Regional, Nosara, Comida

El flexitariano

This post is also available in: English

Marcos Bitman de The New York Times ha acuñado un nuevo término útil para describir al consumidor-moderadamente consiente en términos de alimentación: El “flexitariano”, (flexitarian, por el origen en inglés del término)

En esta categoría se incluyen vegetarianos que a veces comen pescado o pollo y las personas que se están moviendo de sus dietas carnívoras en una dirección más basada en plantas.

Para los cocineros y chefs de Nosara, este cambio social representa un reto: ¿Qué platos fuertes pueden ofrecer a estos diferentes apetitos? En un mundo urbano donde todo está disponible, los restaurantes están ofreciendo cada vez más sustitutos de carne a base de tofu, tempeh o seitán.

Mientras que algunos restaurantes hacen  estos ingredientes a partir de cero en sus cocinas, para la mayoría, estas formas de proteína de origen vegetal  son distribuidos por sus proveedores.

Por desgracia  para nuestro bienestar, en Nosara  estos elementos no están disponibles en nuestros supermercados o mayoristas.

Hacer tofu no es fácil. En primer lugar, se hace la leche de soya (soya + agua) con su trituración, cocción y filtrado. A continuación, se cocina de nuevo con un coagulante, separando  la cuajada en más agua hirviendo.

Cuando la cuajada flota  en la parte superior, se separa y se coloca en un marco de madera envuelto en una gasa y se comprimen hasta obtener un bloque de tofu también conocido como queso de soya.

Almacenado en frío, este queso de soya se mantiene fresco durante unos tres días. Sin una producción de tofu en Guanacaste, tal vez un nuevo negocio está a la espera de ser inventado.

Dicho esto, quien quiere hacer tofu?

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios