Entretenimiento

¿Dónde es la fiesta en Nicoya?

This post is also available in: English

Que en Nicoya no pasa nada. Que es un pueblo muerto. Que nunca hay fiesta… ¡ay, papá! No tiene idea de lo que está hablando. Pero para que no caiga más en ese error por ser foráneo o visitante de la Ciudad Colonial, aquí le explico cómo funciona.

La vida nocturna en Nicoya tiene una dinámica que cambia según el día. Hay bares que solo son llamativos un día a la semana, hay algunos que ofrecen eventos especiales y están los barcitos pequeños que nunca ponen mala cara a cualquier fecha.

¡Ponga cuidado a la semana!

Lunes

Es un día tibio, pero es el inicio de la semana. Muchos restaurantes y bares cierran los lunes, pero hay algunos como el Rancho el Estribo (contiguo a la Cruz Roja) que  no cierra ese día. Si visita ese lugar le recomiendo que pruebe el chifrijo, que viene acompañado de platanitos tostados. Además, ahora ofrecen cerveza artesanal, hecha por los propietarios del lugar. Si es un día que hay partido, no dude en elegir el Estribo para verlo.

 

Martes

Los martes son un gran día para disfrutar de los pequeños bares que siempre ofrecen buena boca y tragos a buen precio. ¿Quieren opciones? Los Jocotes (Barrio Los Ángeles), Los Ranchitos (Barrio La Virginia), La Primavera (La Cananga) o El Bosquecito (Barrio San Martín).
Tanto Los Jocotes como Los Ranchitos mantienen la bella costumbre de ofrecer una boca de cortesía por cada trago o cerveza que se pida, como en la vieja escuela. Además, Los Ranchitos tiene el plus que tienen siempre la pantalla lista para el karaoke, para los que les gusta el tema de la cantada. La Primavera gana ventaja con  los cócteles, pues hay desde mojitos hasta margaritas. Por su lado, El Bosquecito se caracteriza por la boca de ¢1.000, que con dos que se coma, ya cenó. (Le recomiendo el arroz con carne y que pida la chilera de la casa).

 

Miércoles

Ya para mitad de semana la fiesta empieza a subir de nivel. La gente está más animada y se atreve a llegar más tarde a casa. Los miércoles son un buen día para ir al karaoke de Más Coyol (camino a Santa Cruz). Entre canción y canción también se arma el baile.

 

Jueves

En Nicoya el jueves se vive como si fuera sábado y día de pago. Son pocos los que se quedan guardados un jueves. La tradición es ir a Tío Juan (frente a la bomba La Alianza). El lugar abre siempre con el karaoke, pero a partir de las 10 p. m. se arma un bailongo como si fuera un 31 de diciembre (¡cómo bailan los nicoyanos!). Sin duda, es de los días más alegres en Nicoya.

 

Viernes

Curiosamente la pachanga del viernes no es tan generosa como la del jueves, pero siempre hay cosas por hacer. El Guayacán  (del cruce de Nicoya 2.5 km hacia La Mansión) tiene noche bailable. Este lugar también hace reggae night, pero son eventos especiales muy orientadas a la “muchachada” (usualmente menores de 30 años, pero si usted los disfruta, adelante).

 

Sábado

El sábado también tiene espíritu del fin del mundo. El fiestón para ese día se traslada a El Bosque (frente al cruce de La Mansión) y ahí no solo se llena de nicoyanos, también se apuntan los hojancheños y hasta los nandayureños. El sitio es un rancho grande con mesas de maderas y una buena pista a la que muchos le sacan el brillo.

A esta agenda diaria también se le puede sumar una pasada final a El Cóndor, pues una gran noche se debe cerrar con un pinto con huevo, un gran vaso de una gaseosa de kolita o un buen chocolate caliente, para cargar baterías y mitigar los efectos de la resaca del otro día.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios