Verdadero

Verdadero: Gimnasio Municipal de Cañas funciona con una orden sanitaria desde 2018

This post is also available in: English

El expresidente del Comité Cantonal de Deportes y Recreación (CCDR) de la Municipalidad de Cañas, Víctor Cantillano, manifestó en una carta enviada al Concejo Municipal que desde el 2018 hay una orden sanitaria sobre el Gimnasio Municipal Manuel Corella.

“Lo único que noto es un abandono total de las instalaciones y nada nuevo. Que por cierto, es tanto el abandono, que hasta existe desde el año pasado (2018) una orden sanitaria por el Ministerio de Salud sobre el Gimnasio Municipal”, dijo Víctor Cantillano.

Tras revisar la documentación del Área Rectora de Salud de Cañas del Ministerio de Salud, La Voz Chequea concluye que esta afirmación es verdadera.

Las declaraciones del expresidente se dieron durante la sesión ordinaria del Concejo Municipal del 4 de febrero. Cantillano denunció el abandono que sufren las instalaciones deportivas del cantón, con un rápido deterioro tras la celebración de los Juegos Deportivos Nacionales 2014 en Guanacaste.

Según el expresidente, la Municipalidad tiene la culpa de la situación por la falta de planificación e inversión para mejorar las condiciones de los atletas.

Los hechos

La orden sanitaria la giró el Ministerio de Salud en noviembre del 2018, luego de una inspección físico-sanitaria realizada dos meses antes (en setiembre) al Gimnasio Municipal Manuel Corella.

Tras la visita, el ministerio realizó un informe que señala inconsistencias con la Ley General de Salud y la Ley 7.600 de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad. Además, enfatiza la falta de mantenimiento adecuado de las instalaciones por parte de la municipalidad.

A partir de ese informe, el ministerio emitió la orden sanitaria y la dirigió al presidente del Comité en ese momento, Glen Blanco Evans. La directriz obliga al CCDR a “presentar un Plan de Acciones Correctivas y su cronograma de trabajo a corto tiempo y responsables para su debida implementación”. Sin embargo, los problemas todavía no han sido resueltos.

De acuerdo con la orden sanitaria, el incumplimiento de las obligaciones incurre en un delito de “desobediencia a la autoridad”, tipificado en el artículo 314 del Código Penal. El castigo por esta infracción va desde los seis meses hasta los tres años de prisión.

Según Esteban Alfaro, abogado especialista en Derecho Público, el castigo alcanza a todas las personas que ejerzan la presidencia del Comité Cantonal de Deportes una vez emitida la orden. Es decir, el delito recae sobre quien se giró la orden y sobre todos los comités de deportes que no lo lleguen a solucionar.

“El castigo es la prisión, pero eso nunca pasa. Generalmente queda impune el no cumplimiento (de la orden), salvo que sean cosas que realmente tengan un riesgo para las personas en la salud, como algo ambiental muy serio”, agregó.

La nueva junta directiva del Comité de Deportes está obligada a solucionar los problemas del Gimnasio Municipal y dar respuesta a la orden sanitaria.

La afirmación de Cantillano es verdadera y dirige la atención hacia el mantenimiento de la infraestructura deportiva.

Víctor Cantillano fue destituido durante la sesión del 4 de febrero, luego de que el Concejo Municipal anulara el proceso de elección por supuestas irregularidades.

La Voz Chequea es un proyecto en el que verificaremos el discurso público de alcaldes, regidores y síndicos de la provincia. Nuestro equipo va a corroborar que los datos y las afirmaciones que den los funcionarios a lo interno de los concejos municipales se basan en información, datos y hechos verificables.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios