Regional

Arroceros preparan terrenos sin miedo a El Niño

This post is also available in: English

El sector agrícola y ganadero tendrá un alivio este 2016 después de dos años de recibir un fuerte golpe económico por la sequía, pues a partir de junio, la época lluviosa volverá a la normalidad según el Instituto Meteorológico Nacional (IMN). Con ello, se espera que se reactive la actividad productiva en estos sectores.

A pesar de que no han sido constantes, desde a mediados de abril la provincia guanacasteca comenzó a recibir los primeros aguaceros.

Bernard Stool, experto del IMN, dijo que el fenómeno el niño desapareció y se esperan lluvias normales al menos por los siguientes dos meses. Sin embargo, la temporada de huracanes podría provocar fuertes precipitaciones en los meses de septiembre y octubre.

“Ya salimos del fenómeno del niño, excepto algunas temperaturas que se mantienen un poco altas pero ya van desapareciendo”, comentó Stool. El especialista dijo que los niveles máximos normales en Guanacaste no superan los 300 litros por metro cuadrado, pero debido a la influencia de algunas tormentas tropicales y el fenómeno de La Niña, las lluvias sobrepasarían esos parámetros.

La falta de lluvias en Guanacaste puso al borde de la quiebra a muchos agricultores y productores ganaderos de la zona. Solo el sector arrocero reportó pérdidas entre el 2014 y el 2015 de ¢2.000.000.000,  mientras en el sector ganadero las pérdidas superan los ¢11.000.000.000 debido a la muerte de ganado, pérdida de peso por falta de alimentos y reducción en la producción de leche y carne, según datos proporcionados por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE)

 

 

Minor Barboza, director ejecutivo de la Corporación Arrocera, se mostró optimista con el panorama de lluvias que anuncian los expertos para este año, en donde los más de 400 productores arroceros de la zona podrán cultivar sin temor a la sequía.

Barboza explicó que los más beneficiados serán los productores que no tienen sistemas de riego, que son de Nicoya, Santa Cruz, Filadelfia y Nandayure.

Para este año, la CNE destinó más de ¢5.000.millones en insumos entre 6500 productores perjudicados por la sequía. Entre los insumos se han entregado herramientas agrícolas, melaza, paca, concentrado, plásticos para ensilaje, picadoras de pasto, maquinaria para ensilaje. En el segundo semestre se prevé entregar alrededor de ¢407.000.000 en semilla, lo cual favorecería a 1500 pequeños agricultores.  

Esta será la última ayuda que se le dará a los productores por parte de la CNE como parte de la declaratoria de emergencia del Gobierno para atender la sequía, confirmó Ever Cordero, encargado de comunicación.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios