Regional

Basura de Liberia seguirá viajando a Miramar por ¢32 millones mensuales

Desde el 2015, Liberia  tuvo que afrontar el cierre técnico del vertedero de basura y aunque la Muni tiene varios planes, por ahora seguirá enviando los desechos a Miramar.

Mensualmente, Liberia lleva  más de 2.000 toneladas  de restos a la empresa Tecnoambiente, ubicada en Miramar de Puntarenas. Esto le cuesta a los liberianos, al menos en el corto plazo unos ¢32 millones mensuales, según datos del Departamento de Gestión Ambiental (es decir, ¢4.000 por familia al mes).  

La segunda opción que se contempla en Liberia,  tiene que ver con la construcción de celdas en el actual vertedero de Liberia (el cierre técnico inició en 2015), para depositar los residuos que no estén enterrados y compactados, por lo que el alcalde liberiano pretende sacarle provecho a algunos de estos espacios y utilizarlos para depositar parte de los residuos que se generen durante ese periodo.

Eugenio Androvetto, director de Protección al Ambiente Humano del Ministerio de Salud, indicó que si bien este proceso es válido, la municipalidad deberá tramitarlo con los permisos de impacto ambiental de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) y el Ministerio de Salud.  

“Hacer una celda es básicamente abrir una zanja en el vertedero. Si él (el alcalde) quiere construir una celda él puede hacerlo siempre que cumpla con todos los permisos de SETENA y Ministerio de Salud”, aclaró Androvetto.

Una opción más lejana es la compra de un terreno para colocar un nuevo relleno sanitario. Sin embargo, él mismo alcalde Viales  reconoce que esta opción es más una intención que un plan concreto.

Finalmente, la última alternativa que contempla la muni es llevar los residuos a la planta de gasificación que pretende construir Coopeguanacaste en el cantón de Carrillo.

El anterior alcalde liberiano Luis Gerardo Castañeda y el concejo municipal pasado se comprometieron a aportar entre 80 y 90 toneladas diarias de desechos para este proyecto, que se encuentra a la espera de contar los permisos ambientales de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA).

Sin embargo, el alcalde actual considera que este proyecto está lejos de concretarse. “Si se da el proyecto con Coopeguanacaste creo que iniciará hasta el 2020”, calculó Viales.

Por otra parte, la promesa del alcalde Julio Viales de construir una planta de tratamiento de residuos sólidos en Liberia, quedó descartada. Su respuesta, después de pasar cuatro meses en la municipalidad, es: no hay plata.

“Una planta de tratamiento cuesta $70 millones y actualmente la muni no tiene ese dinero”, dijo el jerarca.

Cierre técnico es necesario  

Desde finales del 2015, Liberia carece de un sitio para depositar sus residuos, debido al cierre técnico ordenado en reiteradas ocasiones por el Ministerio de Salud, pues el sitio ya había cumplido su vida útil.   

Eugenio Androvetto, explicó que el cierre técnico de un vertedero consiste en compactar y tapar los residuos para no contaminar el ambiente, así como recolectar los lixiviados (líquidos residuales) para ser tratados.

La municipalidad de Liberia estima que el costo para continuar con el cierre técnico es de unos ¢120 millones y estaría lista para finales de este año o a inicios del 2017.  

Regidores quieren nuevo relleno sanitario y más reciclaje

Al menos dos regidores del concejo municipal creen que Liberia debe tener un nuevo vertedero junto a un plan que incentive el reciclaje y la reutilización de los residuos sólidos del cantón.

“Creo que debe darse la compra de un terreno para la compra de un vertedero especializado, moderno y con todas las de la Ley”, dijo Juan Eduardo Flores Cerdas, presidente del concejo liberiano, y agregó “Debería haber más posibilidades de reciclaje, apoyar al centro de acopio es una buena idea”,

De igual opinión es el regidor Miguel Ángel Morice Marenco quien apoya la compra de un nuevo terreno para construir el nuevo vertedero y colocar más basureros en la ciudad para la separación de los residuos.   

“Me preocupa que en el plan anual operativo de la unidad de gestión ambiental no venga la colocación de basureros para incentivar el reciclaje. Antes Liberia era una de las ciudades más limpias del país, ahora es una de las más sucias”, comentó Morice.

Por otro lado, Augusto Otárola, encargado del departamento de gestión ambiental de la municipalidad liberiana, indicó que el reciclaje si está incluido dentro de los planes de la unidad de gestión ambiental.

“Desde el departamento ambiental ya se cuenta con un centro de acopio. para ello tenemos el servicio de recolección separada y comercialización de los materiales. Además, de un proyecto de educación ambiental con énfasis en manejo de residuos sólidos”, explicó Otárola.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios