Comunidad, Vida y salud

Dinero para ayudar a pacientes renales se estanca en Muni de Liberia pese a alta necesidad de la población

This post is also available in: English

Con una taza de café en mano, en medio de la sala de su casa, Dennis Jiménez nos enseña una pila de unas 20 cajas que el día anterior recogió en el hospital: es el tratamiento de un mes que sustituye la función de sus riñones dañados.

El piso de su casa es de cemento y el único espacio que tiene cielo raso es el cuarto de Dennis. Hace ocho meses, cuando le diagnosticaron enfermedad renal crónica (ERC), en el hospital le dijeron que debía acondicionar su cuarto para poder hacerse ahí la diálisis. Eso, dicen los médicos, le da una mejor calidad de vida, pues está cerca de su familia.

Sin embargo, él no tenía la plata para el cielo raso ni para el lavamanos que ya logró construir. En principio, lo iba a hacer con una ayuda económica que la Municipalidad de Liberia le aprobó, pero los meses pasaron y no le daban la plata, entonces Dennis tuvo que pedirla prestada a un conocido.

La muni le depositó los ¢385.000 (monto máximo de ayuda) ocho meses después de que la pidió, cuando también este medio realizó la consulta sobre el rezago del dinero en el presupuesto municipal.

Este no es el único caso. Desde el 2014, la municipalidad aprobó un presupuesto de ¢5 millones para pacientes como Dennis, que requieren acondicionar sus cuartos para hacerse diálisis u ostomías. Hoy, cuatro años después, la muni solo ha ayudado a cinco personas y aún tiene ¢3 millones disponible.

Este hallazgo se desprende de una investigación realizada por La Voz de Guanacaste como parte de su proyecto GuanaData, que busca aumentar la transparencia de las municipalidades mediante el análisis de los presupuestos y su ejecución para el beneficio de las comunidades.

La coordinadora del departamento de Desarrollo Social de la muni, Yadira López, dijo que están esperando a invertir los restantes ¢3 millones de colones para extender el proyecto y asignarle más presupuesto.

¿Por qué sigue ahí el dinero?

En el 2010, el Ministerio de Gobernación aprobó la transferencia de esos ¢5 millones a la municipalidad para que ayudara a familias de escasos recursos. Los regidores decidieron destinarlos a personas que se hacen ostomías o diálisis, porque estas suelen vivir en malas condiciones.

Esto lo confirmó en enero la doctora Mónica Espinosa, que atiende junto a un equipo médico a 115 pacientes con ERC, en una entrevista con La Voz de Guanacaste.

Casi que el 99% de nuestros pacientes están en condición de pobreza, dijo en esa ocasión.

Pese a ello, Yadira López dice que las solicitudes han sido solo siete en los cuatro años. ¿Cómo es que son tan pocas si los guanacastecos son los más afectados por esa enfermedad en el país y acondicionar sus cuartos es una de sus mayores necesidades?

Es que para obtener el dinero, los pacientes deben acercarse al síndico de la comunidad para conocer los requisitos de solicitud, al equipo médico de la unidad y al departamento de trabajo social del hospital para tener una referencia oficial que el paciente sí aplica para esta ayuda.

Según la doctora Espinosa, ahí se pausan los casos porque en Trabajo Social tienen que atender no solo la demanda de la unidad de diálisis, sino a todos los departamentos del hospital.

En ocasiones, los pacientes deben esperar incluso una visita del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS). Todos estos requisitos le toman al familiar que hace el trámite un ir y venir.

Por último, las transferencias no se hacen ágilmente, entonces no se reflejan ejecutadas en el presupuesto. Entre el 2014 y el 2017, solo aparece ejecutada la ayuda a una persona, pese a que han aprobado cinco.

Rezagada en todo lado

Según las fuentes consultadas, los atrasos en los desembolsos de dinero ocurrieron incluso desde antes, porque hasta el 2014 la muni empezó a hacer el reglamento con los requisitos para dar el dinero y ese documento se aprobó dos años después, en el 2016.

La plata existe y las aprobaciones se dan pero donde más se atrasa es en el pago por parte de la alcaldía”, dijo López.

El alcalde, Julio Viales, dijo que los pagos son lentos por la adopción de un nuevo sistema de contabilidad en el municipio. Sin embargo, ese sistema se comenzó a implementar hasta este año.

A pesar de que todos los involucrados en el proceso de solicitud están enterados de cómo hacerlo, el trámite no suele ser rápido y eso ha retrasado la inversión de los ¢5 millones de colones para pacientes como Dennis.

——————————————————————————————————————————————————————————————————————-

En La Voz de Guanacaste queremos que la provincia avance y crezca desde sus propios gobiernos locales. Es por eso que, este 2018, realizamos la segunda edición de GuanaData, un proyecto que busca fiscalizar los fondos públicos y hallar dinero estancado que afecta el desarrollo de los distritos.

GuanaData Liberia es posible gracias al apoyo económico de la Fundación Konrad Adenauer. Con ello, analizamos los presupuestos de los últimos cinco años de la Municipalidad de Liberia y presentamos este y dos artículos más en junio. 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios