Regional, Nicoya

Editorial – Muni: no nos niegue la información pública

This post is also available in: English

En épocas en donde la mayoría de la información debería estar digitalizada y disponible para todos los ciudadanos, entidades como la Municipalidad de Nicoya todavía se niega a que medios como La Voz de Guanacaste, pueda tener acceso a documentación de interés público.

En octubre del 2012 este periódico solicitó copia  de unos permisos de construcción de un edificio en Nosara sobre el cual hay dudas de su seguridad física para la población. La solicitud se nos negó. Volvimos a insistir con más peticiones en enero y marzo del 2013 pero también fueron rechazadas bajo el argumento que esa información esta protegida por la “Ley de protección de la persona frente al Tratamiento de sus Datos Personales”. Sin embargo, nosotros nunca pedimos información personal sino documentos emitidos por una entidad pública.

En agosto del 2014, investigando sobre una propiedad en la Zona Marítimo Terrestre dentro del Refugio Ostional, solicitamos copia del permiso de uso de suelo otorgado por la municipalidad, pero otra vez esta documentación se nos negó. En noviembre y diciembre del 2014 pedimos copias de contratos municipales con empresas privadas como también solicitamos un desglose de algunos salarios de funcionarios municipales, pero todas estas solicitudes fueron rechazadas. Toda esta información es de carácter publico.

Durante este período, siempre intentamos buscar el diálogo y pedir información de manera respetuosa y amparados en el derecho a la información de carácter público; no obstante, nos encontramos con negativas y excusas. Realmente esta acción nos indigna y nos preocupa, ya que consideramos que es una violación a los derechos de los costarricenses.

Es importante recordarle a las instituciones públicas que la Constitución Política de este país en su artículo 30, garantiza  el libre acceso a los departamentos administrativos con propósitos de información, sobre asuntos de interés público.

Aunado a eso, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en su artículo 13, establece la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa.

Es por eso que, una vez que agotamos todas las vías de comunicación directas con la Municipalidad de Nicoya, la dirección de este periódico presentó el pasado mes de  octubre un recurso de amparo ante la Sala IV, para exigir nuestro derecho a la información. Dichosamente la Sala Constitucional ordenó al Alcalde Marco Antonio Jiménez Muñoz, poner a disposición, en forma inmediata a La Voz de Guanacaste, las copias del expediente en el que consta la información relacionada con los permisos de construcción solicitados en el 2012. Asimismo, condenó a la Municipalidad de Nicoya al pago de los costos, daños y perjuicios causados a La Voz de Guanacaste.

En definitiva, decidieron que los permisos de construcción son información pública y nos dieron la razón.

“Dentro del Estado, encontramos como uno de sus principios fundamentales o estructurales, el derecho de información para la efectiva participación de los ciudadanos en la toma de decisiones políticas”, dice la de resolución de Sala Constitucional.

Sin embargo, el triunfo nos deja un sabor agridulce. Qué triste que tengamos que llegar a estas instancias y que además, la municipalidad tenga que desembolsar dinero para pagar un proceso legal que no era necesario y cuyos fondos provienen de la plata de todos los nicoyanos.

Todavía estamos esperanzados de que, luego de esta resolución, la alcaldía cambiará su actitud y nos permitirá acceder a la información publica solicitada. No queremos volver a las vías judiciales, pero a nuestros lectores les aseguramos que no bajaremos la guardia y defenderemos nuestro ejercicio periodístico como su derecho a la información. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios