Entretenimiento

Festival de arte “Qué Lindo” reunió a más de 500 asistentes en Playa Sámara

Con más de 50 expositores que variaron entre artesanos, pintores, puestos de comida, ropa, relojes que indican las mareas y hasta enrejados artesanales para la casa, la feria de arte “Qué lindo” logró la asistencia a más de 500 asistentes el pasado sábado 30 de enero.

A diferencia de las dos ediciones anteriores, donde todo se realizó dentro del predio de Natural Center, ésta vez la Municipalidad de Nicoya otorgó los permisos y prestó los toldos para desplegar la feria en la calle que está frente al sitio, en un largo de unos 100 metros.

Con sombra, sillas, mesas, más espacio, más artistas y más concurrencia por parte del público, la tercera edición mostró  superar a las anteriores y elevar las expectativas para el 2017.

La agrupación “Festival arte en Sámara” del Natural Center se hizo cargo de las actividades artísticas durante el día, comenzando a la 1 p.m. con un baile tradicional de los niños de la escuela Mareas. A las 2 p.m. hubo música en vivo con la guitarra de Alonso Ferreto.

Posteriormente, a eso de las 3 p.m. tuvo lugar una subasta y rifa de CREAR a cargo de Andrea Keith, y a las  las 4 p.m. se disfrutó de una presentación de música latinoamericana  y show de fuego con Lidia Melissa Valverde.

Entre los muchos expositores,  llamó la atención Jaime Koss con su arte moderno europeo con la influencia de la libertad de California,  combinado con temáticas locales, principalmente en Oleo sobre telas. Koss es un pionero del arte en Sámara y cabeza del comité organizador del festival. “

“Ya no tengo la energía para andar levantando teléfonos y llamando a todo mundo, entonces yo hago sugerencias, por ejemplo, la de llevar el festival a la calle en lugar de estar todos dentro de un espacio como dentro del Natural Center que, gracias al crecimiento del festival, hoy nos queda pequeño”, dijo el artista.

Cher Compton, Corinne Varon y Lavae Aldrich también son pioneros del arte en Sámara y con Jaime forman parte del comité organizador del festival. “Ellos tienen un montón de la dinámica del festival ya organizada” dice Jaime, pero “debemos agradecerle y mucho a Xavi Palomar y a la gente del Natural Center por prestarnos el espacio y por hacerse cargo de los permisos y la logística, sin ellos todo esto no habría sido posible”.

De la recaudación total hubo un sobrante de 500 dólares, que será destinado a la asociación CREAR para realizar una nueva actividad artística con los niños y la juventud de Sámara.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios