Regional, Nicoya, Entretenimiento

Agujas y tintas hicieron magia en el Nicoya Tattoo Fest 2014

This post is also available in: English

Cuatro artistas nacionales rompieron con la rutina de este fin de semana en Nicoya, pues tomaron pieles como lienzos y expusieron su talento en el Nicoya Tattoo Fest 2014.

La actividad, que se realizó por primera vez en la región, se realizó en la zona de arte del restaurante de Casa Jungla y reunió a unos 50 visitantes del Valle Central y de la zona de Guancaste.

El festival fue una iniciativa de Luis Salazar, vecino del barrio La Cananga, y quien trabajaba como perforador en San José. “La gente me ve todo tatuado y siempre me preguntan quien me tatúa, de ahí surgió todo”, dice Salazar. El “perforador” es aquel que hace body piercing o perforación corporal.

Aunque las ganas eran las mismas, cada uno de los artistas del evento ofreció su propio estilo y técnica.

Para Samuel Obando de 24 años y tatuador de San Isidro de Heredia, su estilo está en crecimiento, pero su línea se mantiene en el “neorealismo” caracterizado por verse como un dibujo con líneas delgadas, profundidad e influencias de otras técnicas plásticas como la pintura al óleo ó acrílico

Por otro lado el tatuador nicoyano Jorge Arturo López , conocido como Zamo, tiene un año de estar marcando su propio estilo tanto en San José como en su cantón. Según asegura el organizador del evento, es uno de los tatuadores más reconocidos de esta región.

Zamo es buscado para crear piezas grandes al estilo de la “nueva escuela” (newschool) con mucho detalle, colores contrastados y brillantes.

Los asistentes tuvieron la oportunidad de ver en vivo el paso a paso del tatuaje. Evans Jiménez estuvo bajo la aguja de Zamo durante tres horas y considera que el trabajo de estos artistas está desvalorizado en Guanacaste, “Es un trabajo honrado con años de trascendencia, el arte de tatuarse tiene un valor que no se expresa en un papel” dice.

Tanto López como Obando, Salazar y Agüero afirman que la cultura del tatuaje está estereotipada y discriminada. “ la gente muy tradicional piensa que solo por tener tatuajes uno es un bicho raro” dice Agüero.

Los artistas que visitaron Nicoya este fin de semana han desarrollado la habilidad desde niños y esa creatividad tan despierta es con lo que respaldan la cotización de sus honorarios. 

El dibujo es algo que practican desde niños, algunos copiando a sus caricaturas favoritas de la televisión. Para algunos tatuar es su subsidio, para otros es un antes y un después, pero ante todo es una pasión.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios