Regional, Nicoya

“El que quiere guerra, guerra va a tener”, Marcos Jiménez, Alcalde Municipal

This post is also available in: English

Si existía alguna duda sobre los enfrentamientos entre los miembros del Concejo Municipal de Nicoya, “la guerra” quedó oficialmente declarada durante la sesión ordinaria del lunes 19 de mayo, tras el anuncio hecho por Marco Jiménez, alcalde municipal, de censurar las propuestas de los regidores Ana Lizeth Espinoza Fonseca y Carlos Medina Fernández.  

El anuncio lo hizo Jiménez tras dar lectura a un documento enviado el 12 de mayo por la Contraloría General de la República, el cual rechazó la solicitud de los regidores Espinoza Fonseca y Medina Fernández quienes pedian que se revise y revoque el proceso de compra del terreno del nuevo cementerio.

Los regidores alegaron en un documento enviado a la Contraloría el 25 de abril del 2014 que el terreno propiedad de Mario Rojas Huertas ubicado en el barrio Las Brisas del Cerro, no es el más apto para la construcción del nuevo cementerio. Dentro de las razones indicaron que dicha propiedad no posee plano catastrado y que fue la única participante en el concurso de adjudicación.

No obstante durante la sesión municipal del 28 de abril Santos Juárez, presidente de la comisión Pro Cementerio, había presentado el plan visado y actualizado de la propiedad que pretende comprar la municipalidad.

Sin embargo, la Contraloría contestó que se puede proceder con el proceso de contratacion e indicó que el solo hecho de que solo exista una sola oferta elegible no desautoriza el concurso hecho por la Municipalidad, por lo que el proceso de compra de la propiedad continúa en pie.

Debido a esta resolución, el alcalde apuntó hacia los regidores Espinoza Fonseca y Medina Fernández “quienes dicen hablar de transparencia en los procesos cuando han estado en la oscuridad, mintiendo al pueblo de Nicoya con engaños”.

Pero además, Jiménez anuncio que a partir de ahora ejercerá el veto en todos los acuerdos que tomen los regidores Ana Lizeth Espinoza y Carlos Medina.

El código municipal faculta a los alcaldes sancionar y ejercer el veto, es decir, prohibir los acuerdos aprobados por los miembros del Concejo.

“El que quiere guerra, guerra va a tener. Quien se mete conmigo, me meto con él”, aseguró Jiménez.

Por su parte Ana Lizeth Espinoza, expresó: “no tengo que responder las amenazas del alcalde, considero que tengo el derecho como miembro de este concejo y nicoyana a denunciar y si él quiere hacerme una denuncia que la haga porque yo me defenderé”, aseguró.

En tanto, el regidor Rodolfo Orozco manifestó “esto es un show político, seguro el señor [Carlos] Medina no vino hoy por este documento” y agregó “me siento avergonzado por gente que se vende y cambia de partido. Esta señora [Ana Lizeth Espinoza], no es compañera de mi fracción [PLN]”.

Por último, el regidor Juan Edwin Yockchen indicó: “la ignorancia es atrevida, y este atrevimiento ha pasado el limite ya, son demasiadas veces que han metido la pata con aberraciones municipales, si tuvieran vergüenza renunciarían a sus credenciales y darían paso a gente que si quiere trabajar por Nicoya”. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios