Regional, Nicoya, General, Salud

Familias, a inculcar el cuidado por la naturaleza ya mismo!

Si nos preocupamos por nosotros mismos entonces deberíamos preocuparnos por la naturaleza, sin embargo, eso no siempre sucede siempre. Es lamentable observar como aumentan las prácticas que evidencian un desinterés marcado en cuidar el medio ambiente, así  como la ejecución de actividades que están muy lejos de buscar un equilibrio entre desarrollo científico-tecnológico y naturaleza, lo que viene a eliminar de raíz el objetivo que algunos buscan:  convivir en equilibrio con el medio ambiente.

Para lograr cambiar éste modo de vida o perspectiva en la mayoría de las personas, es necesario saber que el cambio comienza en la familia, y que solo puede ser incentivado desde las primeras etapas del niño o niña, específicamente desde el hogar.

Es indudable que en el seno de la familia es donde más pueden aprender los futuros adultos ya que es ahí cuando pueden ser inspirados en su infancia, dando como resultado que dicho reforzamiento sea más perdurable y probablemente imborrable de su conciencia.

Pero, ¿cómo se hace cuando es más bien desde la familia que se enseñan y/o practican acciones que demuestran poco o nulo respeto por el cuidado de la naturaleza?, para muestra de ello vemos que muchos de los lugares visitados por las familias tales como ríos, montañas o parques recreativos, por lo general tienen una prueba fehaciente de dicho descuido e irrespeto. La mayoría de las veces se observan residuos en la orilla o inclusive en el agua, envases de refrescos, de comida, botellas, plásticos, vidrio, algunos potenciales iniciadores de incendios forestales, todos ellos contaminantes de la naturaleza.

Es peligroso que sabiendo sobre la necesidad que existe en el mundo del cuidado de los recursos naturales y en los  tiempos tan difíciles donde el recurso hídrico cada vez más escasea, aun conociendo sobre todo esto, el ser humano conciba como correcto o sin importancia el no llevar a cabo prácticas adecuadas como reciclar, reusar, etc.

Muchos de los escritos e investigaciones hablan sobre el tema y es conocido por todos, ahora hay que preguntarnos: ¿por qué no hacemos algo?, es prioritario un cambio desde nuestra casa, desde nuestros corazones, ¡es tiempo de actuar ya!

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios