Sucesos

Cada 2 días una casa es robada en el cantón de Nicoya

This post is also available in: English

Durante el transcurso de este día y parte de mañana los ladrones ingresaran a una propiedad nicoyana para sustraer sus bienes.
Probablemente dicha propiedad estará ubicada en la zona costera o cercana a ella, y es posible que la victima sea un turista extranjero y que el siniestro se realizará en horas de la noche. Además, es casi seguro que una vez efectuado el siniestro; la victima no denunciara el delito.
Dicho panorama es una interpretación de las denuncias recibidas por la oficina del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) durante el 2012 en el cantón de Nicoya.
Según esos datos, a lo largo de ese año se registraron un total de 173 denuncias por robo de vivienda más 4 por asalto a vivienda. De esa primera cifra 102 se efectuaron en el distrito central de Nicoya, 32 en Nosara y 21 en Samara, las restantes 18 corresponden a los distritos de Belén de Nosarita, Mansión, Quebrada Honda y San Antonio.
No obstante tales “números oficiales” no reflejan la totalidad de abusos perpetrados en las viviendas. Así lo explicó Luis Eduardo Jiménez Ruiz, director de la oficina del OIJ en Nicoya, quien afirmó que además de esas 173 denuncias se le debe agregar un 40% adicional, es decir unos 88 casos más, los cuales no son denunciados formalmente por las personas que sufren daños en sus bienes.
Jiménez denominó a ese 40% como una “cifra negra” la cual no queda contabilizada en el papel, ni en los registros del OIJ pero que incide en la percepción real de la inseguridad ciudadana.
La razón según Jiménez es que muchas de esos robos ocurren en propiedades donde viven turistas extranjeros las cuales en muchos casos son rentadas, principalmente en comunidades costeras como Nosara y Samara.
De acuerdo al OIJ es la tarde-noche el horario más común en que se realiza el ingreso ilícito a las viviendas, pues “las personas salen a comer y es ahí cuando entran los ladrones”, comentó Jiménez.
Otro punto que destacó Jiménez Ruiz fue que muchas de estas edificaciones son de lujo y se encuentran ubicadas en sitios poco iluminados y aisladas de otras viviendas por lo que los delincuentes pueden ingresar con un grado importante de facilidad y tranquilidad.
No denuncian “Una vez ocurrido el ilícito la tendencia en los extranjeros es no denunciar”, explicó Jiménez pues “muchos no saben como se hace y a otros no les interesa pues están de pasada o por muy poco tiempo en ese lugar”, indicó.
Jiménez se refirió al hecho que se produjo el 19 de febrero cuando un ladrón fuera sorprendido en el acto por los vecinos en una casa en Playa Pelada. Sin embargo, en menos de 24 horas, un juez lo puso en libertad con la orden de mantenerse lejos de Nosara y de presentarse ante el tribunal cada 15 días mientras espera el juicio.
Para el director de la oficina del OIJ en Nicoya es sumamente necesaria la denuncia pues aunque esa persona se encuentra en libertad, “ya hay un proceso abierto en su contra, el cual aunque es lento por la actual legislación, debería terminar con la encarcelación del sospechoso”, afirmó.
Por lo que el OIJ advierte que si usted ve a personas sospechosas que cumplen con todas estas características puede alertar a las autoridades de forma anónima al número 800 OIJ (800- 8000645).

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios