Comida

El Tigre Verde: comida libre de lactosa para placer de todos los paladares

This post is also available in: English

Tomarse un jugo de El Tigre Verde llamado Sámara Farmacia es agregarle un año más a tu vida. Esta poción mágica de color naranja brillante es refrescante y llenadora, y está llena de azúcares naturales de zanahoria, piña, naranja, perejil, cúrcuma y jengibre.

“Esto combate todos mis problemas”, dijo Virginie Dostie mientras nos entregaba la bebida.

Originaria de Quebec, Dostie se dio cuenta de que era intolerante a la lactosa a principios de su segunda década. Su salud mejoró al cambiar lo que comía, lo que significaba que necesitaba volver a aprender a cocinar de acuerdo con su nuevo régimen.

Quería menos ciudad y más naturaleza, entonces Dostie se mudó a Sámara en septiembre del 2016. Se trajo dos gatos, algo de ropa y el equipaje lleno de utensilios de cocina. Fundó El Tigre Verde como un restaurante sin gluten y sin lactosa el año pasado, atendiendo sus propias necesidades alimenticias al tiempo que ofrece alimentos saludables y de origen local a su nueva comunidad.

 

 

Dostie ha descubierto que su cocina saludable no es solo una tendencia para los viajeros adinerados. También alimenta a los lugareños que aprecian las comidas sin lácteos, con precios que van desde $ 5 hasta los $ 11. Su compañero tico, José Cordero Suazo, le ayuda en la cocina.

Dostie utiliza aceite de coco y girasol para sus frituras. Con este último tipo de aceite, fríe un bollo de plátano para su delicioso Super Sandwich, que está relleno de camarones jugosos y sazonados. Todos los bocadillos se sirven con mayonesa ligeramente picante.

Para mí, el Ceviche Mexicano compite con los mejores de los pueblos costeros de Guanacaste: salado, agrio y con cintas de cebolla roja. A un lado, los chips de plátano se acompañan con el guacamole para darle un toque crujiente. Dostie dice que todo el pescado es fresco, pues lo compra recién capturado en la mañana. Por eso, el tipo de pescado disponible suele ser la captura del día.

Uno de los platos más impresionantes que probé fue el Tartar de Lujo (tartar “deluxe”): trozos de pescado fresco que se mezclan con almendras y arándanos y ofrecen una textura que sorprende al paladar. Rayada con una reducción de vinagre balsámico, este platillo picante se constituye en un delicioso almuerzo por sí solo.

Dostie pintó a mano la alegre estética tropical de la cocina y los asientos al aire libre con hojas verdes y dibujos de piña. Gracias a algunas mesas de bajas, repletas de libros infantiles, El Tigre Verde es también un lugar que recibe cálidamente a las familias que optan por alimentos frescos.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios