Nicoya

Conavi y MOPT no reemplazarán en al menos dos años el puente modular entre Nosara y Sámara, instalado tras lluvias de ETA

This post is also available in: English

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) no reemplazará en al menos los próximos dos años el puente modular situado en la comunidad de San Fernando en Sámara, sobre la quebrada que divide a Nosara de Barco Quebrado. Así lo confirmó el departamento de prensa de esta institución a La Voz de Guanacaste.

Funcionarios del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y del Conavi instalaron la estructura en noviembre del año pasado, días después de que  el puente colapsara por las lluvias provocadas por el huracán ETA. 

En este momento la construcción de un puente permanente en esa quebrada no es una prioridad en los planes constructivos, según el Conavi, pues la infraestructura temporal, colocada en noviembre del año pasado, cumple bien su función actualmente.

El puente colapsó el miércoles 4 de noviembre después de la llegada de las lluvias provocadas por ETA, dejando incomunicado a Nosara de Nicoya por al menos diez días. En ese entonces, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) elevó a alerta roja al cantón, pues según sus estimaciones recibió el doble de lluvias de un noviembre regular.

Dos días después del colapso, el Conavi anunció a través de Casa Presidencial la colocación de un puente bailey sobre el paso del río para volver a comunicar a Nosara y San Fernando con el resto del cantón.  | Casa Presidencial

La estructura modular de una sola vía, según reportes del Conavi, mide 40 metros y puede soportar hasta 40 toneladas. Aún así, es vulnerable para futuras y habituales lluvias en las comunidades costeras. La misma institución recomendó a los transportistas, mediante un comunicado de Casa Presidencial, prudencia para “transitar por la estructura a velocidades bajas y respetar el paso de otros vehículos que vienen en sentido contrario”.

Desde el 4 hasta el 14 de noviembre, Nosara no tuvo servicio de transporte público hacia Nicoya y San José y tampoco recibió el servicio de basura. 

La infraestructura sobre el río San Fernando no fue la única que sufrió estragos en la comunidad por el fenómeno natural. La Municipalidad de Nicoya reportó colapsos en la vía de las rutas 150, en Sámara, y la ruta alterna de Zaragoza, entre Nosara y Barco Quebrado. La muni también afirmó que al menos 150 personas tuvieron que evacuar sus hogares debido a las inundaciones provocadas por el Río Nosara. 

A esta fecha no hay ningún proyecto programado para el 2021 con respecto al puente, ni en el actual Plan Operativo Institucional del Conavi ni del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT). 

Antes de los daños ocasionados por el huracán, el puente estaba en el puesto número 935 de prioridad dentro del Sistema de Administración de Estructuras de Puentes (SAEP) del MOPT. Ese puesto no cambió después del colapso del puente. 

Puentes modulares tienen historia en el distrito

Para Marco Ávila, presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de Nosara (ADI-Nosara), el anuncio no viene como sorpresa pues afirma ser testigo de cómo algunos puentes bailey en la zona han estado “por más de quince años sin ser intervenidos”. 

Los puentes modulares llegaron para quedarse, son de toda la vida para nosotros. Por eso decidimos no desgastarnos con el puente de ahí (entre Nosara y Barco Quebrado), porque será para nada”, afirmó el también síndico del distrito. 

Durante la crisis de ETA, la Municipalidad de Nicoya habilitó parcialmente la ruta alterna de Zaragoza como camino alterno ante el colapso de la infraestructura. Ávila explicó que esta vía y el mantenimiento constante que la muni le dé a la ruta servirán para futuras eventualidades que “seguro pasarán en el futuro”. 

En cambio, Ávila enfatizó que la ADI Nosara está invirtiendo sus esfuerzos en presionar al Gobierno en la construcción de los tres puentes a dos vías sobre los primeros diez kilómetros asfaltados de la Ruta 160, cuyas construcciones debieron detenerse en junio del año pasado debido a que el Conavi y el MOPT no presupuestaron suficientes materiales para la obra.

Pese a que las instituciones ya entregaron los primeros diez kilómetros de asfalto en la Ruta 160, las obras de los puentes tienen más de seis meses en pausa y todavía no hay planes para retomarlas, pues la Contraloría General de la República (CGR) no ha aprobado el nuevo presupuesto. 

Esos puentes estaban incluidos en el anuncio que hizo la primera dama Claudia Dobles en noviembre del 2019.  En ese entonces, Dobles afirmó que las infraestructuras serían entregadas en cinco meses, junto a la primera capa superficial de asfalto de la ruta. 

¿Cómo van a inaugurar una carretera nueva y decir que ya quedó listo, si todavía está el proyecto de los puentes a media? Queremos exigir esa promesa, porque se suponía que venía la carretera y los puentes, no solo uno”, sentenció Ávila.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios