Regional, Nosara, General, Estilo de vida

El polvo en el viento

This post is also available in: English

Contra mi buen criterio, me he permitido ser elegido en la Junta Directiva de la Asociación Cívica de Nosara (ACN). Mi reticencia con mi nueva posición tiene menos que ver con el ACN (que he apoyado durante años y le tengo un gran respeto) y mucho más con mi incapacidad personal para no ser sorprendido por la cantidad de clasistas que hay en nuestra comunidad.

OK. Eso es duro. Tal vez no clasistas.

Permítanme decir, “gente con opiniones inflexibles sobre asuntos de la comunidad que sólo las tienen gracias a su capacidad financiera.”

Consideremos la situación del polvo de la ruta que enfrentamos como comunidad. Me gustaría dar mi opinión por adelantado. Es la siguiente:

“Como una comunidad, con la ayuda de la municipalidad y del gobierno nacional, tenemos que encontrar soluciones ambientalmente amigables, a corto plazo para el control de polvo mientras nos concentramos en conseguir el camino pavimentado tan pronto como sea posible.”

Puesto que este es mi blog y ahora estoy sintiendo el ritmo y el flujo de dar opiniones libres, aquí hay otra:

“Quien no está de acuerdo conmigo sobre este tema es malo y muy posiblemente, un clasista (véase arriba)”

Nuestra comunidad ha pasado el punto de tener ruta de lastre pudiendo ser racionalizada como algo mejor para la comunidad. Sí,  hace más difícil para los ladrones entrar y salir. Sí, es un filtro para mantener afuera al turista estilo Disney World,  con sus almuerzos y cenas de buffet y el turismo “Todo incluido”. Sí, estoy de acuerdo, es mucho más fácil mostrarnos en facebook como diferentes si podemos presumir de nuestro estilo de vida selvático sin pavimentar.

Y además, cada generación que sea desafortunada de haber conocido a Nosara después de que ella ha fue pavimentada nunca va a entender sobre los buenos viejos tiempos.

Esos tiempos cuando los autos se nos desarmaban después de conducirlos por un año y nuestra tarifa local de las enfermedades respiratorias estaban por las nubes. Las risas que compartían los locales sobre lo lindo del polvo mientras caminaban a su casa luego de un duro día de trabajo. Es decir, que toda la experiencia será disminuida drásticamente si uno no se siente superior a todas las motos y bicicletas mientras conduce dentro de una fría camioneta con aire acondicionado…

El punto es, no es justo para ninguno de nosotros a considerar otra cosa que unirnos como una comunidad y presionar para tener el asfalto. Para nuestros amigos, empleados y familiares que no son lo suficientemente afortunados, o para aquellos que deciden conscientemente no conducir en el capullo protector de un último modelo SUV. Sé que esto vendrá como una sorpresa para algunos, pero hay esos amigos locos por ahí que no desean andar en una capsula herméticamente sellada desde el exterior.

También podría discutir que la alternativa más rápida, léase “Moderna”, los vehículos que usa la mayoría de la comunidad, es a través del control permanente del polvo. Tomar una bicicleta para chequear el surf es menos atractivo cuando existe la amenaza de ser severamente “empanizado” con la tormenta de polvo que deja un camión de Coca Cola. Es difícil imaginar algo peor que la oferta de polvo y barro que existe en oferta después de tomar una clase de yoga. Cuando la mitad de nuestra comunidad se envuelve en franjas de varias telas, adoptando el estilo Mad Max para conducir los pocos cientos de metros, sabes que algo no está bien.

Una gran parte de mí esta triste estar escribiendo este blog. Entiendo el pavimento y la necesidad de hacerlo, significa un gran cambio de dirección para nuestra comunidad. Tanto como cualquiera, amo a Nosara por lo que es, baches y polvo y todo. Sé que hay acérrimos opositores al pavimento y que no les va a gustar este post. Y me doy cuenta de que este post viene de un agente de Bienes y Raíces a quien va a ser fácil descalificar. Sin embargo, nada de esto cambia el hecho de que quienes quieren mantener la pozos y polvo en nuestras carreteras, se basa en la nostalgia de los “días de antaño”.

Nuestra respuesta a esta cuestión, nos define como comunidad.

Como una comunidad internacional con sede en Costa Rica, debemos empezar a hacer y no sólo hablar. Nuestros sitios web están llenos de términos como ambientalmente amigable, sostenible y verde. He oído hablar de Nosara emergiendo como una comunidad “modelo” para el resto del mundo, una comunidad donde los lugareños y extranjeros se reúnen y crean algo especial. Algo que vale la pena repetir. No tengo ninguna duda de que tenemos la capacidad de vivir eso. Pero nunca sucederá si algo tan clasista como tener calles pavimentadas no se lucha por toda la comunidad.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios