Regional, Derechos Humanos

¿Dónde buscar ayuda tras una agresión sexual en Guanacaste?

This post is also available in: English

Cinco mujeres turistas denunciaron sufrir agresiones sexuales en fiestas nocturnas en las playas de Nosara entre 2019 y 2021. Si vos, una amiga o un familiar experimentaron una situación parecida en una zona costera de Guanacaste, debés saber que hay mecanismos para denunciar y buscar protección ante la agresión, a pesar de que te encontrés alejada del centro de un cantón.

En ningún caso este tipo de delitos son culpa de las víctimas y las instituciones costarricenses están obligadas a ayudarte. Por eso, en esta nota te contamos los pasos que debés seguir para buscar ayuda en Guanacaste:

Primero, ¿qué define Costa Rica como una agresión sexual? 

La Secretaría Técnica de Género del Poder Judicial indica que son todas las acciones en las que una persona o varias obligan a otra a mantener o participar en actividades sexuales no consentidas y con uso de violencia (amenazas de muerte, fuerza física, drogas o manipulación psicológica).

Los delitos sexuales más comunes en Costa Rica son la violación (hay penetración), el abuso sexual (tocamientos) y las relaciones sexuales con menores de 18 años (relaciones sexuales no forzosas). 

Si una persona te tocó, se masturbó, te obligó a realizar actos sexuales sin consentimiento o sufriste una agresión sexual, podés denunciarlo penalmente ante las autoridades. 

¿Qué hacer después de una agresión sexual?

La Red Internacional de Violación, Abuso e Incesto (RAINN, por sus siglas en inglés) recomienda que valorés si tenés un lugar de confianza donde podás pedir ayuda. 

Por ejemplo, pensá si te sentís segura contando lo que pasó al personal del hospedaje donde te estás quedando o a las personas con las que compartís habitación. De no ser así, considerá ir directamente a las autoridades.

Tomá en cuenta que las primeras 72 horas después de una agresión sexual son fundamentales para conseguir pruebas que ayuden a tu denuncia y para valorar tu estado de salud físico y mental. En ese lapso, por ejemplo, es posible disminuir el riesgo de tener un embarazo a partir de la violación y de detectar temprano una enfermedad de transmisión sexual. 

Por esta razón, la coordinadora del programa de normatización y atención de la violencia de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Karen Bonilla, recomienda que las víctimas llamen cuanto antes al 911 o acudan al ebais o a la estación policial más cercana. En cualquiera de los casos, las instituciones activarán el Protocolo interinstitucional de atención integral a víctimas de violación sexual de la CCSS. 

Según el manual, ya sea la Fuerza Pública o funcionarios del ebais, deben llevar a las víctimas de agresiones sexuales al hospital más cercano para valorar su estado físico y mental y tomar la denuncia. En Guanacaste los únicos centros médicos autorizados para esto son el Hospital de La Anexión en Nicoya y el Hospital Enrique Baltodano Briceño en Liberia. 

Aunque estés en una zona costera alejada de ambos hospitales, la policía o los paramédicos que te atiendan están en la obligación de trasladarte inmediatamente.

Agresión sexual en Guanacaste
Crédito: Dunkan Harley

¿Qué pasa después?

Independientemente de si llegás por tu cuenta o un oficial te lleva, en el hospital deben trasladarte de forma inmediata a un espacio físico que garantice un ambiente de confidencialidad y calidez. Primero, un o una enfermera evaluará si necesitás primeros auxilios emocionales o algún medicamento de urgencia. 

Posteriormente, un doctor o doctora te atenderá para determinar si tenés lesiones en tus órganos sexuales, boca o área anal, si presentás signos de resistencia como golpes, arañazos, mordeduras o si todavía contás con semen o ADN de tu atacante. Estas primeras pruebas te ayudarán a tener un caso legal contundente.

Dependiendo del tipo de agresión que viviste, el personal de salud te recomendará tomar un anticonceptivo de emergencia para evitar embarazos. Vos decidís si lo aceptás o no.

En el centro médico podrán hacerte exámenes para determinar si contrajiste una enfermedad de transmisión sexual y, dependiendo de los resultados, el doctor te recetará tratamientos para disminuir el riesgo de enfermedades. El cuerpo de salud deberá informarte verbalmente de cualquier prueba que te hagan así como cada medicamento prescrito. 

El personal también valorará internarte según tu estado físico y mental, o si no contás con un lugar seguro donde regresar.

Si llegaste al hospital antes de ir a la Fiscalía, el funcionario que te atiende está en la obligación de llamar a trabajadores del Poder Judicial para que te tomen la declaración sin que tengás que movilizarte. La denuncia es un proceso que solo podés hacer vos personalmente. Lo único que necesitás es un documento de identificación, como la cédula o el pasaporte.

Si sos menor de edad y sufriste de una agresión sexual en Guanacaste, los funcionarios también deberán llamar a un funcionario del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), que te visitará en el centro hospitalario y activarán protocolos especiales para tu grupo de edad

¿Dónde puedo buscar más ayuda?

Después de pasar por la primera parte de este proceso, podés buscar atención psicológica en la línea 800-4626827 del Instituto Nacional de la Mujer (Inamu).

Tras interponer la denuncia ante la Fiscalía, el juzgado debería ordenar medidas de protección necesarias contra tu victimario, como una orden de alejamiento. Dependiendo de la gravedad del caso, te remitirán al Programa de Atención a Víctimas del Ministerio Público.

Si vivís otro tipo de violencia de género, podés buscar ayuda en este enlace.

Comentarios