Turismo

Hotel Punta Islita: el valor de ser sostenible e independiente

This post is also available in: English

Al entrar al hotel, lo primero que uno siente es paz y armonía con la naturaleza. De inmediato nos recibe Marvin Seas, Concierge, o mayordomo del hotel, quien cordialmente nos muestra las instalaciones y nos acompaña durante el recorrido. En el Hotel Punta Islita ningun detalle está dejado al azar.

Ubicado en la Península de Nicoya, en la comunidad de Islita, este hotel cinco estrellas se convirtió en el primero en Centroamérica en ingresar al Autograph Collection, la cual es una colección de lujosos hoteles increíbles e independientes, seleccionados por su atrevida originalidad, carácter excepcional y detalles exclusivos.

El hotel está compuesto de 56 habitaciones dividas en Standard, Deluxe, Suites, Casitas y Villas. Al entrar a la habitación deluxe, el aroma a madera fresca inunda nuestros sentidos. Cada una de las habitaciones es una muestra de balance entre la comodidad y la sostenibilidad con el ambiente, manteniendo el estilo costarricense usando maderas nativas de la zona.

Actualmente, en temporada baja el hotel brinda trabajo a 80 personas, mientras que en temporada alta el número asciende a 100, siendo el 93% personal de la zona, según detalló.

El hotel fue construido en junio de 1994 bajo el diseño del famoso arquitecto Ronald Zürcher, hermano del propietario Harry Zürcher, ambos costarricenses. El hotel esta incrustado en la montaña para otorgar una vista espectacular de la playa. Su diseño incluye muchos detalles de madera, ranchos con hojas de palma, azulejos coloniales, jardines tropicales, y piscinas con vista al mar.

Desde su creación, el hotel ha impulsado una serie de prácticas de turismo sostenible como el apoyo al Programa del Refugio de Vida Silvestre Camaronal para proteger los huevos y propiciar el retorno de las tortugas marinas. 

Seas estimó que la inversión hecha por el hotel en materia de responsabilidad social asciende a los $300.000.

Además, ha financiado The Ara Project, el cual es un albergue para la reproducción y protección de las lapas rojas. Hasta el momento, el proyecto ha permitido la liberación de 75 lapas a su habitat natural y existen 19 en libertad las cuales están a diario en el albergue y pueden ser vistas con facilidad y otras 13 en cautiverio, según explicó Charlie Fayers, biólogo a cargo del albergue.

Recientemente, la empresa también ha gestionado proyectos en la comunidad como la Escuela de Música, donde los niños reciben clases de percusión e introducción a la marimba bajo la tutela del profesor Gerardo Mora.

A estas clases asisten niños de las comunidades de Corazolito, Islita, Pilas y Pueblo nuevo. También, el museo de arte, que opera desde hace 10 años ofrece piezas de 50 artistas del lugar para su venta y distribución.

El Hotel tiene como meta continuar con estos proyectos, así como avanzar en la construcción de la segunda etapa del aviario para reproducir y liberar más lapas.

“Nuestra meta es seguir comprometiéndonos con la comunidad y brindar un servicio de alta calidad a nuestros huespedes”, explicó Seas. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios