Regional, Nosara, Turismo

En la costa, el efectivo es el rey pero no para la comunidad

This post is also available in: English

Si usted adquiere un producto o servicio en un local comercial de Samara o Nosara y decidiera utilizar una tarjeta de crédito o débito como medio de pago podría verse en dificultades pues aun existen negocios que solo aceptan efectivo.

Y es que algún comerciante hasta cambia el semblante cuando el cliente a la hora de pagar le pregunta ¿Aceptan tarjetas? Incluso hay comercios que aumentan el precio final, eliminan descuentos y hasta exigen montos mínimos de compra a los consumidores. De los 7 comercios que VON consultó sobre las formas que ofrecen a las personas para pagar, 6 aceptan tarjetas como medio de pago, pero solo 4 de ellos afirman mantener el precio igual si el cliente cancela con efectivo o utiliza una tarjeta. Uno de ellos no da descuentos a quien pague con tarjeta, mientras que un local afirmó cobrar de más por usar la tarjeta. 

Un hotel en Nosara respondió que aunque aceptan tarjetas de crédito y débito motivan a sus clientes a pagar por medio de transferencias bancarias electrónicas. “A nuestros huéspedes les animamos a efectuar el pago por transferencia entre bancos nacionales si tiene cuenta en Costa Rica o utilizar el sistema electrónico Paypal.com para cuentas bancarias en el extranjero; de esa forma evitamos tener números de tarjetas de crédito de los visitantes en caso de haber algún fraude o robo de identidad durante su visita”, explicó un funcionario del hotel que prefirió no revelar su nombre.

Sin embargo, según el reglamento N° 35867-MEIC, el comercio que decide afiliarse y así poder aceptar pagos con tarjetas, no podrá establecer recargos por el uso de las tarjetas de crédito o débito, en perjuicio del consumidor, tampoco establecer mínimos de compra ni eliminar descuentos por el uso de la tarjeta de débito y crédito.

Transferencias bancarias facilitan la evasión de impuestos.

Peter Dufner, presidente de la Cámara de Turismo de Carrillo, aseguró que una práctica que se ha vuelto común en Carrillo, Samara y Nosara es el alquiler de casas de lujo para vacacionar, pero en muchos casos pagar el alquiler con tarjeta de crédito no es una opción.

“Hay quienes pagan hasta $3300 por semana para el alquiler de una casa cerca de la costa, he visto en Internet unas 30 casas de lujo que se pueden alquilar en Carrillo y al menos 100 en Samara y 150 en Nosara aproximadamente”, detalló.

A pesar de que estos negocios tienen lugar en territorio nicoyano, muy poco o nada del dinero es reportado a la municipalidad, evadiendo en parte o en totalidad los impuestos.

Ante esta situación Marcos Jiménez, alcalde nicoyano, explicó que aunque este método agiliza los trámites comerciales, “al día de hoy no existe en el país una regulación que permita a la municipalidad recaudar impuestos a través de estas transacciones entre entidades financieras por lo que hay un detrimento de las finanzas nacionales e impide utilizar lo que se recaudaría en obras para las comunidades”.

Efectivo vs Tarjetas

Tanto pagar en efectivo o con tarjeta  tiene ventajas y desventajas.La ventaja principal que ofrece el efectivo sobre la tarjeta es que además de hacer más rápido el pago, el cliente puede demostrar de inmediato al comerciante que cuenta con el monto suficiente para cubrir el monto del producto o servicio adquirido.

Katherine Sandoval, funcionaria del Banco Nacional, indicó que el beneficio principal del pago con tarjeta es la seguridad tanto para los comercios como los clientes con el uso de la tarjeta.

“La persona que usa tarjeta no debe andar cargando consigo grandes sumas de dinero sino que anda todo en la tarjeta, además el comerciante se ve beneficiado porque al pagar los clientes con tarjeta se reduce el uso de efectivo en su local comercial por lo que en caso de un asalto reduciría las perdidas”, detalló.

A pesar de las ventajas, no se puede obligar a los comercios a utilizar tarjetas ya que es una opción voluntaria para el comercio, dijo Guisella Chaves, Directora de Estudios Económicos del Ministerio de Economía Industria y Comercio (MEIC), el encargado de regular el uso de las tarjetas de crédito y débito en Costa Rica. 

VON recibió una carta de una pareja extranjera que tuvo problemas como resultado de la política de un negocio en Nosara de solo aceptar pago en efectivo.  Marc Scarpa y su esposa fueron obligados a pagar $2400 USD en efectivo por el alquiler de una casa de lujo en Nosara. Según Scarpa la empresa arrendataria les impidió efectuar el pago por medio de su tarjeta de crédito y les indicó que la propiedad era solo posible rentarla pagando la totalidad del monto en efectivo.

“La casa no cumplió con las condiciones que la empresa afirmaba tener. Cuando llegamos a la casa esta se encontraba en mal estado y no tuvimos la oportunidad de la devolución parcial o total de los fondos pues no teníamos un recibo o contrato con la empresa, solo el acuerdo por correo electrónico y la transferencia bancaria”, dijo Scarpa.

Por su parte, las empresas que alquilan casas de vacaciones dicen que no son ellos los que deciden como deben efectuarse los pagos sino el dueño de la casa de alquiler, y como la mayoría de ellos no viven en Costa Rica, no tienen el servicio de la tarjeta de crédito. La mayoría de las empresas de alquiler están legalmente registradas y pagan sus impuestos, pero no necesariamente los propietarios de las casas.

La oficina de quejas del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) recibe quejas y ayuda a turistas nacionales y extranjeros que han sido víctimas de abusos o prácticas irregulares de parte de empresas turísticas; sin embargo su alcance es limitado pues supervisa solamente a aquellos comercios afiliados y que cumplen ciertos estándares de calidad.

Si usted conoce algún comercio que no cumpla con alguna de estas normativas, usted puede elevar la denuncia a la línea 800 consumo 2266-7866.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios