Regional, Sucesos, Sámara

Dos violaciones en Sámara agudizan inseguridad del distrito

This post is also available in: English

El estado de inseguridad que dicen tener los vecinos de Sámara de Nicoya se confirma una vez más con dos nuevos delitos. Esta vez se trata de dos violaciones, uno en el sector de Cantarana y otro en el centro de Sámara.

La Fiscalía de Nicoya confirmó que la madrugada del 13 de octubre se atendió un caso de violación en perjuicio de una norteamericana de 22 años de edad. El único sospechoso de cometer dicho delito es de apellidos Angulo Murillo.

De acuerdo con la versión del Ministerio Público, la víctima anunció su salida del país, por lo que la Fiscalía coordinó la realización de un anticipo jurisdiccional de prueba, es decir, se tomó la declaración anticipada de la víctima, con la presencia de un juez de la República, un fiscal y el defensor del imputado. Esto se llevó a cabo el lunes 20 de octubre.

Según Omar Chavarría, Jefe Fuerza Pública de Nicoya, la joven estadounidense se encontraba en la comunidad estudiando el idioma y  avisó a la policía la misma noche de la violación.  

Algunos vecinos de la zona indican que  la víctima y el sospechoso, de origen colombiano, tenían cierta relación de amistad, por lo que se presume que el presunto agresor se aprovechó de la proximidad con la joven para cometer el abuso; sin embargo, no se ha podido corroborar ni este rumor ni otros donde se mencionaba que la violación ocurrió en la playa o que el presunto agresor era un taxista. La fiscalía no ha emitido la versión oficial de los hechos ya que el caso todavía se encuentra en investigación.

Además indican que Angulo Murillo, conocido como “El Gringo”, tenía más de un año de residir en el sector de Cantarana y no se le conocía ninguna ocupación.

Ese mismo 13 de octubre, los agentes judiciales y la Fuerza Pública procedieron con la captura de otro sujeto de apellidos Obando Sánchez de 20 años de edad y vecino del centro de Sámara. Al joven se le acusa de abusar sexualmente de un varón de 9 años.

La denuncia fue interpuesta por la madre de la víctima.

Por ahora, los detenidos deberán cumplir prisión preventiva en la penitenciaría de Liberia, mientras se realiza el proceso de investigación. A Obando Sánchez se le impusieron 6 meses, mientras que a Angulo Murillo 3 meses. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios