Regional, COVID-19

Hospitales de Guanacaste operan al límite en la atención de casos covid

This post is also available in: English

Los hospitales La Anexión de Nicoya y Enrique Baltodano de Liberia ya están funcionando bajo la modalidad dual, es decir, internan pacientes con COVID-19, además del manejo usual que dan a otras enfermedades. Inclusive, en algunos días de setiembre sobrepasaron la capacidad de camas habilitadas para la atención de casos covid.

Ante la situación, los centros médicos siguen un plan para aumentar las unidades covid, pero las autoridades no descartan que, pese a las medidas, la saturación nacional y regional ocurra pronto. 

La presión por el aumento de contagios llevó a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) a habilitar paulatinamente los hospitales regionales y periféricos para la atención de enfermos por covid, pese a que la estrategia inicial de la institución era concentrar a estos pacientes en los centros médicos nacionales (Ceaco, México, San Juan de Dios y Calderón Guardia). 

“Hoy vamos a hacer una reunión con los directores, pero empiezan a ser hospitales duales el de San Carlos, Puntarenas, Pérez Zeledón y el de Limón”, dijo el gerente médico de la Caja, Mario Ruiz, en la conferencia del 11 de setiembre.

Aunque Ruiz no anunció a los hospitales de Liberia y Nicoya dentro de esa lista, ambos internan pacientes con covid desde abril e inicios de setiembre, respectivamente, detallaron los directores de estos centros médicos y el coordinador regional COVID-19, Bismarck Villegas. 

Según la estrategia actual, el hospital de Nicoya acoge a pacientes leves o moderados y traslada los casos críticos a San José. La mayoría de los internados actualmente contrajeron el virus en un brote intrahospitalario. 

El hospital de Liberia, en cambio, tiene personal y equipo para atender leves, moderados, críticos y de cuidados intensivos, pues ese centro médico sí tiene intensivistas (médicos con especialidad en tratar pacientes gravemente enfermos hospitalizados en unidades de cuidados intensivos).

Algunos pacientes se trasladan a la meseta central, siempre y cuando tengan condiciones para su traslado”, dijo el director del centro médico, Marvin Palma. “Pero si no tienen condiciones y están muy críticos, mejor los dejamos aquí y son vistos por el intensivista ”, agregó. 

Capacidad  al borde 

Desde el inicio de la pandemia, los centros médicos destinan áreas para la atención de pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19. 

La modalidad dual plantea una ruta para que los hospitales aumenten los espacios de sus unidades covid. Esta es una tarea ya en camino según explicó Villegas, pero que igualmente tendrá un límite en camas, equipo y personal. 

“[Los hospitales de Guanacaste] han estado a una capacidad máxima, pero eso es fluctuante. En algún momento están muy llenos y de acuerdo a los recuperados se logra dar algunos egresos, quedan algunas camas libres y al día siguiente, por la dinámica de la misma pandemia, se vuelven a llenar”, relató Villegas. 

El hospital de Nicoya pasó de seis camas, que preparó desde que inició la emergencia nacional, a 12 y ahora a 16, con la posibilidad de llegar a un máximo de 32 camas. 

“Nosotros ya tenemos disponibles las 32 camas”, dijo a La Voz el lunes 21 de setiembre el director del hospital de Nicoya, Anner Angulo. “Lo que pasa es que tenemos que poner más personal (…) y ya estamos haciendo todo el proceso de gestión de contratarlo”, aseguró con voz intranquila porque ese día estaban a la máxima capacidad de hospitalización, que era de 12 camas. 

Días antes, aseguró, tuvieron internados 14 personas con covid. “Con dos pacientes de más, como dicen, nos reorganizamos para la atención”, dijo. 

Angulo no descartó que en los próximos días o semanas deban atender pacientes críticos. “Yo esperaría que los equipos [del hospital de Nicoya] sean suficientes, pero el mensaje hacia la población es que, por favor, mantenga todas las medidas de precaución y de contención porque no van a haber centros de salud que puedan atender en forma masiva a una población contagiada por covid”, insistió el médico.

En junio, un equipo del Área de Salud de Nicoya visitaba a familias del cantón para realizarles la prueba que detecta el COVID-19. Foto: César Arroyo Castro

El área covid del hospital de Liberia también ha ocupado todos sus espacios. El director del centro médico, Marvin Palma, aseguró que lo vivieron en la segunda semana de setiembre. “Tuvimos 16 pacientes y en ese momento teníamos 16 camas”, relató. “Estábamos al tope, pero logramos extendernos a pediatría”. 

Con el área de pediatría, ahora pueden internar 24 pacientes leves o moderados y 12 en cuidados intensivos. También están contratando más personal y adquiriendo tres ventiladores más para sumar a los seis que tienen actualmente. 

Hemos tenido que meter gastroenterólogos, emergenciólogos, internistas, oncólogos, geriatras. Ya no damos abasto, porque el intensivista no podría cubrir todos los días, entonces hemos venido formando un montón de disciplinas, que están colaborando para las guardias y el cuido de estos pacientes”, detalló.

Un posible colapso

Si los espacios covid en el Gran Área Metropolitana (GAM) colapsan, el plan de la CCSS en la Región Chorotega es que el hospital de Liberia atienda a los críticos y que el de Nicoya a los leves y moderados. “Y que el CAIS (Centro de Atención Integral en Salud) de Cañas y el Hospital de Upala sean libres de covid para que nos den apoyo”, dijo el Dr. Marvin Palma. 

Sin embargo, el número de hospitalizaciones también es crítico  en la provincia. Al viernes 25 de setiembre, el hospital de Nicoya tenía 12 pacientes internados  en estado leve o moderado, y solo cuatro camas libres. Por su lado, el de Liberia registra 10 pacientes en UCI (cuidados intensivos) y 5 en salón (21 camas libres). 

La capacidad nacional de unidades de cuidados intensivos podría saturarse entre el 5 y el 9 de octubre, dijo el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexánder Solís en la conferencia del 22 de setiembre. “Esto no tiene que ver con miedo, es un tema de realidad”, agregó. 

Ese día, según información analizada por Delfino.cr, las unidades covid estaban a una ocupación de 47,48% para camas para moderados y 84,41% para camas de cuidados intensivos. Y este lunes 28 de setiembre, según el mismo medio, las camas de moderados se mantienen en un 47.55% y las de cuidados intensivos en 75%.

“Este punto en donde nos encontramos, en donde seguimos no tan lejos del posible colapso de los servicios de salud, lo han enfrentado muchos países”, dijo el ministro de Salud, Daniel Salas en la conferencia de este lunes 22 de setiembre. 

Los análisis han indicado que la tasa de contagio ha estado disminuyendo, sin embargo, también estamos conscientes que tenemos que aumentar la capacidad de las pruebas. Tenemos que retomar las estrategias de ir en la búsqueda comunitaria de casos”, reconoció.

En caso de que los espacios UCI se saturen, los médicos deberán decidir a cuáles enfermos dejarán sin atención. 

El gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz, dijo en la Asamblea Legislativa la semana anterior que “la consigna es salvar la mayor cantidad de vidas posibles (…) pero al final prevalecerá el criterio del personal de salud y esto será una realidad a mitad de octubre si no bajamos la tasa de contagios”. 

Según Ruiz, los profesionales tomarán como referencia el documento Lineamientos Bioéticos ante la pandemia por SARS-CoV-2. 

Este lunes 28 de setiembre Costa Rica registró 730 nuevos contagios, 69 de ellos por nexo epidemiológico. En total, el país acumula 73.714 personas con COVID-19 y 861 muertes asociadas al COVID-19.

La provincia de Guanacaste ha tenido 1.994 personas con COVID-19, de las cuales 1.072 ya se recuperaron y 21 fallecieron. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios