Derechos Humanos, Liberia

Familiares denuncian feminicidio de adulta mayor nicaragüense viviendo en Guanacaste

This post is also available in: English

Justina Galo Urtecho vendía chances en el barrio Martina Bustos en Liberia. También hacía comida nicaragüense para vender y cuidaba a los hijos de sus vecinos. “Hacía de todo para ganarse unos pesitos”, cuenta su sobrina, Martha Galo. 

El 28 de septiembre cumplía 70 años y unos 45 de vivir en Guanacaste. Para el  cumpleaños, planeaba tomar todos los ahorros que tenía e irse a Rivas, Nicaragua, donde nació. Tras la muerte de su esposo hace casi dos años, comenzó a vivir sola y, según Galo, no se sentía segura. 

«Ella estaba solita, su esposo y sus cuatro hijos murieron, entonces decía que le daba miedo vivir tan sola. Decía que ya no buscaba las horas para vivir aquí con nosotros”, relata su sobrina, que vive en Nicaragua. 

Sus familiares denunciaron en redes sociales y le contaron a La Voz de Guanacaste que a Justina la violaron y mataron la noche del primero de septiembre, mientras dormía sola en su casa.

Mi tía fue violada, estrangulada y golpeada salvajemente, son unos animales. La encontraron desnuda, toda ensangrentada en su carita y sus partes (íntimas)”, contó su sobrina. 

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) reportó la muerte de Justina mediante un boletín el 3 de septiembre. En el reporte, la institución no menciona la agresión sexual contra la anciana. 

Cuando La Voz de Guanacaste preguntó al OIJ sobre la denuncia de ataque sexual, un funcionario del departamento de prensa dijo que no podía brindar detalles. “Por respeto a la víctima y a los familiares de la víctima nunca damos ese tipo de información”.

Este feminicidio se sumaría a las nueve mujeres que han sido asesinadas por razones de género en el país. Solo un día después de que encontraran muerta a Justina Galo, el principal sospechoso de matar a Alison Bonilla confesó su culpabilidad. 

Contrario a lo que indicó el OIJ, los familiares de Galo creen que es importante mencionar que la adulta mayor fue víctima de una violación.  En sus redes sociales utilizan etiquetas como #NiUnaMenos. 

El 6 de septiembre, grupos de mujeres protestaron frente a las instalaciones de los Tribunales de Justicia en Liberia para pedir justicia por el asesinato de Justina. Los familiares de la víctima asistieron a la manifestación. Tomada de Facebook.

Además, este domingo, un grupo de mujeres de Liberia protagonizó una marcha  junto a otras mujeres de la comunidad para pedir justicia por Justina y los nueve femicidios que ya acumula Costa Rica. Otros 36 homicidios de mujeres estaban en estudio hasta el 28 de agosto de este año, según el Observatorio de Violencia de Género del Poder Judicial. 

¿Por qué si le querían robar, tenían que violarla como lo hicieron? Ella era una viejita sola, sabían lo que hacían, por eso tuvieron tanta saña con mi tía”, lamentó Martha, su sobrina.  

¿Femicidio o feminicidio?

La Ley de penalización de todas las formas de violencia contra la mujer en Costa Rica define el delito de femicidio como «la muerte de una mujer que mantenga una relación de matrimonio, unión de hecho declarada o no con su perpetrador».

Puesto que el hombre que la mató no tenía relación afectiva aparente con Justina, la justicia costarricense no lo procesaría como un femicidio. 

Sin embargo, Costa Rica adoptó en 1994 los acuerdos de la Convención de Belém do Pará, que amplía el concepto de femicidio a cualquier homicidio de mujer por su condición de género. 

Entendiendo que el femicidio viene a ser la forma extrema, mortal, de la violencia contra las mujeres de todas las edades; debería ser tipificado como tal cuando el factor de riesgo es ser mujer”, indican los acuerdos.

La justicia de este país no utiliza este término para investigar un caso de manera diferenciada, pero el Observatorio sí lo utiliza en sus estadísticas. 

La académica feminista mexicana Marcela Lagarte, teoriza en la revista psicoanalítica Desde el jardín de Freud que los femicidios son “crímenes de odio contra las mujeres, crímenes misóginos acuñados en una enorme tolerancia social y estatal ante la violencia genérica”. 

El término  feminicidio, según Lagarte, se utiliza cuando “las autoridades no realizan con eficiencia sus funciones para prevenirlos, evitarlos y sancionarlos”.  En Costa Rica, el Observatorio y otras instituciones adoptaron este mismo concepto como “femicidio ampliado”. 

«Las muertes incluidas dentro del femicidio ampliado es la respuesta del sistema judicial costarricense para contar con una estadística que registre, incluya y visibilice todas las muertes de mujeres por razones de género», indica el Observatorio en su sitio web. 

La diputada costarricense Paola Vega presentó un proyecto de ley que pretende integrar el término de femicidio ampliado dentro del código penal. Para Vega, el Estado le falla a las mujeres desde que no tipifica como femicidio los asesinatos donde hay violencia machista. 

No le damos a los jueces y las juezas más elementos para procesar crímenes así. Podríamos tener trámites más fáciles, podríamos tener peritos más especializados. No tendríamos que estar esperando seis meses de prisión preventiva sin resolver el caso”, afirma. 

Su proyecto pretende calificar como “femicidio ampliado” a todo aquel asesinato de una mujer donde exista evidencia de violencia machista, tal como una obsesión sexual con la víctima, violación, desnudez al encontrar el cuerpo, heridas en las partes íntimas de la víctima o mordiscos. 

Según la propuesta, Costa Rica podrá imponer penas de prisión de catorce a veinte años a todo aquel que lo cometa. 

Para la diputada, el asesinato de Justina es un femicidio ampliado porque, de acuerdo con el relato de sus familiares, la víctima sufrió una violencia que no habría vivido de no ser mujer. 

No es lo mismo como asesinan a los hombres a como asesinan a las mujeres, donde primero son víctimas de violencia sexual, por ejemplo”, enfatiza Vega. 

El OIJ informó que los agentes judiciales de Liberia siguen investigando las circunstancias del caso. 

Martha Galo afirma que todos los familiares de Justina están a la espera de información nueva que les ayude a entender la muerte de su tía. 

«Queremos que pongan todo el peso de la ley sobre esos asesinos, violadores. Que no los suelten, que los haga cumplir la ley”, afirmó Galo. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios