Regional, COVID-19

CNE busca albergues para casos positivos de COVID-19 en todos los cantones de Guanacaste

This post is also available in: English

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) valora abrir al menos un albergue para personas sospechosas o positivas con COVID-19 en cada uno de los cantones de Guanacaste.

El jefe de operaciones de la Comisión Nacional de Emergencias, Sigifredo Pérez, dijo que la institución está buscando lugares en toda la provincia para ubicar a personas “sin arraigo”, es decir,  que no cuentan con un lugar dónde pasar su cuarentena o una residencia con condiciones sanitarias idóneas para hacerlo, como agua potable. 

Sin embargo, las comunidades están en contra de la iniciativa. 

“Nos hemos encontrado con la problemática de que la gente no quiere que habilitemos un espacio para atender positivos por COVID-19 aunque sean de su mismo cantón. La gente incluso nos han dicho, principalmente en la Zona Norte: sáquenlos de aquí, vean a ver dónde se los llevan”, comentó Pérez.

Según el funcionario, la institución ya valoró “unos seis lugares” en la provincia y cuentan con espacios identificados en La Cruz, Bagaces y Cañas.

Algunos son centros educativos, entonces estamos solicitando el permiso al Ministerio de Educación Pública (MEP) para la utilización de esa infraestructura”, explicó el jefe de operaciones de la CNE a La Voz de Guanacaste.

La CNE está coordinando con las asociaciones de desarrollo, los comités locales de emergencia y con otras instituciones del gobierno como el MEP, para encontrar y habilitar estos lugares. 

Discordia en Liberia

A nivel nacional, la CNE mantiene dos albergues habilitados para personas con COVID-19.  Uno en San José, con 22 personas, y otro en Peñas Blancas de San Ramón, con 20 personas (según el reporte al 24 de junio del 2020).

En Guanacaste, Liberia es el único cantón con un albergue para personas positivas con COVID-19: el hotel Javy, en el centro de la ciudad. 

De acuerdo con la CNE, desde que el hotel empezó a funcionar como albergue hace dos semanas, solo dos personas han utilizado las instalaciones para cumplir con la orden sanitaria de aislamiento. 

El 15 de junio pasado, un perfil privado de Facebook hizo un llamado a la comunidad de Liberia a manifestarse contra la utilización de las instalaciones del hotel para ese fin. La marcha se realizó a las 6 p.m.

“No es que nos oponemos a la atención humanitaria ni mucho menos promovemos la xenofobia, pero creemos de que existen lugares que estratégicamente podrían funcionar sin poner en riesgo a una comunidad entera”, cita la publicación. 

Ese mismo día, otras páginas en Facebook difundieron información que según la CNE es falsa, pues alegaron que el hotel sería utilizado para recibir inmigrantes ilegales con covid-19 en los próximos días”.

No es ni para inmigrantes ilegales ni para transportistas. Eso no es cierto. El principio con el que estamos trabajando es que las personas traten de hacer el aislamiento y la cuarentena en su casa, pero queremos tener un espacio habilitado para alguien que no tenga las condiciones suficientes”, agregó Pérez. 

La CNE paga unos ¢16 millones mensuales al hotel para que funcione como albergue. Pérez fue enfático en que tuvieron que pagar por el lugar, porque “nadie más quiso dedicar un espacio para tener casos positivos”. 

Hablamos con asociaciones de desarrollo, con iglesias, con centros educativos. Nosotros trabajamos sobre escenarios que son muy cambiantes, no podemos esperar a que un funcionario de Salud nos llame un sábado a las 11 p.m. diciendo que tiene un caso positivo, que tenemos que tratarlo, para empezar a buscar una opción”, agregó el funcionario. 

La Voz de Guanacaste solicitó conversar con el alcalde de Liberia, Luis Gerardo Castañeda, sobre la negativa del cantón para albergar casos positivos; sin embargo, el departamento de prensa de la municipalidad dijo que “no darán declaraciones”. Según este departamento, la CNE no tomó en cuenta a la administración y al Concejo Municipal para la apertura del albergue en el hotel.

En un documento oficial, la municipalidad pide a la CNE aclarar ciertas interrogantes sobre el funcionamiento del lugar, entre ellas, si la municipalidad tiene algún rol que cumplir en la operación del lugar, o si existe un protocolo de seguridad en el albergue. 

Hasta el momento, la municipalidad asegura que no ha recibido respuesta de parte de la Comisión.

De acuerdo con la CNE, Liberia fue elegido inicialmente para ubicar un albergue por contar con “núcleos habitacionales” que pueden favorecer la propagación del COVID-19.  Al 30 de junio, Liberia es el segundo cantón con más casos activos en la provincia, con 31. Nicoya está a la cabeza con un total de 62.

¿Cómo funciona un albergue como el hotel Javy en Liberia?

Según la CNE, las personas que lleguen a utilizar albergues de este tipo no son pacientes. Es decir, no están en una situación médica complicada.

Pérez fue enfático en que una persona que requiera de estos servicios debe guardar “total aislamiento” y no podrá entrar o salir del hotel, ni de su habitación, durante el periodo de cuarentena obligatoria.

El personal del Ministerio de Salud también asume la obligación de llamar a diario para conocer el estado de las personas en el lugar, y de realizar una visita médica una vez por semana. En esa visita practican una valoración general de la salud de los usuarios. 

Yo entiendo perfectamente el miedo de la gente, de verdad que lo entiendo, pero en el fondo es un tema de humanidad. El objetivo básico es hacer contención y evitar que se haga una propagación”, comentó el jefe de operaciones de la CNE.

Lluvias a la vista

El inicio de la época lluviosa podría complicar aún más la atención de la emergencia nacional del COVID-19, según la CNE. Y en ese escenario, tener albergues especiales para personas con el virus es una prioridad.

Pérez lo explica así: si en Guanacaste se inunda una vivienda con un caso positivo de COVID-19, no pueden reubicar a esa persona en un lugar “con personas sanas”. 

Según él, la CNE está planteando a los comités locales de emergencia la necesidad de preparar tres tipos diferentes de albergues: uno para personas sanas, otro para casos sospechosos de COVID-19 y otro para casos positivos. 

Uno de los alcaldes de Guanacaste, Carlos Armando Martínez, lidera el comité local de Nicoya. Martínez aseguró que su comité  ya está buscando esos albergues para cuando vengan las inundaciones.

“También ya estamos identificando cuál sería un posible centro de contención COVID que podamos tener en el cantón. Es algo que la CNE nos está pidiendo que nos preparemos”, confirmó Martínez. 

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios