Regional

Familias en Guanacaste esperan hasta diez años por una casa

This post is also available in: English

Tener una casa propia siempre es el sueño de muchos, sobre todo en un país como Costa Rica en donde de cada 100 viviendas una es estilo tugurio.

La Voz de Guanacaste recogió la información de diez proyectos de bonos para vivienda que se construirán en los cantones de Nicoya, Santa Cruz y Hojancha, en donde se evidencia que hay familias esperando de dos a diez año por tener su casa.

De acuerdo con los datos, Nicoya tiene más opciones de casas que el cantón santacruceño, pues este solo tiene cuatro iniciativas de bonos que serían para 324 casas. Esto se debe a que, la cantidad de vivienda por proyecto obedece primordialmente a las políticas del ministerio de Vivienda que establece que el número de vivienda para un proyecto no debe rebasar  la demanda o necesidades habitacionales que tiene el distrito, cuantificadas por el censo del 2011. También, las políticas actuales también establecen que los aspirantes a una vivienda dentro de equis proyectos deben ser personas que residan en ese distrito.

 Según el Censo 2011 el cantón nicoyano tenía un 1,1% de viviendas estilo tugurio, mientras que Santa Cruz solo 0.5%.

Según el análisis de La Voz, el proyecto del Cacao en Santa Cruz es el que tiene más tiempo sin concretarse. Dicha iniciativa lleva diez años de estarse gestionando; sin embargo, ya se encuentra en proceso de desarrollo.

“Ese proyecto ha tenido un enorme costo de lucha porque hubo mucha oposición. Como dos veces invadimos la municipalidad porque no querían darnos el permiso, luego la Asociación de Desarrollo del Cacao no apoyó el proyecto, más bien nos metieron dos recursos de amparo ante  la Sala IV porque decían que el terreno era cementerio indígena y nos frenaron el proyecto cuatro meses, pero por dicha en este momento el proyecto ya se está terminando”, dijo Eduardo Morales, promotor de la obra.

El Proyecto el Cacao proveerá de casa a 169 familias del cantón de Santa Cruz, tiene un costo superior a los ¢3.500 millones y se estaría entregando en diciembre 2015.

Atrasos antiguos

Para el Ministro de Vivienda y Asentamientos Humanos, Rosendo Pujol, en otras administraciones anteriores se cometieron errores que son el producto de años de atrasos para Guanacaste; sin embargo, es normal que un proyecto de vivienda tarde entre un año y medio y tres, por la complejidad de permisos que se deben solicitar.

“En cierta manera lo que estamos aprobando y construyendo no siempre  responden a lo que nosotros quisiéramos hacer, pero paulatinamente hemos hecho cambios como que los proyectos estén dentro o cerca de las ciudades, y que la demanda de vivienda en esos lugares, calculada por datos del IMAS y puentes de desarrollo,  sea significativa”, comentó el Ministro.

Pujol indicó que en los casos de los proyectos  Florida Verde y Nosara en Nicoya, no se tramitaron de la manera correcta, pues se permitió que los planos entraran en condición de servidumbre, lo cual no garantiza el mantenimiento de las calles, pues al no ser públicas no es de competencia municipal, y por otra parte la estreches de las mismas no  permitiría el fácil acceso a los cuerpos  de socorro en caso de una eventual emergencia.

De acuerdo con Mario Fonseca, desarrollador de la empresa EVICEN S.A de Nicoya, los trámites que más estancan los procesos de vivienda son los permisos de agua, del SETENA y los estudios de selección de las personas beneficiarias, además, Fonseca opina que dos años es mucho tiempo para tramitar un proyecto.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios