Comunidad

AyA interviene Asadas de Marbella en Santa Cruz y definirá su futuro en enero

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), está interviniendo la Asada Posada del Sol y la Asada de Marbella en Santa Cruz, para decidir en enero si continúan administrando el agua de la comunidad. 

El AyA revisa libros de actas, libros contables, capacidad operativa y técnica de los acueductos, estados financieros y activos de las Asadas, según detalla el plan interventor con fecha del pasado 31 de octubre.  

La institución designó un equipo de funcionarios a cargo de realizar estas acciones.

El equipo interventor está compuesto por la representante de la subgerencia de sistemas comunales, Cecilia Martínez, la funcionaria de la subgerencia de sistemas periféricos, Natalie Montiel, el director jurídico de la institución, Rodolfo Lizano, y la gestora ambiental Viviana Ramos.

 

 

Rodolfo Lizano afirmó que el objetivo principal de la intervención es garantizar un adecuado manejo del recurso hídrico para el consumo humano en Marbella y sentar responsabilidades en caso de existir irregularidades.

Si hay alguna irregularidad administrativa, penal o civil, nosotros tenemos la obligación de denunciarla a las autoridades. Sea quien sea”, señaló Lizano.

Resultados en enero

El AyA comunicará los resultados de la intervención de las Asadas en la segunda quincena de enero del 2019, según detalla el plan interventor.  

El vicepresidente de la Asada de Marbella, Carlos Espinoza Gutiérrez, dijo que desde el inicio de la intervención no pueden girar cheques, hacer movimientos de caja chica, ni gestionar nuevos servicios de agua potable.

[El AyA] nos ha visitado dos veces y está revisando las actas, facturas y verificando los dineros que hay en la cuenta de la Asada”, informó Espinoza.

El administrador de la Asada Posada del Sol, Abundio López dijo que el AyA también ha realizado visitas a la oficina de la asociación y se ha llevado documentos para supervisar su operación.   

Si el AyA termina por demostrar que las asadas no cumplen con las evaluaciones, removería las asociaciones. La institución pasaría a administrar ella misma los pozos y la prestación de servicio de agua potable en Marbella.

Asadas bajo lupa

La Voz de Guanacaste publicó en octubre del 2017 la doble función que ejerce Jeffrey James Allen, como presidente de la Asada Posada del Sol, y a la vez como uno de los desarrolladores urbanísticos de Marbella.

Aunque no es ilegal tener ambos roles, sí preocupaba a algunos de los vecinos. Uno de ellos, Matt Banes, ha denunciado en varias ocasiones ante este medio que James ejerce el control de una parte del agua en Marbella.

La Junta Directiva del AyA confirmó la preocupación del vecino. En un acuerdo del pasado 5 de octubre señaló que el acueducto Posada del Sol fue construido para abastecer con agua de la comunidad a los proyectos urbanísticos privados, Posada del Sol, Lomas de Marbella, Vista Bella y Ruta del Sol, todos promovidos por Allen.

AN-2018-0322

El documento añade que la Asada Posada del Sol no tiene una concesión de agua aprobada por el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y que, sin embargo, ha otorgado servicios de agua potable. La asociación tampoco es sostenible financieramente, indicó la junta directiva.

El AyA también señaló una mala administración de la Asada de Marbella. Como prueba de ello existe una constancia de capacidad hídrica que emitió esta asociación en el 2013 a favor del residencial Lomas del Sol.

AN-2018-0323

La Asada luego otorgó una constancia de agua potable en el 2015 al condominio Lomas del Sol. Acueductos y Alcantarillados afirmó que estas constancias son ilegales debido a que no cumplen con lo establecido en los reglamentos para las Asadas y servicios del AyA.

La Asada de Marbella al aprobar estos documentos a favor de Lomas del Sol, permitió que se construyera un acueducto y se prestara un servicio de agua potable ilegal, comprobó el AyA.  

La asociación incluso suscribió en el 2013 un convenio con el desarrollador de Lomas del Sol, Antonio Marvez, para ayudarle a inscribir un pozo ilegal. 

La junta directiva del AyA afirmó que dicho trámite no le correspondía hacerlo a la Asada sino al desarrollador y que el convenio nunca fue presentado al AyA para su análisis y aprobación.

Sumado a esto, la Asada de Marbella reportó deficiencias en la red de distribución del acueducto y poca capacidad hídrica en los pozos en los últimos años, indicó Lizano del AyA.

 

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios