Regional, Nosara, General

Diversión en serio

This post is also available in: English

Árabes y judíos, negros y blancos, jóvenes y mayores, americanos y mexicanos, ticos y nicaragüenses.

En un mundo que esta centrado en las diferencias más que en las similitudes, Costa Rica es un país donde todos podemos celebrar la armonía cultural. ¿Dónde más se ve tan fácilmente esta mezcla de culturas? Ciertamente no en los franceses con los ingleses o en los alemanes con los turcos.

Tal vez sea que no somos capaces de apreciar suficientemente el modelo de paz que los costarricenses muestran al mundo.

Pero, por supuesto, existen problemas. Para las comunidades de playa Nosara, quizá nuestra historia se diferencia de todos los demás: Empezamos como una comunidad residencial de expatriados que de forma gradual fue creciendo con negocios relacionados con la hospitalidad.

Y a diferencia de los demás playas del país, Guiones y Pelada han mantenido todo su carácter y creado un lugar para la diversión, es decir, una comunidad donde los jubilados, surfers, yoguis, viajeros con niños pequeños y otros, buscan la naturaleza donde el ruido más fuerte viene de los congos, del canto de los pájaros y de las sapos nocturnos.

Nosara se ha ganado el corazón y el patrocinio de americanos de alto poder adquisitivo, pertenecientes a un muy pequeño nicho de mercado, en un corto plazo.

Desde que mi esposa y yo descubrimos Nosara en el 2008, ha habido un crecimiento muy pequeño, particularmente en habitaciones de hotel, restaurantes y bares. Pero en los próximos dos o tres años, Nosara tendrá aproximadamente unas 100 nuevas habitaciones de hotel y 100 nuevas casas (con una tasa de crecimiento que forzará nuestra infraestructura).

Mi consejo a las empresas que tratan de conseguir un equilibrio en Nosara es 1) No espere hacer dinero durante el primer o segundo año, y 2) No crear un negocio que no este bien adaptado y dirigido a nuestro nicho de mercado.

Déjeme darle un ejemplo de mi experiencia en el desarrollo de destinos internacionales – mi profesión en los últimos doce años ha sido consultor.

En el 2001, en Sri Lanka, después del 9/11, los vuelos comerciales desde Europa dejaron de llegar y los hoteles estilo complejo o “Todo incluido” estaban vacíos. Muchos bajaron sus precios para atraer vacacionistas nacionales a pasar un fin de semana de escapada. El resultado fue un desastre. La comida que a los europeos le gustaba era completamente diferente a los platos picantes del firey Sinehala. A los europeos le gusta nadar con sus niños por la mañana, a los locales les gustaba jugar waterpolo en la piscina a medianoche. Mi punto es que Nosara no es un destino de turismo de masas o, en realidad, una economía puramente turística.

Las construcciones que se están llevando a cabo desde junio de 2013 son sobre todo residenciales. La mayoría de las familias que han invertido en Nosara quieren mantener su carácter y añadir características que atraen a nuestro nicho de mercado.

Hasta el momento, el surf, el turismo de bienestar (yoga) y los jubilados han encontrado un “dulce” punto en el que juntos se llevan bien. Pero a medida que crece Nosara con un desarrollo no-sostenible, con ruido,  contaminación lumínica y pequeña delincuencia, invariablemente requerirán un mayor nivel de vigilancia. Sin él, nos convertiremos en otro lugar más en el que muchos de los que han venido en busca de una comunidad fuera de lo común, se sentirán decepcionados.

El carácter que nuestra comunidad tiene, goza de una merecida reputación como una joya escondida. Una noche tranquila, iluminada por las estrellas, una playa de aguas cristalinas y una comunidad multicultural con vías verdes es amada, increíblemente valiosa y muy difícil de encontrar.

La tarea por delante es mantener un desarrollo lento, con una escala adecuada, modesta y con una cultura en sintonía con la mayoría de los residentes y los visitantes que han recomendado Nosara a los demás.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios