Vida y salud

Guanacaste es la tercer provincia con la tasa más alta de embarazos adolescentes

This post is also available in: English

Guanacaste es una de las provincias más grandes del país con 10.140 kilómetros cuadrados, pero curiosamente es también la que menos habitantes tiene, sin embargo, proporcionalmente es la provincia con la tercer tasa promedio más alta de nacimientos de niñas menores de 18 años.

Para llegar a esta conclusión, La Voz de Guanacaste cruzó los datos del país de mujeres de 10 a 17 años de edad y los comparó por la cantidad de nacimientos que tuvieron mamás menores de edad, para sacar un cálculo proporcional. Los datos utilizados comprendieron la década del 2004 al 2014.

De acuerdo con la investigación de La Voz, en el 2014, Guanacaste tuvo una población de 24.402 mujeres adolescentes. Para ese mismo año, la tasa de embarazos adolescentes en Guanacaste fue de 22, lo que quiere decir es que de 1000 guanacastecas de 10 a 17 años, 22 de ellas dan a luz.

La tasa promedio de los últimos diez años se comporta con un indicador similar con 23 embarazadas por cada 1000 niñas de 10 a 17 años.

La provincia con mayor cantidad de embarazos adolescentes es Limón, con una tasa promedio de 28, seguido por Puntarenas con 24.6.

Con estos resultados se puede observar que las tres provincias que presentan mayor cantidad de embarazos son las provincias costeras. Según Ena Céspedes, Coordinadora del Programa de Adolescente Madre del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), estas tres provincias tienen muchos factores en común que las hacen más vulnerables.

“La pobreza y el bajo nivel de escolarización influyen mucho. También en esas provincias tenemos un porcentaje importante de población indígena, de chicas que muchos de esos embarazos están asociados a abusos”, explicó la coordinadora.

Con respecto a Guanacaste en particular, para Olga Martha Araya, coordinadora de la Unidad de Estadísticas Demográficas del INEC, la actividad económica es un factor que influye en la tasa de embarazos con la del resto de provincias costeras.

“Lo que diferencia a Guanacaste de estas tres provincias costeras, es que es la que más se ha desarrollado turísticamente y eso implica que la mujer se incorpore más en la actividad laboral. Esa es la razón por la que Puntarenas y Limón tienen más embarazos”, dijo Araya.

Otro de los hallazgos de la investigación es que los índices de embarazos adolescentes no se han podido disminuir considerablemente. Para el 2004 la tasa fue de 22,4, mientras que el 2014 fue de 21.8, lo que significa que solo se redujo 0.6

Aunque la disminución no ha sido importante, Céspedes atribuye que tampoco se ha aumentado la tasa, a pesar de que los adolescentes tienen relaciones sexuales desde temprana edad. Según Céspedes, en promedio las chicas inician su vida sexual entre los 15 y 16 años, mientras que los hombres empiezan a los 14 años. En base a los datos, las edades más vulnerables en el que las menores quedan embarazadas son de los 15 a los 17 años; sin embargo, en el 2007 y en el 2010, en la provincia guanacasteca hubo casos en donde la madre tenía 11 años.

Céspedes agregó que actualmente existe más acceso a la información sobre el uso de métodos anticonceptivos, que la que existía hace diez años.

Por el lado contrario, Cartago y Heredia son las provincias del país en donde la tasa promedio de embarazos de adolescentes es más bajo con 14.9.

La Cruz con más embarazos

La Voz también analizó las tasas por cantones; sin embargo, en este caso solo fue posible con datos del Censo 2011.

En ese año fue el cantón de La Cruz con la tasa más alta, llegando a 38,4, es decir, de mil mujeres de ese lugar, 38 parieron un bebé.

Para la coordinadora del PANI, estos resultados están vinculados a la falta de accesibilidad de servicios básicos.

“Tiene que ver mucho con el poco acceso a los servicios en general, a los servicios educación, salud, y a servicios de términos de otras oportunidades, ya que en estas zonas tienen menos oportunidades de soñar con proyecto de vida, con mejores posibilidades; por eso es tan importante que tengan las facilidades para estudiar”, dijo Céspedes.

Con el fin de que las chicas pueden salir adelante, el PANI tiene un sistema de becas a nivel nacional para madres adolescentes. En el 2014 se otorgaron alrededor de 1500 becas, que representaron una inversión de más de mil millones de colones.

Consecuencias de embarazos en niñas adolescentes

Según expertos de la Organización Mundial de la Salud, la edad más apropiada para ser madre es entre los 20 y los 35 años, ya que el riesgo para la salud de la madre y el niño es mucho menor. El embarazo en la adolescencia se considera de alto riesgo. La adolescente no está preparada ni física ni mentalmente para tener un bebé y asumir la responsabilidad de la maternidad.

Las adolescentes que se quedan embarazadas presentan en muchos casos: cuadros de mala nutrición, mayor número de abortos espontáneos, partos prematuros, bebés con bajo peso, niños con más problemas de salud y trastornos del desarrollo, y en los casos de embarazos de niñas de menos de 15 años, el bebé tiene más posibilidades de nacer con malformaciones.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios