Regional

Decenas de asadas afectadas por cambio climático podrán recibir fondos de Naciones Unidas

Más de 200 asociaciones de acueductos rurales (Asadas), de siete cantones de Guanacaste y tres de la zona norte de Alajuela, podrán apostarle a los $5 millones que donó el Programa Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para mejorar  su infraestructura, gestión empresarial, y adaptación al cambio climático.

El dinero se destinará al programa de Fortalecimiento de las Capacidades de las Asadas, en el que también participa el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

Las comunidades que podrían obtener estos recursos pertenecen a cantones  como Cañas, Carrillo, La Cruz, Liberia, Hojancha, Nicoya y Santa Cruz, de Guanacaste; así como Los Chiles, Guatuso y Upala, de Alajuela.  

 

 

Rodolfo Ramírez, director de la unidad estratégica de gestión de las asadas en el AyA, indicó que estos siete cantones fueron seleccionados porque han sido los más afectados por el cambio climático.

“Basados en estudios se determinó una zona de afectación por el cambio climático y cuáles cantones estaban en esa zona”, dijo.

Los otros cuatro cantones (Abangares, Bagaces, Nandayure y Tilarán),  se están trabajando con recursos propios de la institución (AyA) para poder completar toda la región”, añadió.

El dinero se destinará a proyectos integrales de educación y administración de las Asadas y no a fines específicos como arreglar un tubo o un tanque.

Así lo explicó Gerardo Quirós Cuadra, coordinador del proyecto de fortalecimiento de las asadas del PNUD.

“El proyecto es un abordaje más integral que busca la sostenibilidad. Es generar condiciones con las cuales las asadas se preparen mejor para enfrentar los desafíos que el cambio climático está ejerciendo en estos momentos”, expresó.

El coordinador  explicó que los fondos no se repartirán de forma equitativa a cada asada sino que se priorizará a las más afectadas por la sequía o salinización de sus pozos, también se considerará la capacidad administrativa de cada una y si cada acueducto se encuentra legalmente inscrito.

“Va a haber una preselección de las asadas donde no hay agua y donde hay pozos salinizados. Hay una serie de criterios técnicos, sociales, de capacidad de trabajo de la asada, las asadas que estén mejor organizadas y formalizadas van a tener prioridad”, aclaró.

Durante la presentación del proyecto, en Santa Cruz, los representantes de las Asadas exigieron una mejor comunicación entre los funcionarios del AyA en San José y los acueductos rurales.

“El principal problema que tenemos las Asadas es la falta de asesoría en materia legal del AyA, el departamento legal no nos ha podido solucionar eso que nos afecta a nosotros y a todas las asadas”, expresó Carlos Esquivel, presidente de la Asada de Sámara.

Bonifacio Díaz, vicepresidente de la Asada de Chinampas de Sámara, indicó que la asada de su comunidad es una de las más afectadas por la sequía y él consideró que esta donación será clave para garantizar el suministro en época de verano.  

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios