Regional

“Así no se puede trabajar,” Julio Viales, director regional del MOPT

This post is also available in: English

Las rutas de Guanacaste son famosas, pero no por su belleza o diseño, como lo es el resto de la provincia, sino por sus huecos, malas señalizaciones y accidentes de tránsito. Guanacaste es la provincia que recibe la mayor cantidad de visitantes del país, con un aeropuerto internacional que crece día a día y con pobladores que viven esperando recibir lo que bien se merecen: buenas carreteras. La Voz se entrevistó con Julio Viales Padilla, Director Regional del MOPT, para poder comprender mejor porque la provincia no cuenta con mejores rutas.

En la entrevista, Viales, de 51 años de edad, dice sentirse frustrado y sufrir por no poder darle a los guanacastecos las carreteras que necesitan. Nos cuenta de las muchas dificultades que maneja a lo interno el Ministerio de Obras Públicas y Transportes en Guanacaste, se defiende de las críticas por el trabajo hecho en la ruta 160 y cree que los ingenieros de hoy no son lo que eran los de ayer. Aquí les presentamos un resumen de la entrevista.

¿Por qué está usted trabajando con la maquinaria del MOPT en la ruta 160 cuando es potestad del CONAVI al ser ruta nacional?

Todo se inició porque hubo un decreto de emergencia por un recurso de amparo que interpuso uno de los vecinos contra CONAVI (Consejo Nacional de Vialidad).  Y a mí me solicita [Pedro Castro] que intervenga porque el polvo y el problema de salud es grande. CONAVI le dice a don Pedro que se necesitan por lo menos 500 millones a invertir colocando una base de 30 centímetros para luego colocar una carpeta encima para así tener cierta capacidad estructural en las zonas urbanas, sin embargo no hubo manera de gestionar los 500 millones.  Los fondos solicitados  estaban en CONAVI como un residuo presupuestal de fin de año, sin embargo CONAVI también tenía el problema de la ruta 21 en el tramo de Nicoya hacia las vueltas de Nambí, entonces ese presupuesto no se pudo dar a la 160 sino que fue a la ruta 21.

El proyecto pasó a ser lo que hicimos. No me dieron material de base, no me alquilaron la maquinaria que ellos me dijeron que iban a alquilar y me dejaron el problema a mí. Entonces al final estabilizamos 5 centímetros en lugar de 30 y logramos meter una carpeta de 1 a 2 centímetros para sostener y sellar el material que habíamos metido ahí.

¿Existieron alguna vez los $70 millones que prometieron anteriores jerarcas del MOPT?

Sé que hubo promesas no en el sentido de que estaba la plata, sino en el sentido de que se iba a tramitar el proyecto, que es un proyecto muy grande, son 37 kilómetros. Es un sector donde hay que hacer muchas sustituciones de suelo, de arcillas expansivas, no es un territorio apto para hacer carreteras por lo que es bastante caro. Ese dinero nunca existió porque primero hay que hacer un trámite para solicitar un empréstito.

¿Entonces nunca se tramitó al BID (Banco Internacional de Desarrollo)

No se tramitó. No se puede tramitar si primero no están los requisitos. El BID va a pedir que estén los diseños, que estén los derechos de vía ya aportados al proyecto, que haya voluntad política. El BID no se va a arriesgarse a financiar un proyecto sino está primero bien planteado en sus partes iniciales.

Muchos dicen que se acabaron los ingenieros buenos en el MOPT, quienes hicieron las primeras carreteras en el país. ¿Está de acuerdo con esa opinión?

Sí. Uno de los últimos fue don Rodolfo Méndez Mata. Que incluso llegó a ser ministro del MOPT. Los ingenieros buenos no existen, lo que si existen son buenos resultados y la capacidad para llevar a buen término un proyecto.

¿Entonces los ingenieros del MOPT y CONAVI no están preparados para ejercer sus funciones?

Hay profesionales bastante buenos. Lo que pasa es que no tienen la experiencia en carreteras. La educación en el tema carreteras es muy deplorable. La verdadera escuela de carreteras de este país es el MOPT. Antes para ser director regional uno tenía que pasar por laboratorio, diseño de vías, por diferentes departamentos para que uno tuviera un conocimiento amplio y ya después lo mandaban al campo a construir como director regional o como director de proyectos. Eso se perdió. El MOPT se fue haciendo muy grande. En algunas municipalidades hay ingenieros que ni siquiera saben ubicar una estructura, es increíble. Muchos de estos muchachos están aprendiendo de los inspectores municipales y los inspectores municipales ya de por si tienen muchas limitaciones.

La gran mayoría de candidatos a la presidencia ha dicho que eliminarían al CONAVI. ¿Es esa la solución?

Yo no creo que puedan eliminar el CONAVI, porque el CONAVI ha estado en estos últimos años sacando empréstitos para financiar sus proyectos en base a futuros presupuestos. Ellos han gastado la plata ahora y la están pagando con empréstitos de aquí a cinco años. Estos señores [los candidatos] no lo pueden cerrar porque hay que seguir pagando los préstamos.

¿Entonces está de acuerdo con las concesiones?

Sí, estoy de acuerdo pero que se hagan en un marco de unión entre empresa pública y privada. Cuando esa unión se rompe es cuando empiezan los problemas. La privatización de servicios sola no ha funcionado, pero tampoco solo la empresa pública porque nosotros tenemos muchas limitaciones.

¿Cuál es la cantidad de presupuesto que le asigna el MOPT a Guanacaste por año?

Ninguna. Yo lo que hago es la solicitud de materiales y equipo. En realidad la regionalización de Obras Publicas nunca ha existido ni existe. Porque en el momento en que una macro región (Guanacaste) no tenga su propio presupuesto, entonces no es región, porque cuando se nos limita los recursos yo tengo que quedarme callado mientras que si yo tuviera asignación presupuestal yo podría hacer los movimientos, por ejemplo en contratación de personal. Casi todo el personal del MOPT en  Guanacaste fue contratado en los gobiernos de don Pepe Figueres y Daniel Oduber. En los últimos cinco años se ha pensionado un 30% de ese personal y esas plazas se pierden porque no se pueden volver a contratar porque yo no manejo plata para hacerlo.

¿Con cuanta maquinaria dispone?

En el 2002 tenía 27 vagonetas, hoy tengo solo 10 vagonetas, de las cuales funcionan 6 u 8. Tengo una planta de asfalto de modelo 1958.Es más vieja que yo, no sé cómo funciona todavía. Tengo una niveladora, en el 2002 tenía 5. Tengo dos tractores, en el 2002 tenía 7. En el 2002 tenía tres cuadrillas de bacheo hoy no tengo ni una.  Nosotros hacemos 60 kilómetros de asfaltado al año, aunque usted no me lo crea. Lo que pasa es que Guanacaste es demasiado grande. El mantenimiento se lo dejo a las municipalidades porque no tengo cuadrilla de bacheo.

¿Se puede trabajar así?

No. Es muy difícil. Sufro mucho porque las comunidades no están recibiendo el servicio que deberían recibir porque han dejado que la institución se vaya cayendo y se está haciendo pedazos, y eso no es nada bueno para nadie.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios