestivo para asegurar que esté funcionando lo mejor posible.

  1. Maneje el estrés efectivamente. Investigaciones han demostrado que el tracto gastrointestinal responde negativamente ante el estrés. Una forma de manejar el estrés es reservar tiempo suficiente para las comidas, manteniendo las distracciones emocionales y ambientales a un mínimo. Apague el televisor y concéntrese en los alimentos que va a comer.
  2. Aumente su consumo diario de agua y agréguele sal marina. Al no beber suficiente agua, nuestro cuerpo puede deshidratarse fácilmente, especialmente en esta época del año en Guanacaste. Aumentar su ingesta de agua también ayuda a combatir el estreñimiento y hace que todo fluya sin problemas. Añada una pizca de sal marina sin refinar al agua filtrada para aumentar también su ingesta de minerales. El magnesio es un mineral esencial para una buena digestión, además de ayudar al calcio a hacer su trabajo en nuestro organismo. 
  3. Ponga en práctica la alimentación consciente. Un estudio piloto de la Universidad Estatal de Indiana encontró que poner en práctica una alimentación consciente, prestando atención al sabor de los alimentos y estando presente mientras come, ayuda a disminuir la ingesta compulsiva de un promedio de cuatro atracones a uno y medio por semana.

 4.  Realice actividad física. El ejercicio es fundamental para el buen funcionamiento del sistema digestivo, aumentando el flujo sanguíneo a todos los órganos y estimulando la     musculatura del tracto gastrointestinal. Además, la actividad física ayuda a equilibrar el ánimo, lo que a su vez equilibra el apetito y disminuye la necesidad de comer en exceso para calmar las emociones. Realice al menos 30 minutos de ejercicio al día.

 5. Ingiera grasas saludables. Elija fuentes saludables de grasa como el aceite de coco, aceite de oliva y mantequilla en lugar de margarina o los aceites vegetales refinados.

 6. Tome caldo hecho en casa. El caldo es un alimento sumamente rico en nutrientes y minerales, cuenta con gelatina que alivia el intestino y dos aminoácidos esenciales para la función intestinal: prolina y glicina. El caldo es rico en gelatina natural, que es como oro para el tracto gastrointestinal. Al consumirlo junto a otros alimentos puede ayudar a aumentar la absorción de nutrientes.

 7. Complemente su alimentación con probióticos. Tome un suplemento con probióticos, agréguelos a alimentos fermentados o ingiera alimentos que contengan probióticos como el yogur natural. Los probióticos cuentan con múltiples cepas de bacterias beneficiosas que se encuentran en el tracto gastrointestinal de los humanos. Pueden ayudar a aliviar muchas afecciones digestivas y son especialmente importantes para aquellos que no fueron amamantados en la infancia.

 8. Limite el consumo excesivo de alimentos fritos y procesados, alcohol y azúcar. Tanto los alimentos fritos como altos en grasas pueden afectar al estómago, provocando reflujo ácido y gastritis. El alcohol también puede inflamar la mucosa gástrica, afectando la función de ciertas enzimas y previniendo que los nutrientes se absorban adecuadamente. Mantenga el consumo de alimentos azucarados y bebidas gaseosas a un mínimo, en especial las bebidas con cafeína, que son dañinas para todos pero sobretodo para las personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) y otros trastornos digestivos.

 9. Elija alimentos ricos en fibra y proteína. Prefiera una mezcla de proteínas de origen animal y no animal. Agregue linaza molida a otros alimentos e ingiera granos enteros y no refinados. Los frijoles negros, lentejas, pasas, mango, almendras y nueces son excelentes opciones, ricos en minerales y nutrientes necesarios para una buena digestión.

 10.Experimente con ciertas combinaciones de alimentos. En algunas personas, el consumir ciertos alimentos a la vez irrita su digestión y exacerba los gases y la hinchazón. Por ejemplo, por el tiempo que toma digerir distintos tipos de alimentos, comer frutas con granos o proteína de origen animal como la carne de res puede exacerbar el gas y malestar intestinal en personas con un sistema digestivo sensible. Intente comer frutas 10 a 20 minutos antes de comer granos y proteínas de origen animal para una salud digestiva óptima.

 

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios