Medio Ambiente

Guanacaste, un escenario de Grandes espectáculos naturales

This post is also available in: English

En Guanacaste no hay grandes teatros ni estadios, pero en esta ardiente provincia, de 10.140 km², ocurren algunos de los espectáculos naturales más sorprendentes de Costa Rica.

Esos momentos en que la naturaleza parece mágica están plasmados en el más reciente libro de la editorial Ojalá Ediciones, Costa Rica Grandes espectáculos naturales, que documentan 29 fenómenos sincronizados de migración, apareamientos, anidamientos y concentraciones multitudinarias de animales.

El libro, que viene escrito en español e inglés, muestra imágenes de las aglomeraciones de patos migratos en Palo Verde, la de las ballenas jorobadas en Santa Elena de La Cruz y el desove de las tortuga lora en Ostional, entre otros espectáculos.

Recopilar todas estas escenas y descripciones les tomó tres años de investigación a las escritoras Michelle Soto, Yazmín Ross y el escritor Ernesto Carman. Las fotografías son de Luciano Capelli y 14 fotógrafos más, especializados en fotos submarinas.

Soto, quien es periodista y tiene 16 años de cubrir temas de ambiente, explicó que todos los espectáculos están científicamente documentados: analizaron investigaciones, documentos científicos, tesis, y corroboraron los datos con distintos expertos.

La periodista comentó que, a diferencia de otras provincias, el Área de Conservación Guanacaste (que además es Patrimonio de la Humanidad) es una de las zonas protegidas mejor diseñadas, pues incluye desde montaña hasta costas. Es un corredor biológico de mucha biodiversidad.

Por su parte, Capelli contó que aunque la investigación se realizó en tres años, muchas de las fotografías las comenzó hacer desde hace diez, pues tuvo que asistir hasta ocho veces a un mismo fenómeno para capturar la imagen.

“Una de las cosas más impactantes es ver a las manta saltando. Se pueden ver hasta 500, pero es bastante complicado encontrar un buen ángulo y lograrlas captar”, contó el fotógrafo.

El libro tiene un costo de 19.500 y está disponible en las tiendas de Automercado. La Voz de Guanacaste presenta aquí las escenas más impactantes de Guanacaste.

 

Aglomeraciones de Patos migratorios

Foto por Luciano Capelli.
¿Dónde? Parque Nacional Palo Verde
Época de avistamiento: Enero, Febrero y Marzo
Muchos de estos patos vienen de América del Norte. Algunos viajan desde Alaska. Cuando se acerca el invierno en el norte, estas aves huyen de la escasez de alimento.

 

Reproducción de fragatas

Foto por Luciano Capelli.

¿Dónde? Isla Bolaños
Época de avistamiento: De diciembre a enero
La fragata es un ave de un 1 metro de largo y 2 dos de apertura. Estas aves se reúne en Isla Bolaños para reproducirse, ya que aprovechan los vientos alisios que soplan al noreste para enseñarles a las crías a volar.

 

Agregación de falsas orcas

Fotos por Diego Mejías

¿Dónde? Isla Catalinas
Época de avistamiento: Enero y Febrero
Su nombre no tiene mucho misterio. A estos delfines se les llama falsas orcas porque se confunden con ballenas, debido a su gran tamaño. Los machos pueden alcanzar los 6 metros de largo y pesar hasta una tonelada. Quienes bucean pueden tener la suerte de ver hasta 100 de estos delfines nadando juntos entre enero y febrero.

 

Salto de mantas

Foto por Luciano Capelli.

¿Dónde? Bahía Santa Elena.
Época de avistamiento: De diciembre a febrero
El salto de mantas es una de los espectáculos más sorprendentes de Guanacaste. En ocasiones se pueden ver grupos de hasta 20 o 30 mantas haciendo acrobacias en el aire. Algunos biólogos marinos creen que estas acrobacias les sirven para quitarse de encima las rémoras que suelen pegarse a sus cuerpos, para huir de sus depredadores, o bien para comunicarse. Otra hipótesis sugiere que es parte del cortejo de reproducción o que se trata de un simple juego.

 

Aglomeración de ballenas

Foto por Jose David Palacios
¿Dónde? Junquillal y Santa Elena
Época de avistamiento: De diciembre a marzo.
La ballenas jorobadas necesitan aguas bajas para parir y dar tiempo al recién nacido de salir rápidamente de la superficie. Junquillal y Santa Elena funcionan ocasionalmente como dormitorio. Es común ver ballenas amamantando a sus crías, dando clases de nado, o enseñándoles a manejar la cola.

 

Reproducción de sapos amarillos

Foto por Luciano Capelli.

¿Dónde? Parque Nacional Santa Rosa
Época de avistamientos: Abril y mayo
Durante todo el año estos sapo son de color café, pero con las lluvias cambian a un color amarillo fosforescente para impresionar a la hembras, pues las deben conquistar para el apareamiento. Las hembras también pueden cambiar de color, entre rojo y amarillo, pero no tan intenso como el de los machos. 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios