Regional, Nosara

CNE: “No podemos asegurar que no se va a inundar”

This post is also available in: English

Las preguntas e inquietudes de los vecinos sobre los trabajos en el dragado y construcción del dique en el Río Nosara continúan, y parece ser que mientras más se escava en el afluente, más interrogantes surgen. Es por eso que el Foro de Liderazgo de Nosara organizó una reunión informativa el pasado jueves 12 de marzo en el Salón Comunal de Santa Marta.

En la reunión participaron unos 40 asistentes, entre los cuales se destacaron vecinos de la comunidad y funcionarios de las instituciones responsables del proyecto.

Henry Villalobos, representante de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), entidad que supervisa y financia las obras, recordó a los presentes que el objetivo del proyecto es mitigar las inundaciones durante la temporada de invierno.

“Nadie aquí, ni nosotros [CNE], puede decir si se va a inundar o no. En realidad eso se desconoce, no lo podemos asegurar. Estas obras son con el fin de mitigar la inundación para que los efectos sean menores, si es que se dan”, dijo.

Una de las preocupaciones de los vecinos es sobre la reducción del cauce del río en la sección que desemboca en el proyecto inmobiliario Nosara Springs, porque se teme que el río se desborde por la presión y volumen del agua.

Álvaro González, inspector de la obra del Servicio Nacional de Riego y Avenamiento (SENARA), aseguró que el sitio donde se encuentra ubicado Nosara Springs, en la zona de Peladas, ha sido declarado previamente por la CNE como zona de inundación, por lo que el hecho de que se inunde no será debido a los trabajos del dique.

“Nosara Springs es una zona de inundación y nosotros no estaríamos agravando el problema. Es claro que está declarado como zona de inundación, sin embargo, vamos a tomar más datos”, dijo. 

De igual forma, Marco Ávila, presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de Nosara (ADIN), afirmó que “Nosara Springs siempre ha sido una laguna. Es una zona verde donde cuando llueve son dos metros de agua”.

Además, González informó que han coordinado y definido el límite de los trabajos para que no abarque la zona donde inicia el Refugio de Vida Silvestre Ostional.

Sobre los estudios técnicos que se tienen a la fecha por SENARA, González aseguró que hicieron el estudio de levantamiento topográfico y un estudio hidrológico-hidráulico.

Otro sector que preocupa a los vecinos por el riesgo de inundación es el barrio San Valentín, en la parte de arriba de Nosara, sobre el río.

Carlos Villalobos, vecino de la comunidad, expresó que esta localidad podría inundarse ante una eventual crecida del río.

Sobre este particular, Henry Villalobos dijo que: “lo ideal es garantizar el mejor tipo de obra y evitar inundaciones en cualquier sector, y para todos estos sectores se establecieron prioridades y luego el diseño del proyecto”.

Adicionalmente, una de las preguntas recurrentes por los vecinos fue el tema de las alcantarillas, porque para muchos cuando llueva el agua se va a acumular alrededor del dique, por lo que existe un riesgo de inundación o socavar las bases del mismo.

González aseguró: “Hemos tomado las previsiones del caso para meter 8 pasos de alcantarillas que consideramos necesarias para que las aguas pluviales sean evacuadas en el río”.

Sobre la ubicación de los materiales que se han sustraído del río y el mal estado de la carretera, González indicó que a la fecha han sacado unos 75.000m2, los cuales están ubicados a la par del tajo de la ADIN y serán utilizados como base para la reparación de caminos.

Gustavo Sequeira, representante de JCB, empresa a cargo de los trabajos, explicó que tienen programado el mantenimiento sobre los aproximadamente 2 kilómetros que comunican al tajo de la ADIN con el sitio del proyecto, principalmente el barrio de Los Arenales el cual ha sido el más perjudicado.

“Ya está programado [el mantenimiento], ya tenemos un equipo en la zona, ya habíamos hecho un intervención primariamente y ahorita estamos programando una segunda intervención [durante marzo]. Las intervenciones las vamos a hacer según el estado del camino”, dijo.

Sobre la prolongación en el plazo de las obras, Sequeira indicó que, a solicitud de la CNE los trabajos se extenderán a 160 días [originalmente era de 100] debido a que a finales de diciembre del 2014, la empresa suspendió los trabajos por motivos de los festejos y porque además la comisión agregó otras obras menores en la conformación del dique, por lo que se prevé que los trabajos estén listos en mayo de este año.

Sobre la vida útil del dique, SENARA estima que sea de unos 20 años. Una vez terminados los trabajos, la obra se entrega a la municipalidad de Nicoya para que continúe dándole mantenimiento.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios