Regional, Nosara, Sucesos

Dos mujeres escapan a intentos de violación en los alrededores de Nosara

This post is also available in: English

Recientemente, dos mujeres, ambas de unos 20 años, fueron atacadas durante plena luz del día por hombres en dos ocasiones distintas en la zona de Nosara. Ambas lograron escapar, pero los incidentes han sido objeto de preocupación en la comunidad y se están haciendo arreglos para ofrecer una clase de defensa personal gratuita para las mujeres.

La primera agresión, fue a una mujer, quien desea que su nombre sea mantenido en el anonimato, y fue atacada en un intento de violación el 29 de octubre en Playa Guiones. Ella relató que estaba en su hora de almuerzo y fue a su habitual paseo en bicicleta por la playa. En el camino de regreso, un joven se le acercó en bicicleta y ella se sintió incómoda. Él empezó a tocarla y ella perdió el equilibrio de su bici y comenzó a luchar.

«Saltó sobre mí, tratando de rasgar mi traje de baño (ya que sólo llevaba puesto mi traje de baño)», contó. » Me tiró en el suelo, justo en la orilla. Yo estaba muerta de miedo. Intentó besarme el cuello y me las arreglé para morderle la oreja. Casi se la arranqué. Estaba sangrando bastante».

Sin embargo, el atacante insistió. «En ese instante estaba casi desnuda, pero yo no podía dejar que eso sucediera. Yo no quería dejarme», ella relató, mientras tanto los pensamientos de la vida y la muerte se cruzaron en su mente. Ella se dio cuenta de que no tenía el control de sus acciones, y fue ahí cuando recordó una experiencia de una mujer que se escapó de un secuestro.

«Dejé de luchar contra él. Dejé la violencia de mi lado y me senté. Lo miré a los ojos y le pregunté qué era realmente lo que quería de mi».  

Cuando él respondió que quería hacerle el amor, ella le dijo que no era más que un niño y le dijo que debería liberarla porque era «un buen chico» y que nunca debe lastimar a ninguna mujer en su vida. El joven entonces le pidió perdón y se fue.

La víctima le dijo a La Voz que está mucho mejor después del ataque. «No me siento como una víctima más. Me siento como una guerrera. Tengo que inspirar a las mujeres. Nunca debemos tener miedo», afirmó.

El atacante aparentemente fue después al EBAIS de Nosara. La  doctora Juanita Gómez dijo que la policía llegó preguntando por el joven, un tico de unos 16 años de edad, y les dijo que el joven le había dicho que la lesión en su oído sucedió cuando iba en bicicleta. La doctora indicó que la lesión parecía coincidir con la versión del jóven ya que no había marcas de dientes, sino un simple trauma.

El jóven fue llevado a la fiscalía de Nicoya, donde fue identificado y puesto en libertad. Según informó el departamento de prensa del fiscal del distrito, el menor es el principal sospechoso en el caso, que sigue bajo investigación.

El segundo ataque

El jueves, 7 de noviembre Meagen Walsh fue atacada a las 2 p.m. cerca de las cinco esquinas en la intersección de Playa Pelada. Caminaba a Del Mar Academy cuando fue atacada por la espalda por un hombre, que puso su brazo alrededor de su cuello, la empujó a la selva y comenzó a quitarle la ropa.

Walsh comenzó a dar patadas, puñetazos y gritando. Finalmente le aruño uno de los ojos del atacante, a lo cual el tipo la soltó y le dio la oportunidad de salir corriendo a la calle. El atacante fue tras ella, pero un vecino pasó por el lugar en ese momento y se detuvo para ayudarla. Walsh explicó que el atacante trató de actuar de manera normal, y luego apareció otro hombre de unos arbustos en una motocicleta. El atacante se subió a la moto y los dos se fueron. A pesar que otro carro los persiguió, ambos lograron escapar.

«Estos dos chicos no tenían miedo de hacerlo. Ellos no estaban esperando a que yo fuera en un callejón oscuro, ni nada. Lo hicieron delante de todos, así lo sentí», relató Walsh.

Walsh fue capaz de tomar una foto por detrás del atacante y los vecinos han estado trabajando en identificarlo. Walsh expresó su confianza en que lo identificarán y espera que lo saquen de las calles. «Estoy absolutamente segura. Yo le miré a la cara», expresó.

Walsh dijo que el apoyo de la comunidad ha sido increíble, y que ha recibido constantes llamadas telefónicas y mensajes a través de Facebook. Hasta se hizo un cartel de recompensa por la captura del sujeto. «Me siento con más apoyo aquí que en cualquier otra parte. Es increíble como la comunidad, se ha adelantado de una manera que yo no creía posible», opinó. » No me siento en peligro. Me siento segura».

En respuesta a los ataques, se llevará a cabo una hora y media de clase sobre técnicas y estrategias evasivas de protección para las mujeres el domingo 10 de noviembre a las 2 p.m. en el Wellness Center junto a Tica Massage en Guiones.

Richard Jordan, quien está organizando la clase, es un experimentado instructor de kung fu. El comentó que enseñará algunas técnicas simples y eficaces para escapar de los ataques y formas de incapacitar a sus agresores con el fin de huir. Además , Walsh estará presente para compartir su experiencia.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios