COVID-19, Sin categorizar, Bagaces

COVID-19 revive preocupación de agua con arsénico en Bagaces

Un aumento en los niveles de arsénico en las fuentes de agua que nutren al acueducto de Bagaces llevó al Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) a hacer la siguiente publicación en Facebook (así, en altas):  “AyA PREVIENE NO INGERIR AGUA”.


El mensaje tiene fecha del 27 de marzo del 2020, pero bien pudo haber sido de hace siete años atrás. La pandemia mundial del Covid -19 vino a recordar las consecuencias de un mal de años.

“En media pandemia y ahora sin agua potable…”, contestó una vecina en la publicación del AyA. La necesidad de extremar las medidas de limpieza, personal y de los hogares, hizo que el mensaje indignara todavía más a los vecinos. 

La presidenta ejecutiva de la institución, Yamileth Astorga, explicó que la disminución severa de las fuentes de agua que nutren al acueducto de Bagaces provocó un aumento de los niveles de arsénico que hacen que por el momento no sea apta para el consumo humano. 

Hemos estado monitoreando la calidad y en estos momentos ha superado la concentración máxima permisible en unas centésimas”, comentó Astorga.

De acuerdo con el Reglamento para la Calidad del Agua Potable del Ministerio de Salud (decreto Nº 32327-S del 2005), el máximo permisible es de 10 microgramos (μg) de arsénico por litro de agua. También es el tope recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La subgerente de Sistemas Periféricos del AyA, Natalie Montiel, agregó a La Voz de Guanacaste que el resultado de la muestra tomada por el Laboratorio Nacional de Aguas salió ligeramente por encima de ese nivel permisible. No precisó cuánto. 

Arsénico como protagonista

Desde el 2014, por ejemplo, el promedio de los niveles reportados era de 13 ug/L (microgramos de arsénico por litro de agua). Con plantas removedoras de arsénico, ese número llegó a 9 ug/L en el segundo semestre del 2016.  Bajó, pero siguió estando muy cerca del máximo permitido. 

Más recientemente, en el primer semestre del 2017, el promedio de los niveles reportados de arsénico fue de 9,3 ug/L y 9,1 ug/L en los primeros cuatro meses del 2018.

Según varios especialistas consultados por La Voz de Guanacaste en el pasado, la exposición al arsénico en el agua, aún a niveles que no lleguen a 10 microgramos por litro, podría aumentar el riesgo de alguna afectación a la salud. 

Una única solución desde hace años

El AyA dice que tiene la solución definitiva para el problema desde el 2013, pero todavía no la concreta. 

Desde ese año, el Instituto planea la construcción del Acueducto Epifanía, en la comunidad bagaceña de Cuipilapa. Astorga recordó que el proyecto ya está adjudicado y que desde el 7 de enero pasado se presentó a la Contraloría General de la República para su aprobación (o un «refrendo contralor» en términos técnicos). 

“Yo me reuní con la contralora hace dos semanas solicitando el apoyo para acelerar su aprobación. Tenemos la fe que pronto se va a aprobar. Esta semana próxima volveré a comunicarme con la señora contralora para solicitarle su apoyo en la aprobación del proyecto para iniciar cuanto antes con esta construcción de acueducto”, dijo la presidenta del AyA a través de un mensaje de WhatsApp.

Montiel, la subgerente de Sistemas Periféricos de la institución, explicó que la tardanza en el visto bueno se debe a que la Contraloría  ha estado realizando consultas y solicitando información adicional “como es parte natural del proceso”.

Si no hubiera más requerimientos es de esperar que el refrendo de la Contraloría conforme los plazos normativos, esté para la semana posterior a Semana Santa”, dijo Montiel.

Eso sí, los beneficios del proyecto no serán inmediatos. 

Una vez que la Contraloría dé el refrendo, el AyA puede dar la orden de inicio, y pasarán entre 4 y 6 semanas para que la empresa contratada empiece la obra. 

Además, el plazo de la licitación es de 24 meses, “debido a la complejidad de la obra”.  

Mientras tanto, el AyA está repartiendo agua potable  través de camiones cisternas para atender la actual emergencia. Así lo ha hecho ya en el pasado.

“Se les estará enviando camiones cisternas para el reparto de agua para lo que es consumo humano y preparación de alimentos”, enfatizó la jerarca.

La repartición, según la institución, inició desde las 7 a.m. del sábado y se mantendrá hasta nuevo aviso.


Si usted es una de las personas afectadas con el suministro de agua potable, puede llamar al 800-Reporte, o consultar en la página de Facebook y la página web del AyA.


Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios