Turismo

¿Existe un nuevo “Boom” inmobiliario en Guanacaste?

This post is also available in: English

Si ha visitado Playa Guiones recientemente, en el distrito de Nosara, probablemente haya notado la cantidad increíble de nuevas construcciones en el área comercial, residencial, turística y mucha gente nueva. De igual manera, los agentes de bienes raíces en Sámara han experimentado los cuatrimestres con mayores ganancias durante el 2013. Esto conlleva dos preguntas: ¿Estamos ante un nuevo “boom” por las propiedades en la costa? Si es así, ¿Por qué ahora?

Para poner las cosas en perspectiva y comprender qué tanto ha crecido Playa Guiones (y cuál es el potencial crecimiento a futuro), no hay mejor herramienta para los bienes raíces que Google Earth. Allí se puede observar una imagen satelital comparativa de la comunidad entre los años 2004 y 2013. Las imágenes mostraban una impresionante combinación de construcciones comerciales y residenciales que se llevaron a cabo en ese período de 9 años. Poco tiempo después, más casas, hoteles, negocios y escuelas se construyeron en conjunto con la infraestructura necesaria y servicios. En menos de una década, Guiones creció rápidamente de un pequeño pueblo de surfistas a una de las playas más populares para visitar, vivir e invertir. 

“En sus primeros años, Nosara era un viaje de hombres, los surfos venían y les gustaba. Unos años después, era para hombres con novias o esposas que podían vivir sin ciertos servicios”, dijo Sam Carver, de 43 años, un estadounidense quien ha vivido en Nosara por 15 años y que trabaja como promotor inmobiliario. Carver notó que en los últimos 10 años se registra una tremenda cantidad de cambios, pero que el cambio central fue cuando la escuela Academia Del Mar Montessori abrió sus puertas, lo que hizo posible que muchas familias, principalmente de extranjeros con hijos en edad escolar, hicieran su hogar en el área y tuvieran acceso a educación privada de alta calidad.

Los profesionales costarricenses, por ejemplo doctores y gerentes de hoteles, usualmente vecinos de San José, están entre quienes compran propiedades en Nosara y construyen un hogar. Uno de los proyectos de Carver en Esperanza se llama Highland y ofrece 7 años de financiamiento al 6% de interés, lo que les posibilita comprar un terreno sin tener que solicitar un préstamo al banco, realizar pagos, ahorrar y, finalmente, construir una casa. Carver explicó que ellos vieron la oportunidad para presentar tal opción luego de evaluar el mercado local de alquileres.

“Creo que un grupo de gente probablemente hubiera comprado hace un año de haber contado con esta opción de financiamiento”, dijo Carver. “Han decidido vivir aquí y no quieren alquilar para siempre. Al hacer algo como esto, logramos atraer gente buena a la comunidad, y no sólo extranjeros. Nos gusta tener una buena mezcla de costarricenses en nuestros proyectos”.

En Sámara, aunque los estadounidenses son aún los compradores número uno, los agentes de bienes raíces reportan un crecimiento entre los compradores canadienses y europeos, quienes generalmente compran residencias entre los 75,000,000 y los 150,000,000 colones, las cuales pueden ser alquiladas cuando los dueños no se encuentran presentes, lo que las convierte en propiedades productivas.

Ryan Tuttle, de 31 años, un estadounidense que trabaja con Coldwell Banker en Playa Sámara, siente que la economía y las condiciones del mercado canadiense están ahora más sólidas que el estadounidense, y que el clima frío ha hecho que muchos canadienses vean a Costa Rica como un lugar más cálido donde vivir por una temporada o incluso todo el año. Él reportó que los dos primeros cuatrimestres del 2013 son los mejores que ha visto desde el 2008; el mercado de alquiler en Sámara es sólido y el 2014 pinta como un año muy prometedor.

De igual manera, Peter Marte, de 53 años, originario de Austria y quien tiene 13 años de experiencia en el mercado de bienes raíces de Sámara con MP Realty, concuerda con que el mercado inmobiliario está experimentado un “boom”. “He enseñado más propiedades durante los últimos meses que en los últimos 5 años”, él comentó. “Mucha gente viene de Europa y Canada, también de E.E.U.U, pero estos están más preocupados cuando se trata de gastar dinero fuera de su país”.

Al comparar ambos mercados, Marte notó que “Sámara es un mercado muy diferente a Nosara. Casi no existía un mercado inmobiliario antes del 2002, por lo que la gente tiene poco tiempo de estar comprando en Playa Nosara y alrededores. Es por eso que los precios han permanecido estables (en Sámara), incluso durante la recesión económica, pero los compradores han estado más flexibles en cuestión de precios y condiciones”. Él reportó que en Sámara existe interés en propiedades evaluadas entre los 30,000,000 y los 750,000,000 colones.

La construcción crece en Guanacaste

En Playa Guiones, la tendencia hacia el desarrollo y la construcción de la década anterior parece que ha vuelto con mucha fuerza. Por ejemplo, el Instituto de Yoga en Playa Nosara está construyendo nuevos cuartos, la escuela Academia Del Mar y el Hotel Harmony han decidido expandirse, un nuevo parque de skate y un centro de tenis abrirán sus puertas, y hay al menos diez residenciales en construcción.

Esta tendencia parece estar acorde con toda la provincia de Guanacaste, la cual actualmente es la líder en el país cuando se habla de crecimiento comercial. Según un estudio publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, en Costa Rica, la construcción comercial creció en Guanacaste un 20% durante el 2013, con 1,709 proyectos nuevos reportados en la provincia.

Aunque la construcción residencial decreció un 4% en total, el reporte del INEC registró un incremento en la construcción de residencias pequeñas (para una familia), así como de casas entre los 100 y los 150 metros cuadrados de espacio habitacional dentro de los complejos de condominio, comparado con el 2012. Las comunidades enrejadas también han ganado popularidad. Carver dijo que todos sus proyectos incluyen vigilancia las 24 horas del día, lo que es importante para sus clientes.

Igualmente, la Municipalidad de Nicoya reportó 650 permisos nuevos de construcción durante el 2013, incluyendo permisos comerciales y residencias. Esto es más o menos 120 permisos más que durante el 2012, lo que representa un aumento del 22%.

Si miramos hacia la próxima década, estos pueblos en la costa guanacasteca se encuentran en una posición óptima para aprovechar su buena reputación y el mercado emergente de personas con ganas de venir a Costa Rica. Según Michael Klein del World Property Channel, el primer “boom” inmobiliario experimentado hace 7 años introdujo el mundo a Costa Rica. Ahora la gente se siente cómoda comprando acá, y los promotores y profesionales en bienes raíces están mejor preparados para cubrir las necesidades de los compradores internacionales. Lo que es más, en la próxima década habrá un incremento en los “baby boomers”, quienes estarán interesados en mudarse tiempo completo en destinos donde sea posible comprar una casa, tener acceso a servicios de salud baratos y disfrutar de un clima agradable… Todo lo que es posible encontrar en Playa Guiones, Nosara y Sámara.

 

Matt Banes es comunicador y especialista en bienes raíces para Century21nosara.com.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios