Regional, Nicoya

Disputa por franja en Río Chipanzo genera desacuerdos entre empresa y municipio

Una franja de 10 metros de tierra que rodea al Río Chipanzo en Nicoya es objeto de discordia entre la Municipalidad y la Distribuidora Sammy S.A.

El terreno que es propiedad de esta empresa está ubicado 100 al sur y 75 oeste de la municipalidad de Nicoya.

Por un lado, la distribuidora afirma que la oficina subregional del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), emitió un informe de inspección el 6 de agosto de 2014, donde se concluye que el río está a 10 metros del lugar donde está la construcción, además el Minae recomendó a la municipalidad otorgar la certificación solicitada (uso de suelo) para permiso de construcción.

Sin embargo, Otto Castillo Hernández, abogado representante de la empresa, expresó durante la sesión del concejo este lunes 7 de setiembre, que tras varios intentos de obtener el permiso este fue denegado por el departamento de gestión ambiental de la Municipalidad.

“Ellos (la municipalidad) niegan en tres ocasiones la gestión de un uso de suelo cuando existen dictámenes del ente competente que es Minae, donde dice que la construcción está fuera de los 10 metros de la zona de protección”, explicó Castillo

Por otra parte, Josué Ruiz Guerrero, encargado del departamento de ingeniería municipal, aseguró que según el artículo 33 de la Ley Forestal en zonas urbanas debe respetarse un retiro de las construcciones en un mínimo de 10 metros que rodea a los ríos o quebradas.

Ruiz considera que en este caso la construcción de esta empresa está invadiendo esa área.

“En el artículo 33 de la Ley Forestal se dice que es el retiro que debe de tener todo río o quebrada, entonces el río Chipanzo, que está ahí, debe tener un retiro de 10 metros, en este caso la construcción está invadiendo ese límite”, expresó.

De acuerdo, a Ruiz, la empresa gestionó permisos de construcción para realizar una remodelación; sin embargo; adicionalmente ampliaron esa estructura invadiendo según él la franja de protección de 10 metros.

“Ellos (la empresa) hicieron una remodelación del edificio que había ya. Lo que no dijo el licenciado es que hicieron una ampliación, conceptualmente hablando, la obra que está afectando (a la franja de 10 metros) es la ampliación”.

Adicionalmente, Ruiz presentó a los regidores un documento del 8 de julio de este año, donde la Gerencia de Manejo y Uso de Recursos Naturales, del Área de Conservación Tempisque (ACT), determinó que hay delito de invasión al área de protección del río Chipanzo, por lo que la construcción no debería permanecer dentro del área de protección hídrica.

Debido a esta resolución Ruiz, consideró que la solución debería ser que la empresa demuela la parte que está invadiendo la zona de protección.

“Ahorita lo más sencillo es que el interesado demuela esa parte, libere completamente la zona y aplique el permiso de construcción por la remodelación restante”.

Por su parte, los regidores aprobaron trasladar el asunto a la administración para que se establezca un criterio sobre el asunto.

 

 

 

La presente nota es un resumen/recuento/crónica periodístico de los temas discutidos por el Concejo Municipal en su última sesión y no incluye opiniones ni investigaciones de nuestro equipo editorial. El objetivo de ésta sección es el de comunicar de manera imparcial a nuestros lectores las discusiones que el cuerpo de regidores, síndicos, alcaldes y vicealcaldes generan en el cumplimiento de sus funciones

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios