Regional

Cinco empresas planean construir desalinizadoras tras primer proyecto de Guanacaste

This post is also available in: English

Convertir agua de mar en agua potable es una nueva realidad en Costa Rica que tiene entusiasmados a varios empresarios, interesados en asegurar su recurso hídrico a futuro.

El 22 de julio, el hotel Reserva Conchal inauguró la primera planta desalinizadora de agua de mar, con una inversión de unos $2 millones y con capacidad de producir 23 litros de agua por segundo (lxs). De acuerdo con la Dirección de Aguas, un litro de agua por segundo abastece a dos personas.

A partir de esta primera experiencia, el viceministro de Aguas del Minae, Fernando Mora, confirmó que ya llegaron cinco solicitudes de viabilidad ambiental a la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), desde diferentes empresas que desean permiso para proyectos de desalinización.

 

 

Aunque se trató de conocer los nombres de las empresas, el departamento de prensa del Minae comentó que las empresas prefirieron mantenerse en anonimato.

Mora explicó que actualmente se puede autorizar la implementación de estos equipos para producir agua potable para consumo humano, de riego o turístico. Sin embargo, los interesados deberán presentar un formulario ante la Setena para que se realice un estudio de viabilidad ambiental y luego pedir una concesión de caudal agua ante la Dirección de Aguas.

Por ahora, no existe un techo de extracción preestablecido. Los solicitantes deben detallar la cantidad de litros que requieren y es la Dirección de Aguas la que decide el monto que se puede concesionar.

Aspiraciones gubernamentales

Además de los empresarios, la presidenta ejecutiva del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Yamileth Astorga, contó a La Voz de Guanacaste que la institución está trabajando en construir una unidad desalinizadora en Playa Panamá.

La jerarca detalló que la única fuente de líquido de esa comunidad es un pozo salinizado que pasó de generar más de 100 lxs a solo 4  lxs, por lo que el AyA está abasteciendo a los pobladores con camiones cisterna.

Aunque en la Institución todavía no hay técnicos especializados en estas plantas, Astorga aseguró que siempre que se compra un equipo nuevo, la empresa se encarga de capacitar al personal.

¿Se utilizará el mismo sistema para desalinizar pozos con presencia de agua de mar? La jerarca explicó que es altamente costoso hacerlo y que su recuperación es muy difícil, por lo que no lo ve factible.

Desechos al mar

Una de las interrogantes que generan las plantas desalinizadoras de aguas, es qué sucede con con los residuos de la planta, llamados salmuera. ¿Son estos residuos dañinos para la vida marina?

El Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara) realizó un análisis de esta primera planta y determinó que la devolución de sales al mar no es perjudicial, pues las sales se disuelven y llegan a tener el mismo grado de salinidad que el mar.

En un artículo publicado en setiembre del 2015 por La Voz de Guanacaste, Cristian Fonseca, biólogo marino de la Estación Marina de la Universidad Nacional, explicó que mientras los vertidos sean naturales y no químicos adicionales, la devolución es de muy poco impacto.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios