Regional

Cultura de quemas en Guanacaste es el principal motivo de incendios

This post is also available in: English

En Guanacaste y en todo Costa Rica el control de incendios forestales es una actividad regulada por el Sinac (para áreas protegidas) y Bomberos (para zonas privadas). Aunque ambas instituciones aceptan que carecen de algunos recursos, la principal amenaza que afrontan es la poca precaución que existe en el país.

Para Luis Diego Román, Coordinador del Programa Nacional de Manejo del Fuego del Sinac, el gran desafío que tiene la provincia de Guanacaste es poder concientizar a la población del peligro del uso de fuego en la agricultura o en la quema de basura.

“Faltan recursos para fortalecer la prevención, para trabajar con la sociedad. En Guanacaste es un asunto muy cultural el uso del fuego y con los vientos que se están presentando, una chispa puede salir y convertirse en un gran incendio. Hay que trabajar mucho con la sociedad”, comentó Román.

En el 2014 el país tuvo una afectación de 30.440 hectáreas, tanto en áreas protegidas como en propiedades privadas. De ese total, 25.951 hectáreas fueron en Guanacaste, lo que significa que casi un 80% de los incendios ocurrieron solo en esta provincia.

Eithel Barrantes, sub jefe de bomberos en Nicoya, explicó que otro de los problemas que se presentan en Guanacaste es que no todos los finqueros tienen sus propiedades con el pasto al puro borde del suelo.

“Tenemos que mejorar la preocupación del propio finquero; el finquero debe tener sus fincas bien limpias, quitar la maleza, quitar las hojas. Si un finquero tiene su propiedad bien limpia, se asegura que si alguna propiedad vecina se incendia hasta ahí llega el fuego”, aseveró Barrantes.

La falta de educación en materia de quemas es uno de los puntos débiles en el que el Estado ha fallado, según Luciano Capeli, director de la campaña Un Verano sin Incendios Forestales: “La atención que el Estado ha dedicado al tema de incendios forestales, sinceramente creo que ha sido muy poca. Todo el trabajo de educación y prevención que se había hecho hasta hace dos años en el país, habían sido obra de voluntades individuales, no de un plan coordinado y apoyado por el Estado”, dijo Capeli.

Apagando fuego con leyes

Según Román, desde el gobierno anterior, se viene trabajando en la Asamblea Legislativa un proyecto llamado Ley de Manejo Integral de Fuego, con el que se incrementaría el apoyo económico.

“No vamos a ocultar el sol con un dedo; sí hace falta recurso para el control de fuego, sobretodo (de recurso) personal. Para controlar el fuego a nivel nacional ahorita solo tenemos 300 funcionarios, por eso es que nos ayudan las brigadas forestales voluntarias”, mencionó Román.

Además, con un aumento económico, el Sinac podría disponer de mayor tecnología como la compra de cámaras especializadas que detectan la presencia de fuego. También las quemas de forestales podrían ser castigadas como delitos penales.

Por otro lado, el país ha dado avances de manera positiva, pues el sub jefe de bomberos en Nicoya cuenta que desde hace un poco más de seis meses se incrementó la instalación de hidrantes, los cuáles antes eran escasos. Según Barrantes, solo en el cantón de Nicoya se instalaron 50 hidrantes distribuidos tanto en el centro del cantón, como en los alrededores.

“Se hace un gran esfuerzo el país, pero a veces cuesta mucho. El control de incendios es un tema que hay que hacerle frente, pero el problema es que a veces pasan las administraciones y no se hace nada”, concluyó Román.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios