Vida y salud, Salud, Publireportaje

Bájele el ritmo a la sal

This post is also available in: English

¿Se ha preguntado alguna vez cuánto está consumiendo de sal? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo recomendado para un adulto es ingerir cinco gramos diarios en promedio, pero muchos, sin querer o sin saber, se pasan de la cuota.

Cinco gramos de sal por día equivalen a más de dos gramos de sodio al día, lo que clasifica como un elevado consumo de sodio, posibilitando el desarrollo de hipertensión arterial y aumentando el riesgo de cardiopatías o accidentes cerebrovasculares.

La sal es la principal fuente de sodio en nuestra mesa, por lo que reducir su consumo se considera una de las medidas más eficaces para mejorar la situación sanitaria de la población.

Por eso, acá le damos algunos consejos que puede aplicar en su día a día.

1. No consuma alimentos procesados. Estos alimentos tienen un alto contenido de sal usada para prolongar su vida útil.

2. Reduzca el uso de condimentos como el ketchup, y de ser necesario reemplácelos por otros más naturales como la mostaza y el jugo de limón.

3. Observe detenidamente las etiquetas de los alimentos y productos alimenticios en el momento de hacer las compras. Incluso los dulces pueden contener altos niveles de sal.

4. Toda la sal que consumamos debe ser enriquecida con yodo o de origen marítimo natural. El yodo se añade a la sal para cubrir las deficiencias nutritivas de la dieta moderna, y su consumo optimiza las funciones mentales y ayuda a un desarrollo sano del cerebro del feto y niños.

5. Use frutas y verduras frescas en vez de en conservas o en frascos.

6. No prefiera alternativas de comida rápida, que tienden a contener una alta proporción de sal; elija opciones más saludables como ensaladas o alimentos menos procesados y con alto contenido de vegetales.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios