Regional, Nosara, Turismo

El Nosara Yoga Institute se expande para alojar huéspedes

This post is also available in: English

El Nosara Yoga Institute, fundado por Don y Amba Stapleton, trajo clases e instructorado de yoga a la zona de Nosara en 1994, pero los participantes de los programa tenían que buscar alojamiento en otros lugares. Ahora, el Instituto ha ampliado sus instalaciones a tres hectáreas para incluir un hotel, restaurante, bar de batidos, piscina de 25 metros, cascadas y piscinas serpenteantes, patios, un salón, jardines para el descanso, una tienda de regalos y hasta un área de lavandería.

Durante una inauguración en el mes de enero, 40 participantes del curso de instructores se alojaron en sus instalaciones aun cuando la construcción continúa en febrero.

Los Stapleton encontraron un socio comercial, el urbanizador canadiense Gary Edwards, copropietario de la Nosara Yoga Institute Village, quien ha supervisado la expansión de la propiedad y las instalaciones. “Estoy muy contento de ser parte de esto”, dijo. “Me retiré joven hace unos años y viajé, hice surf y yoga y tomé el curso de instructor de yoga aquí hace tres años y medio. Cuando me enteré de que estaban buscando un socio para invertir y dirigir la construcción de un campus de retiro de yoga, me pareció que era lo que debía hacer”, dijo.

El hotel tiene capacidad para 56 personas en bungalows de diferentes tamaños y configuraciones. Algunos tienen habitaciones privadas, cubiertas de teca y duchas al aire libre. Otros son de estilo dormitorio con seis camas individuales y un baño compartido. Todas las habitaciones tienen aire acondicionado, duchas al aire libre, abanicos, lavamanos de piedra tallada y gabinetes de almacenamiento.

“Muchos de nuestros participantes en la formación son jóvenes y sin mucho dinero. Quisimos tener algunas habitaciones tipo dormitorio para mantener los costos bajos”, explicó Edwards.

El campus también cuenta con un restaurante con capacidad para 120 comensales con vistas al océano por encima de los árboles. El restaurante, que se abrirá una vez que la construcción de la cocina profesional se haya completado, servirá comida vegetariana en un formato estilo buffet. Los huéspedes limpiarán sus propios platos.

El bar de batidos estará abierto al público. Durante los meses en que los entrenamientos de instructores del NYI no están en sesión, el restaurante también estará abierto al público con una reservación previa requerida de un día.

Además de los participantes de los cursos de instructores  y sus muchos otros programas, el Village del NYI estará abierto para escuelas de yoga de todo el mundo que quieran un centro de retiro para hacer sus prácticas. Los huéspedes que quieran tomar clases y visitar Nosara, también podrán reservar el hotel.

Los precios de las habitaciones para huéspedes individuales o pequeños grupos de yoga van desde $100 a $350 por noche e incluyen dos clases de yoga y dos comidas al día.

Edwards dijo que espera que la construcción termine en febrero. Una vez terminada, la propiedad estará segura al estar totalmente cercada y empleará guardias las 24 horas y cámaras de seguridad. Él dijo que hay planes a largo plazo para construir otro estudio de yoga en el hotel, pero por ahora, los tres estudios de yoga originales del NYI continuarán siendo utilizados para los entrenamientos, programas y clases para el público.

El Nosara Yoga Institute se encuentra en la carretera principal a Nosara entre el restaurante Il Basilico y el Café de Paris. Se puede encontrar en línea en www.nosarayoga.com o contactar por teléfono al 2682-0071.

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios