Nosara

El asfalto llegó a la Ruta 160 en Nosara tras décadas de promesas incumplidas

This post is also available in: English

Tras décadas de reclamos y promesas incumplidas alrededor de la Ruta 160, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) iniciaron a finales de setiembre el asfaltado de los primeros 10 kilómetros entre Garza y el centro de Nosara. 

El asfalto llega diez meses después de que la coordinadora de la Región Chorotega para el Gobierno y primera dama, Claudia Dobles, prometiera el mejoramiento de la ruta con  la construcción de una capa asfáltica y tres puentes vehiculares.

En ese momento, el ministro del MOPT, Rodolfo Méndez Mata, también reafirmó su compromiso con la realización de la obra. Ese ministerio y jerarcas del Conavi hicieron la misma promesa años atrás, pero sin avanzar en la ejecución. 

En 2017, ambas instituciones acordaron que los primeros 10 kilómetros de la Ruta 160 estarían totalmente listos para el año siguiente. La obra no avanzó, pues no lograron ponerse de acuerdo sobre el pago de viáticos y horas extras al personal.

Este 2020, después que el gobierno entregara la capa superficial de asfalto, ambas instituciones acordaron una colaboración permanente para finalizar el proyecto. 

El papel de cada institución en la ruta se manejará así: el MOPT administrará  los presupuestos de la mano de obra y maquinaria, mientras que el Conavi finalmente incluirá los materiales necesarios dentro de su presupuesto. 

El departamento de prensa del MOPT afirmó que las obras están iniciando hasta ahora porque el Conavi necesitaba realizar una contratación para adquirir la mezcla asfáltica necesaria. La institución aprobó dicho presupuesto hasta hace un mes. 

Aunque las instituciones iniciaron la colocación del asfalto sobre los primeros diez kilómetros, la construcción de los puentes viales, también prometidos en noviembre del año pasado, seguirá en pausa hasta 2021 porque no presupuestaron suficientes materiales para la obra.

El asfalto para los diez primeros kilómetros costará un total de ¢1.092 millones, adicionales a los ¢4.272 millones de la primera capa asfáltica y los puentes. Los trabajos están a cargo de “Macroregión Guanacaste”, el departamento de construcción del MOPT en la provincia.  

Las instituciones calculan finalizar la obra en diciembre, dependiendo de las lluvias de los últimos tres meses del año. 

Una ruta llena de promesas incumplidas 

Esta es la primera vez que el gobierno ejecuta un proyecto prometido  sobre la Ruta 160. La Voz de Guanacaste tiene archivos históricos desde 2007, cuando la entonces ministra Karla González dijo que el asfaltado empezaría en el 2009 y aseveró: “Yo no prometo cosas que no cumplo”.

Desde esa fecha y hasta 2015 los gobiernos de turno invirtieron anualmente entre ¢80 a ¢500 millones en mejoramientos superficiales de la ruta. Estas reparaciones compartían dos características: eran realizadas semanas antes del 25 de julio y al pasar el invierno, la ruta volvía a su estado inicial.

Entre esas fechas hubo otra promesa, dicha por primera vez por el expresidente Óscar Arias: el asfalto de la Ruta 160 saldría de los $850 millones del préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Tres años después, el diputado nicoyano por el Partido Liberación Nacional (PLN), Luis Antonio Aiza, negó que alguna vez existiera un presupuesto con los recursos de ese empréstito.

Fueron falsas promesas pues ese fondo nunca existió”, aseguró.

En 2015, la funcionaria de Planificación Institucional del Conavi, Monica Moreira, afirmó que la Ruta 160 estaba incluida  en el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018. Un año después, el despacho del Presidente Luis Guillermo Solís aseguró que no era así, pues “no era posible conseguir el financiamiento total de la ruta”.

En 2017, mediante conversaciones con los líderes comunitarios del Comité de Caminos y Pro Asfalto Ruta 160, el MOPT declaró que “todo estaba listo” para iniciar los trabajos en la ruta. Tras conflictos presupuestarios internos con el Conavi, la obra estuvo detenida hasta septiembre de este 2020, cuando ambas instituciones consolidaron su alianza. 

Resto de la ruta sigue en espera

Este nuevo plan consiste en asfaltar 10 kilómetros adicionales de la ruta, que inician desde la mitad del centro de Garza hasta llegar a la comunidad de Santa Marta. 

En noviembre del año pasado Claudia Dobles anunció que el MOPT realizaría un estudio para definir el posible financiamiento de la segunda y tercera etapa de la Ruta. Ahí están incluidos nuevos tramos de aproximadamente 36,8 kilómetros en total, que abarcarían la conexión de Nicoya y Santa Cruz con el distrito. 

Casi un año después, el ministerio no tiene una fecha para la realización de estos estudios y sostiene que no lo realizará en este año. “Seguimos en la fase del anteproyecto, todavía no tenemos estudios”, respondió el departamento de prensa, ante la consulta de La Voz. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios