COVID-19

Director del Hospital La Anexión de Nicoya: “Podríamos tener un pico en el mes de enero”

This post is also available in: English

Casi toda la costa guanacasteca está en alerta naranja: Hojancha, Nicoya, Santa Cruz, Carrillo y Liberia, de acuerdo a la actualización de alertas por COVID-19 de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE). 

Esto quiere decir que en estos cantones el índice de riesgo cantonal (IRC) es alto (está entre 2 y 3). Ese parámetro analiza la tendencia de los casos y la tasa de ataque, es decir, qué tanto el virus está infectando a la población de un cantón. Así lo explicó el ministro de Salud, Daniel Salas, en una conferencia en julio. 

La tendencia de aumento en las costas es nacional. El presidente de la CNE, Alexánder Solís, especificó que tres de cada cuatro cantones en alerta naranja son de las provincias costeras (Limón, Puntarenas y Guanacaste). 

Eso nos despierta una alerta en términos de lo que viene en los próximos días. Son cantones costeros, en zonas alejadas y muchas personas podrían estarse movilizando ahí”, dijo Solís.

Y agregó que según visitas que hicieron a Limón, “son las personas visitantes las que normalmente no cumplen las medidas”.  

El aumento de casos está impactando los servicios covid de los hospitales de la provincia. 

La semana anterior, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) trasladó 12 pacientes covid hospitalizados en el hospital Enrique Baltodano, de Liberia, a centros médicos de la Gran Área Metropolitana (GAM). 

En Nicoya, el servicio de atención a pacientes covid del Hospital La Anexión ha percibido el aumento de casos positivos, sobre todo en vecinos de Santa Cruz y Nicoya, asegura el director Anner Angulo. 

“En las últimas semanas hemos tenido un aumento de casos y la mayoría de pruebas que se han hecho, han salido positivos”, dijo Angulo a La Voz de Guanacaste. «Por decirle algo, de 20 que procesamos, pueden salir 17 positivas. Entonces andamos entre un 60 y 70 por ciento de los exámenes de laboratorio realizados que salen positivos”.

Para Angulo, los contagios pueden incrementar si el comportamiento de las comunidades continúa. “Si ahorita que entramos al verano, que hay festividades navideñas, la sociedad tiene mayor movilización, podríamos tener un pico en el mes de enero, a partir de la segunda semana”, estima. 

Angulo insistió en la urgencia de aplicar cuatro medidas: distanciamiento, mantener la burbuja social, usar mascarilla y lavarse las manos constantemente. “Si se aplicaran esas cuatro cositas, la transmisión sería mucho menor”, dijo.

¿Espacios para cuántos más? 

Pese a tener una unidad covid, el hospital de Nicoya continúa trasladando a los pacientes que requieren internamiento a centros médicos de San José (San Juan de Dios, Ceaco, México y Calderón Guardia), detalló Angulo. 

Los pacientes covid permanecen hospitalizados en La Anexión solamente mientras les realizan exámenes para determinar el nivel de inflamaciones e infecciones y, con los resultados, deciden a cuál centro médico de San José enviarlos. Según Angulo, semanalmente trasladan de cinco a seis pacientes. 

“Hasta la fecha no hemos tenido una saturación de la unidad covid”, asegura Angulo.

Hemos tenido buena capacidad y buen abordaje de los casos. Tanto es así que hemos estado coordinando con el Hospital Enrique Baltodano, porque en algunos casos nos han trasladado ellos para acá, y en otros les hemos apoyado en los traslados de pacientes hacia San José”, agregó.

El miércoles 16 de diciembre, por ejemplo, el hospital tenía 15 pacientes covid internados en proceso de exámenes. La capacidad máxima de la unidad es de 32. 

La realidad del Enrique Baltodano es más crítica. El Gobierno informó que la ocupación de espacios covid en Liberia ha superado el 90% en las últimas semanas. Ese centro médico tiene capacidad para internar 22 pacientes en salón y 14 en unidad de cuidados intensivos (UCI). La Voz de Guanacaste intentó reiteradamente conversar con el director, Marvin Palma, pero no atendió las solicitudes. 

La saturación de los espacios en la GAM tiene en vilo al personal de la CCSS. El martes 15 de diciembre, por ejemplo, el Hospital San Juan de Dios tenía ocupados 97 de los 102 espacios que tienen para pacientes covid, de manera que quienes requerían hospitalización, debían ser trasladados a otros centros médicos.

“Estamos llegando a una capacidad máxima en la cual uno no esperaría llegar al punto de decidir que un paciente no puede estar en una unidad de cuidados intensivos, y tener que ubicarlo en otros lugares que no reúnen todas las condiciones”, dice preocupado Angulo. 

Si los espacios covid en el Gran Área Metropolitana (GAM) colapsan, el plan de la CCSS en la Región Chorotega es que el hospital de Liberia atienda a los críticos (porque sí tiene un intensivista) y el de Nicoya a los leves y moderados. Así lo comentó el doctor Marvin Palma en una entrevista previa con La Voz de Guanacaste. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios