Regional, Nosara, General

Dengue

This post is also available in: English

Como muchos este año, tuve la fiebre del dengue. Funcionarios del Ministerio de Salud de Costa Rica informaron que en lo que va del 2013 ya llevamos unos 2.500 casos de dengue, ocho veces más que el año pasado.

Mi fiebre fue terrible y los efectos de mi desgracia perduraron durante todo el mes de febrero. Porque el brote se concentraba aquí en Nosara, en una pequeña área cerca de la playa (donde vivo), estaba particularmente interesado en saber donde se criaban estos malditos mosquitos. Con representantes de la Asociación de Desarrollo de Nosara, recorrimos todo a lo largo de una quebrada que esta arriba de la playa en la zona de negocios de Guiones. Debido a la travesura de algunos malos actores, o simplemente por la falta de sentido común, el agua de lluvia había sido desviada aquí y allá a causa de inundaciones y se formaron pequeños reservorios de agua, un caldo de cultivo perfecto para estos insectos horribles.

No hay nada como el dengue para amortiguar el espíritu de nuestra economía basada en turismo, y especialmente nuestro lugar en el paraíso. Sin la adecuada inspección y ejecución, nuestras leyes ambientales no tienen sentido, con resultados desagradables y peligrosos.

Aunque no es tan obvio como los malos caminos o tener un pozo seco, el problema del agua desde las montañas hacia el mar requiere vigilancia y mitigación.

Debemos exigir el uso de la tierra responsablemente para mantenernos seguros del dengue mientras caminamos por la selva en las playas de Nosara.

 

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios