Regional, Nicoya

Caminos olvidados esperan reapertura de alcaldía nicoyana

This post is also available in: English

(Nicoya- Nosara) La Municipalidad de Nicoya se encuentra en el proceso de habilitar tres caminos, los cuales han sido olvidados por las administraciones pasadas, provocando que sean reducidos o cerrados y que actualmente se encuentren en desuso.

El primero de ellos se encuentra en el Barrio Los Ángeles de Nosara. María Arrieta Ruiz, vecina de la zona, presentó en setiembre del 2013 una denuncia ante la Unidad Técnica de Gestión Vial (UTGV) alertando sobre el estrechamiento de la calzada.

En setiembre de 2014, la Unidad Técnica solicitó al alcalde Marco Jiménez, la apertura de un Órgano Director para investigar el asunto, y el 12 de diciembre los integrantes de ese grupo realizaron una inspección al sitio y determinaron que se trata de un camino público que actualmente es de siete metros, pero que fue estrechado por cercas de alambres. Allí se determinó que el ancho de vía original era de unos 14 metros.

La Ley General de Caminos en su artículo 32 dice: “nadie tendrá derecho a cerrar parcial o totalmente o a estrechar, cercando o edificando, caminos o calles entregados por ley o de hecho al servicio público”.

De igual forma, el artículo 5 de la Ley de Construcciones expresa que “las vías públicas son inalienables e imprescriptibles”, lo cual indica que estos terrenos son públicos y no pueden ser ocupados por particulares por ser propiedad del Estado.

Debido a esto, el 16 de febrero de 2015, el concejo municipal aprobó de manera unánime el restablecimiento del derecho de vía en la ruta ubicada en Barrio Los Ángeles de Nosara. Sin embargo, a la fecha, no se ha hecho la reapertura.

Víctor Reyes, encargado de la Unidad Técnica, explicó que hace falta realizar la demarcación topográfica del camino, para lo cual necesitan de la ayuda del departamento de catastro de la municipalidad.

“Nosotros vamos a ir con el departamento de catastro para ir a hacer una demarcación y les enviamos un oficio al respecto y ellos están anuentes a colaborar (por lo que) estamos buscando una fecha en que los dos podamos ir”, afirmó.

Camino en Florida espera demarcación

Otra de las denuncias presentadas ante la Unidad Técnica de Gestión Vial fue por Yenson Mayorga Torres, vecino de la comunidad de Florida en San Antonio, quien solicitó una inspección el 15 de octubre del 2013 para la reapertura del camino situado en a 1 kilómetro al este del Salón Comunal de La Florida, el cual no se encuentra habilitado.

De igual forma, para iniciar la investigación se conformó un Órgano Director y la Unidad Técnica informó que la vía que actualmente se encuentra cerrada es pública. Además, el departamento de catastro comprobó que la vía es pública.

Los funcionarios municipales encontraron que el camino se encontraba obstruido por al menos tres fincas dividas por una cerca que abarca la totalidad del camino.

Con en base a dicha investigación, el Órgano Director ordenó a la alcaldía la reapertura, y el 23 de febrero de 2015 el concejo municipal acordó de forma unánime la reapertura del camino.

En este caso, el alcalde de Nicoya también ordenó la reapertura del camino.

Sin embargo, todavía se está a la espera de la reapertura por parte de la Unidad Técnica: “La información con que contamos no la tenemos clara y no sabemos realmente por donde va la calle y a quien hay que quitarle la calle. Le pedimos la colaboración a catastro y ellos ya confirmaron”, explicó Reyes.

Adicionalmente, Reyes indicó que aunque existen en planos los caminos, no aparecen en el inventario de la UTGV por lo que deben ser incluidos.

Vecinos afectados por cierre de camino

Por otra parte, existe un camino en Barra Honda, ubicado en un sector conocido como El Pital, que desde el 2011 se encuentra en litigio por parte de Celestina Cortés, vecina de la zona, quien alega a la municipalidad que el camino es una servidumbre de uso privado.

Por ahora, la no reapertura de este camino dificulta la entrada y salida de algunos de los vecinos que tienen que utilizar el camino, debido a que la calzada está reducida prácticamente a la mitad y se encuentra en mal estado.

Juan Cortés y su hermano, Santos Cortés, son adultos mayores que viven en la parte final de este camino. Ellos deben recorrer este trayecto para poder salir a la calle principal y en ocasiones el portón que está en la entrada se encuentra cerrado.

“Hay noches en que los vecinos cierran el portón con candado y no podemos salir. En invierno se hacen ciénagas por la cantidad de agua que baja de la quebrada y no podemos salir. La pretensión de ellos [los vecinos] es cerrar el camino”, indicó Juan Cortés.

Para este asunto, se estableció un Órgano Director para investigar el tema que determinó, en el 2012, que el camino es público y ordenó a la alcaldía su reapertura inmediata.

En tanto, Alexander Gutiérrez, asesor legal del consejo, explicó: “Ese es un camino que está inventariado en la red vial cantonal y por ende es un camino público. No tenemos porque discutir si es público o no porque eso ya se dio”, aseguró.

Reyes indicó que el asunto está en manos del concejo municipal y que no han procedido con la reapertura porque encontraron una resolución administrativa del MOPT, que impedía en ese entonces realizar la reapertura.

“Estuvimos haciendo investigaciones, y encontramos una resolución administrativa del MOPT donde se referían al caso con criterios de cómo llevar de la forma correcta el procedimiento, si hubiéramos dado la reapertura hubiéramos brincado los procedimientos del MOPT”, aseguró.

En un acta del lunes 23 de marzo de 2015, Alexander Gutiérrez, asesor legal, le explicó a los miembros del concejo que «No se encontraron actas de notificación del acuerdo municipal a la denunciada [Celestina Cortés], situación que violenta el debido proceso administrativo». Por lo tanto, el proceso de reapertura de la calle debería volver a iniciarse para habilitar el camino.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios