Medio Ambiente, General

Hay qué calor!, qué viento!, que frío!, qué lluvia, que climita…

 

Quejas, quejas y más quejas se externan cuando se siente calor o se sufre de insolación por la subida de la temperatura climática, esa pareciera ser la actitud más fácil de tomar, sin embargo bien vale pena preguntarse cuáles son los motivos principales que provocan el progresivo cambio del clima en el mundo. Si hablamos de ellos las respuestas son variadas, hemos escuchado hablar de que es el llamado cambio climático, está también la explicación casi que preferida por todos: la contaminación ambiental y de ahí nacen otras como: el exceso de basura, la emanación de gases, las quemas, los residuos, etcétera, etcétera y etcétera…

Por milenios, por siglos, por décadas… hemos escuchado conferencias, charlas y no faltan las quejas sobre el clima, por lo general la persona externa muy bien su preocupación por la situación en lo referente al tema de la contaminación ambiental y realmente hay una queja contínua hacia los meses de sequía y días calurosos. La verdad es preocupante, éste año para un gran sector del territorio nacional se pronostica una sequía.

Ciertamente, hay una necesidad, una urgencia, acaso es la lluvia ¿será eso?, en términos de urgencia la respuesta es SÍ ya que sin lluvia no hay agua y sin ella no podemos vivir, pero como se hace para obtener agua ¿si se talan todos los árboles y se queman todos los bosques? Entonces, otra alternativa es la  ayuda monetaria del gobierno, pero eso tan solo se transformaría en una medida paliativa, ya que volvemos a lo primero: sin agua no hay vida. Aquí hay un problema serio, y si no hacemos algo pronto nos quedaremos del todo sin posibilidades. La emergencia no es el agua, ya ella se está acabando hace rato, la o que urge es un cambio de actitud, uno que nazca desde cada corazón, desde cada pensamiento, todos podemos hacer algo.

Hay que ser honestos señores, señoras, jóvenes, niñas y niños, necesitamos la cura total y es un cambio de actitud, adquirir un puesto en mi propio hogar, transformarme, corregirme, desde adentro: reciclando, reutilizando los materiales, rechazando el consumo de productos que vengan empacados en materiales no reciclables y sobre todo no esperando a que sea la municipalidad de mi comunidad que lo haga, o el vecino, o la entidad … , haciéndome responsable de los desechos, fabricar mi propia huerta de lombrices para producir abono y alimentar mi huerta que yo mismo cultivaré…

Solo predicando con el ejemplo,  haciéndome cargo de mis propios desechos y actuando en comunión y respetando el medio ambiente, porque las quejas no van a significar un cambio en nada, que hacemos con decir frases como: hay que calor!!!, que bochorno!!!, qué climita!!!, que tal si lo cambiáramos por:  voy a ir a sembrar un árbol!!, voy a recoger ésta basura que alguien tiró y la voy a reciclar!!, éste fin de semana voy a ir a limpiar el río que está cerca de mi casa!!, nunca más voy a quemar los desechos porque no voy a volver a producirlos!!!.

Dejarse de quejar y tomar acción en la situación es la actitud más difícil pero es la cura, es la solución. Dígase usted mismo: Yo soy el motivo principal que provoca el progresivo cambio climático en el mundo, en mi país, en mi comunidad, en mi casa y por eso solo yo puedo revertir lo que hoy sucede, repítalo: ¡YO soy el cambio! 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios