Nosara, Medio Ambiente

Explicador: dos personas cazaron una tortuga lora en Ostional, una comunidad dedicada a su conservación

This post is also available in: English

La noche del jueves 15 de abril, dos personas cazaron una tortuga lora en Ostional, Santa Cruz, para robar y comercializar sus huevos. Aunque fueron encontrados durante el acto por vigilantes de la playa, el animal no sobrevivió.

Es la primera vez en la última década del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional que ocurre un crimen como este. Sin embargo, según el departamento de prensa de la Fiscalía, los implicados han sido procesados previamente por hurtos de nidos de huevos de tortugas y otros crímenes de robos simples. Ambos ya están siendo investigados por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Tras una investigación del caso, los encargados del Refugio lograron confirmar que mientras las personas cometían el delito, la tortuga seguía viva y “tuvo una lenta agonía hasta su deceso”. Para ellos, este hecho “demuestra una escalada en la forma en la que estos sujetos están atentando contra la población de tortugas marinas”.

La tortuga durante todo ese proceso de extracción de los huevos estaba viva, sufriendo el extremo dolor y el estrés de la situación, por lo que tuvo una lenta agonía hasta su deceso, este hecho representa un severo acto de maltrato animal y tortura”, enfatizó el comunicado brindado por el Refugio y replicado por Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC). 

La noticia circuló por grupos de WhatsApp de Ostional y generó incertidumbre sobre el futuro de una comunidad que ha dedicado casi 30 años a la conservación de la especie. En La Voz conversamos con múltiples expertos y analizamos varios documentos para profundizar cuáles son las consecuencias legales y ambientales de  este crimen.

¿Cómo afecta a Ostional la caza tortugas?

La tortuga lora es la especie más recurrente que llega a anidar a las playas de Ostional y actualmente están bajo la etiqueta de “estado crítico” en la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR) enfatiza que las mayores amenazas de la especie son el cambio climático, la caza ilegal de tortugas y el robo de nidos de huevos. 

Ostional, entonces, rompería el pacto silencioso que tiene con las tortugas, donde ellos las protegen de los riesgos y depredadores externos, mientras ellas colaboran a la economía local atrayendo al turismo y dejando huevos para el uso comunitario. 

Para Didiher Chacón, biólogo marino y coordinador de Latinoamérica de la Red de Conservación de Tortugas Marinas (Widecast, por sus siglas en inglés), en Ostional no solo murió una tortuga, sino también cientos de posibles descendientes que ésta iba a reproducir.

Chacón también explica que de cada 1.000 tortugas bebés que salen de Ostional, solo 1 sobrevive para desovar. La tortuga ya había superado ese proceso al momento de su muerte. 

Si usted mata a una tortuga marina, le quita la probabilidad de sobrevivencia de la especie. Ella había pasado todo ese proceso de supervivencia en el mar cuando fue masacrada. No solo mató a una hembra, mató a la reproducción de 20 años de reproducción de huevos”, explica el experto.  

Los responsables del Refugio afirman que la caza también detiene el rol que tenía dentro del ecosistema marino, pues las tortugas también regulan el crecimiento de especies como camarones y medusas. Si cazan más tortugas, no hay nadie que detenga la reproducción descontrolada de estos animales en la costa. 

Nelson Marín, director del Área de Conservación Tempisque (ACT) enfatiza que aquellas personas que atacan a las tortugas “atacan a toda la comunidad”. 

Hay que poner muchísima atención como sociedad en actos así de violentos hacia la biodiversidad. Porque si tocan a especies tan vulnerables, que representan la idiosincrasia de Ostional, están tocando a todos los que viven ahí”, sentencia. 

¿Cuál será el castigo para las personas que cometieron el delito?

El departamento de prensa de la Fiscalía confirmó a La Voz que el OIJ está en una etapa de investigación y recopilación de pruebas contra los sospechosos del caso, que está siendo procesado por la Fiscalía de Santa Cruz. 

El director del ACT afirmó que el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) tuvo conocimiento de la situación el mismo día que sucedió y que van a solicitar la pena máxima para los acusados. 

Lo que queremos es que la Fiscalía accione, pero que también otras personas que vean el caso sepan que al hacer un acto tan terrible hay consecuencias. Estas personas ya habían intentado robar nidos de tortuga, entonces necesitamos que la ley se cumpla”, enfatiza el director.

La Ley de Conservación de la Vida Silvestre (N.7317) penaliza la caza de cualquier tipo de vida silvestre entre 1 a 3 años de prisión. Además, establece una multa de 1 a 3 salarios base a aquellos que ingresen a una área oficial de conservación portando armas blancas o de fuego o cualquier otra herramienta que sirva para cazar animales. 

Además, la Ley de Protección, Conservación y Recuperación de las Poblaciones de Tortugas Marinas (N.8325) penaliza de 1 a 3 años de prisión a quien mate, cace, capture, destace o comercie tortugas marinas. 

En el 2013, el Tribunal Ambiental Administrativo condenó a un año de prisión a un hombre que mató a una tortuga verde para robar sus huevos y carne, en Barra del Tortuguero, de Limón. En ese momento la legislación le permitió tener libertad condicional debido a que la pena era menor a los tres años de cárcel.

¿Cómo evitar que vuelva a pasar esto?

Desde 1987, la Asociación de Desarrollo de Ostional (ADIO) lidera un proyecto para que guías locales independientes, el Ministerio de Ambiente y la UCR autoricen a la población local al manejo del hábitat de las tortugas y la comercialización legal del 1% de los huevos que producen. 

La comunidad está encargada de vigilar y asegurar un ambiente adecuado para la llegada de los animales cada mes: desde la vigilancia de personas que pueden robar huevos o cazar tortugas hasta la limpieza constante de la playa. El sistema ha funcionado casi a su totalidad desde su implementación, hace más de 30 años. 

Para Marín, este hecho es un recordatorio que la comunidad de Ostional, y aquellas que viven cerca del Refugio, necesitan estar en un proceso constante de educación sobre la importancia de las tortugas marinas. 

Chacón, el biólogo marino, concuerda en esto. Para el experto es necesario seguir capacitando a las personas que viven cerca de los refugios donde llegan las tortugas marinas para que entiendan la importancia que esta especie trae al ecosistema y a la economía de las comunidades. 

“Tenemos que tener la claridad, como la mayoría de Ostional tiene, que las tortugas son de las principales trabajadoras del pueblo. Son las que mensualmente atraen turistas, las que ayudan a la alimentación de los locales”, sentencia.  

El director de la ACT enfatiza que su institución, las organizaciones locales y el Minae deben reforzar el patrullaje en las playas protegidas, pues ahora está la posibilidad latente de que vuelvan a atacar a las tortugas.

Actualmente la ADIO tiene al Cuerpo de Vigilancia Comunal de Ostional, un grupo que cuida a la playa por turnos todo el día. Estos mismos fueron los que encontraron a los acusados cazando a la tortuga. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios