Derechos Humanos, Especiales

Te presentamos (En)cargadas, una mirada sobre la carga emocional, laboral y familiar de las mujeres

 

 

Esta semana La Voz de Guanacaste estrenó (En)cargadas, una pieza interactiva para narrar la sobrecarga emocional, laboral y familiar de las mujeres. La historia mezcla nuestro entorno físico con nuevos estímulos sensoriales –tales como sonido y movimiento corporal– para poder explorar la información de manera envolvente. Es además la primera experiencia de realidad aumentada en el periodismo centroamericano.

Desde la desigualdad en la división de tareas del hogar hasta ejemplos de relaciones tóxicas, en esta historia podrás conocer más sobre la presión y el desgaste que resisten muchas mujeres en la provincia. Esta experiencia forma parte de la edición especial #25N, una investigación sobre distintos tipos de violencia de género en Guanacaste.

«Hemos hecho un gran esfuerzo para poder contar historias útiles y relevantes que inviten a expandir la comprensión sobre un tema. Y en el caso de (En)cargadas, nos pareció que estas tecnologías nos permitían retratar la experiencia humana de manera más sensorial”, explica Gabriela Brenes, nuestra directora.

¿Cómo funciona la experiencia?

(En)cargadas está diseñada para que podás explorar la información a tu alrededor utilizando la cámara y el sonido. Por eso, para obtener la mejor experiencia te recomendamos navegar la historia desde un celular o tablet, y si es posible, usá audífonos. Así, podrás moverte libremente y apreciar cada detalle.

Para navegar la historia, ingresá a este enlace o hacé clic en la imagen a continuación. Recordá aceptar los términos y condiciones.

Narrativas inmersivas: un nicho emergente en el periodismo

Era un parqueo acondicionado como salón de eventos, al fondo de un callejón. Nada glamoroso comparado con otras actividades más vistosas durante el Festival de Cine Sundance en el 2012, en la ciudad de Park City, Utah, Estados Unidos. Poco a poco empezaron a llegar más personas al lugar, y mientras Nonny De la Peña hablaba, los participantes esperaban su turno para colocarse un casco y caminar sobre un espacio de unos tres o cuatro metros cuadrados.

Mientras tenían puesto el casco, las personas daban pequeños pasos sobre su propio eje, extendían sus brazos, se agachaban, y algunas se quitaban el casco de manera abrupta, consumidas por sus propias emociones. Quienes esperaban en la fila observaban con detenimiento y murmuraban entre sí.

En esa edición del Festival Sundance, Nonny De la Peña, una periodista, documentalista y docente, estaba presentando “Hambre en L.A.”, la historia real de un hombre que colapsó y entró en coma diabético mientras esperaba en la fila de un banco de alimentos en Los Ángeles, California. Nonny y su equipo en Emblematic Group habían creado el primer documental en realidad virtual, y con ello la primera experiencia inmersiva en el periodismo.

Ocho años después, las narrativas inmersivas siguen en una etapa emergente. La Voz es el primer medio centroamericano en crear una experiencia de realidad aumentada, y uno de los pocos medios latinoamericanos en publicar contenido inmersivo. Estas tecnologías permiten contar historias en formatos interactivos, en los que se entremezcla nuestra realidad tangible –lo que vemos y tocamos a nuestro alrededor– con otras capas de información como videos, sonidos e imágenes, para crear así contenidos más complejos. Estas experiencias ofrecen una suerte de telepresencia, ya que dan la sensación de estar en otro lugar, y estimulan nuestros sentidos de manera más intensa.

En algunas historias, como “Hambre en L.A.”, las personas se colocan un casco o visor especial y pueden recorrer libremente un mundo virtual, construido digitalmente. En otras, como los videos 360, podemos movernos sobre nuestro propio eje y apreciar lugares reales o virtuales desde nuestro celular. Y en las experiencias de realidad aumentada, como nuestra pieza (En)cargadas, lo que vemos a nuestro alrededor se superpone con información nueva: texto, imágenes, sonido y mucho más.

Una colaboración multidisciplinaria

Creamos esta experiencia en colaboración con Seirenfilms, un laboratorio de diseño narrativo que se especializa en la investigación, ideación y desarrollo de historias transmedia. Para nuestra directora, poder contar historias en estos nuevos formatos es muy importante: “estamos haciendo camino al andar”, señala.

Las narrativas inmersivas requieren trabajo multidisciplinario y es difícil contar con los recursos necesarios para crearlas, especialmente en medios independientes como La Voz. Por eso es clave gestionar procesos de innovación controlada e incorporar tecnologías que realmente aporten al valor narrativo y al impacto social de una pieza periodística”.

Nuestra directora Gabriela Brenes fue la primera periodista latinoamericana en llegar con un contenido inmersivo a la final de los premios Online Journalism Awards, otorgados por la Asociación de Periodismo Digital (ONA por sus siglas en inglés). La historia “Asunción 360”, una crónica inmersiva sobre las elecciones presidenciales del 2015 en Argentina, fue finalista en la categoría de “Excelencia e innovación en storytelling visual digital”.

 


Muchísimas gracias a Adriana, Valeria, Odetth, Kerem y todas las mujeres que confiaron en nuestro equipo para contar sus historias. Gracias también a Hassel Fallas, María Laura Ruggiero, Diego Alberti e Ivanna Locmanidis por toda su ayuda en la producción de este especial.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios