Comunidad, Sin categorizar, Especiales

Editorial: Estimado señor presidente, Carlos Alvarado: préstele atención a La Cruz

This post is also available in: English

En La Cruz está muriendo proporcionalmente más gente por causa de homicidios que en el resto de la provincia desde al menos el año 2010. Hasta ahora, la estadística estuvo enterrada en un estudio realizado por la Universidad de Costa Rica sobre las condiciones de los cantones de todo el país, pero nadie había analizado por qué en ese paraíso llamado La Cruz la gente se estaba matando.

Durante dos meses, la periodista Andrea Rodríguez ahondó en el contexto en que se perpetran estos homicidios. La mayoría sucede en zonas alejadas, algunos de ellos son femicidios y otros tienen que ver con el crimen organizado, un cáncer que se carcome a la región centroamericana a pasos gigantes y del cual Guanacaste no escapa.

La cifra nos alarmó. Si lo comparábamos con los otros cantones fronterizos, la mayoría de ellos tenían cifras menores, a excepción de Corredores, en el sur del país. Sin embargo, los datos no parecen alarmar a las autoridades, quienes nos respondieron con la convicción de quien se sabe sumido en un problema añejo y sin solución.

Señor presidente de la República, Carlos Alvarado: si usted ha visitado La Cruz comprenderá que nos sorprenda cómo un cantón con una belleza escénica y natural tan impresionante, con gente amable, pacífica y generosa -que lo digan los migrantes-, puede estar sumido en la pobreza, el desempleo, la exclusión y, encima, la criminalidad.

La respuesta a esta pregunta se asoma por una ventana muy clara: al ser un cantón con poca población y mucha distancia entre cada habitante, los gobiernos lo han dejado de lado. Entendamoslo así: para que las políticas públicas demuestren tener un mayor impacto, las instituciones se centran en el Valle Central o en los distritos y cantones más poblados, donde los programas pueden tener un efecto multiplicador. En cambio, en un pueblo como La Cruz, impactar a más personas requiere un esfuerzo, y un gasto, aún mayor.

Que el cantón esté ahora incluido en el acuerdo nacional que firmaron los partidos políticos, y que sea considerado de “carácter urgente”l atender su problemática nos da por supuesto una esperanza, pero sigue siendo un plan puesto en un papel sin todavía un programa concreto y explícito para sus pobladores.

Señor presidente de la República Carlos Alvarado: usted conoce los problemas estructurales de la pobreza y también el gran aporte que Guanacaste le hace al país. Lo que está sucediendo en La Cruz tiene la posibilidad de hacer metástasis y extenderse al resto de la provincia con consecuencias nefastas para los pobladores los turistas, uno de sus mayores activos.

Lo invitamos a que preste atención a las estadísticas que usted mismo impulsó durante su gestión como presidente Ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social y observe con cuidado y esmero a La Cruz. Allí hay más de 19.000 personas que necesitan una atención integral. Es hora de demostrar que cada vida cuenta.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios