Entretenimiento

Guanacaste sigue regalándole folclore a Costa Rica: la marimba ahora es un símbolo nacional

This post is also available in: English

Una vez más Guanacaste extiende su generoso aporte cultural al resto de Costa Rica. Este 2 de marzo, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, firmó la Ley Nº 9419, la cual declara la marimba como “símbolo nacional de la cultura y el folclore costarricense”.

El documento también establece el 30 de noviembre de cada año como el Día Nacional de la Marimba Costarricense y delega en instituciones públicas como el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Educación Pública y las municipalidades, la función de organizar actividades para celebrar esa fecha.

“Esta declaratoria tiene el objetivo de reconocer a la marimba como instrumento nacional símbolo de la cultura y tradición de nuestro país (…). Esta Ley nos permite lograr la conservación de la marimba dentro de la riqueza cultural de nuestro país”, declaró el mandatario en un acto oficial en el Liceo de Nicoya.

El proyecto fue propuesto por la diputada guanacasteca Marta Arauz.

Tierra de tradición

Con la marimba son ya tres los símbolos nacionales que tienen sello guanacasteco. Los otros dos son el árbol de Guanacaste y el venado cola blanca, un mamífero cuyo hábitat principal es el bosque seco, es decir, buena parte del territorio guanacasteco.

¿Pero qué tiene Guanacaste que la hace un referente de identidad cultural para todo el país?

“Guanacaste es una de las regiones históricas más consolidadas de Costa Rica. Su trayectoria es bastante larga y eso no se da en casi ninguna otra región del país. Los antecedentes prehispánicos de esta provincia se remontan a 300 años a.C. En esa época ya había pueblos autóctonos en esa parte del país”, explicó el historiador Edgar Solano Muñoz, coordinador de docencia de la sede de Guanacaste de la Universidad de Costa Rica.

Solano considera que el peso de la cultura popular guanacasteca es muy significativo en la construcción de la nación costarricense.

“El grito guanacasteco, el pañuelo, las montaderas, las corridas de toros, el vino de coyol, el maíz, las tortillas, los bailes folclóricos son elementos con los que el costarricense se identifica y se asumen como parte de lo nacional”, agregó.

El historiador recordó que entre la lista de feriados nacionales más importantes está el 25 de julio, que celebra la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica.

“La región Chorotega ha aportado un simbolismo muy relevante a la forma en cómo no definimos los costarricenses”, agregó.

Orgullo entre madera

La marimba es un instrumento de percusión al cual se le ha llamado “el piano de América”, pues está presente en muchos países desde Chiapas, al sur de México, hasta Centroamérica y Sudamérica.

Todavía existe controversia sobre su origen en el continente. Unos defienden la teoría de que fue introducida a América por medio de los esclavos negros procedentes de África, traídos por los conquistadores españoles.

Otras teorías sostienen que su origen es maya y que formaba parte de los rituales de esa civilización precolombina.

De lo que sí hay certeza es que a Costa Rica ingresó por Guanacaste durante la Colonia, procedente de Guatemala.

La marimba ya había sido declarada como “instrumento musical nacional”, según el Decreto Ejecutivo N° 25114-C del 3 de setiembre de 1996; sin embargo, con la ley recién aprobada se establece por primera vez como símbolo nacional.

Si bien el instrumento se deja escuchar en Puntarenas y en algunas zonas del Valle Central, Guanacaste es cuna indiscutible de la tradición del marimbismo.

“La marimba no es un simple adorno ni un elemento más dentro de las celebraciones de julio, sino que está en el diario vivir de los guanacastecos: hay marimbas en las bodas, en las fiestas comunales y en algún momento hasta se intentó que en cada escuela hubiera una marimba y se ejecutara”, contó Karol Cabalceta, marimbista y asesora regional de educación musical del MEP.

Cabalceta considera que el legado se extiende a toda Costa Rica: “No importa de qué parte del país sea usted, escuchar una marimba hace vibrar la sangre y el alma”.

El historiador Solano coincide con Cabalceta en que la marimba es más que un instrumento.

“El caso de Guanacaste es único en Costa Rica porque se desarrolló la técnica de construcción de la marimba y los bolillos, de tratamiento de las maderas y el afinamiento. Esas técnicas no se encuentran en ninguna otra parte del país”, observó Solano.

Por otra parte, la declaración del Día Nacional de la Marimba busca fortalecer una tradición que también involucra al marimbero –la persona que fabrica el instrumento– y al marimbista, –la persona que lo ejecuta.

“Afortunadamente existen excelentes constructores en Liberia, Santa Cruz y Nicoya quienes se esmeran por mantener viva la tradición y enseñarle las técnicas a las nuevas generaciones”, declaró Cabalceta.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios