COVID-19, Economía

¿Despidos masivos?: así responden los grandes hoteles de Guanacaste ante la “temporada cero” por Covid-19

This post is also available in: English

Los hoteleros en Guanacaste se han apropiado del término “temporada cero” para describir la situación actual de la provincia: cero clientes, cero ingresos y cero ganancias debido a la crisis del virus Covid-19

La temporada cero significa desempleo e inseguridad laboral en una provincia que depende directamente del turismo. Según la encuesta de empleo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), para el IV trimestre de 2019 la segunda mayor fuente de empleo en Guanacaste eran los hoteles y restaurantes, con 23.179 personas empleadas.

En Guanacaste ya han cerrado al menos 140 hoteles, dejando pérdidas económicas de $300 millones y afectando a unos 2.000 empleados, según informó la Cámara de Turismo de Guanacaste (Caturgua). No obstante, algunas empresas como The Harmony Hotel, el Westin Golf Resort & Spa, Andaz Resort han adoptado varias medidas para evitar los despidos masivos. 

Por ejemplo, aunque Harmony suspendió operaciones desde el 20 de marzo, pagará los salarios completos de todos sus empleados (unos 80 entre personas dentro de planilla y con contratos temporales) hasta nuevo aviso.

El hotel también está dando clases en línea a sus trabajadores sobre manejo personal de finanzas, para que en caso de despido, estos sepan cómo organizar los ingresos que actualmente reciben.  

Nuestro plan no es despedir a nadie, pero si llega a pasar esperemos que todos estén listos [para que cancelen sus contratos]”, dijo el gerente general, Estuardo Valle. 

El Andaz Resort finalizó temporalmente los contratos de la mayoría de empleados, menos los del equipo de limpieza y mantenimiento, según confirmó su gerente general, Adam Zilber en un comunicado. 

Por su parte, la compañía internacional Florida Ice and Farm (Fifco), dueña del Westin Resort y el W Hotel en Playa Conchal, anunció que aunque han cerrado operaciones temporalmente, seguirá empleando a todos sus trabajadores por tres meses. 

No todos recibirán el total de su salario: solo el 35% del personal lo tendrán completo, otro 59% tendrá una reducción del 21% salarial y el 6% restante, que corresponde a los salarios más altos, tendrán una rebaja de 35%. 

La mayoría de los colaboradores se irán a sus casas para permanecer con sus familias y solo se mantendrá un mínimo de personal (dentro de los hoteles): seguridad, mantenimiento y limpieza”, afirmó el departamento de prensa de la compañía. 

El Presidente de la Cámara de Turismo guanacasteca, Hernán Binaghi, dijo que otra estrategia que ayudaría a las empresas hoteleras es ofrecer sus instalaciones para el cuido de personas en cuarentena por coronavirus. Sin embargo, enfatizó, son planes que cada empresario tiene que valorar por su cuenta.

“Sería otra estrategia para ayudar y lo veo como una responsabilidad social por parte de los hoteleros, es lo que debemos hacer desde nuestra posición para acabar más rápido con esto”, reiteró.

Cierres son necesarios 

La directora ejecutiva de la Cámara de Hoteleros, Flora Ayub, insistió en que aunque los números son “devastadores”, ninguna empresa debería de ser criticada por sus acciones, pues nos encontramos “ante un evento único”.

Esta es una crisis económica nunca antes vista que le está pasando no solo a Guanacaste sino al mundo. Entonces todavía estamos averiguando cómo actuar o qué hacer. Por ahora estamos casi que improvisando”, dijo Ayub.

La jerarca enfatizó que las empresas turísticas deben acatar las órdenes del Ministerio de Salud y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS). “Si toca cerrar [por la prohibición de playas y parques], hay que hacerlo”, afirmó.

En eso coincidió Binaghi. El hotelero explicó que entre más acaten las órdenes del gobierno, más rápido saldrán de la temporada cero. 

Si no nos enfocamos y seguimos llorando en lo que se va a perder, [las empresas turísticas] nos volveremos totalmente insostenibles, en quiebra”, enfatizó.

El gerente del hotel Harmony, Estuardo Valle, piensa parecido. 

“No queremos ser parte del problema, sino de la solución. Preferimos no tener ganancias en estos momentos que ser obligados a cerrar por siempre solo porque no pudimos acatar órdenes”, afirmó.

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) calcula que los hoteles en Guanacaste no recibirán dinero posiblemente hasta junio o julio de este año.

En espera de soluciones 

Entre las opciones para mitigar la crisis, el Ejecutivo emitió una directriz para que las empresas turísticas puedan renegociar las condiciones de sus créditos. La Asamblea Legislativa también aprobó una ley enfocada en reducir las jornadas laborales, para evitar despidos en los sectores más afectados, como el turismo. 

El ICT también anunció que puso a disposición de las Pymes registradas como tal en el Ministerio de Economía (MEIC), ¢10.000 millones del Fondo de Desarrollo de la Micro Pequeña y Mediana Empresa del Banco Popular. El dinero servirá para cubrir costos de planillas, servicios públicos, cuentas por pagar a proveedores e inventario. 

El fondo sería un préstamo con plazo de hasta 240 meses sujeto a la tasa básica pasiva. Para aplicar, cualquier empresario debe escribir al correo: [email protected]

Además, Binaghi y Ayub reiteran que sus cámaras están trabajando junto al gobierno para buscar otras opciones que “amortigüen” las pérdidas económicas y despidos.

Las playas y los parques están cerrados, la gente está desempleada, los extranjeros no pueden entrar. No sería responsable [reabrir hoteles] en estos momentos”, dijo Binaghi.

Ayub enfatizó que todavía “es muy temprano [para] decir cómo innovar”. La jerarca sugirió usar estos tres meses para valorar la situación y hasta entonces sugerir más acciones. 

“Habrá que entender que esto es muy cambiante, que no podemos tener soluciones. Habrá que luchar por conseguir todas las moratorias posibles y actuar luego”, dijo.


Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios